"...tengo una alfombra de jornadas y el tiempo hecho pelusa, de tanto enredarse en esa sensación pegajosa de la nada."
Comentario poemado de Noviembre 2008, escrito por J. de la Vega Z+-----[Poemas bajo tu balcón]


Aquí esgrime el Zorro+-----[SoneZtosII]+[PoetiZandoFeisbuk]+[LaSima de los Vuersos]+[DiarioÐLolita]+[Balcones]+[ZVisión+-]+[MemoriasLiteratura]+[Ilusiones]

*

el rugir del agua



Somos moléculas de agua
en estado líquido
cuando estamos vivos
somos hielo cuando muertos

somos vapor si a punto de nacer o haber nacido


En oriente y su arte del té, te hallé

allí me fijé en algo siempre oído

tu rugido

grave, constante, intenso


El recipiente al fuego

y de pronto se elevan entre todos nosotros

bolas de vapor, pequeñas, luego grandes

y el rugir de millones de moléculas


Es el momento, para el sabio, de elevar el cuenco

añadir el té

reposar un tiempo


En el descuido sordo, bullirá como magma

y lo que nace será vapor de agua

nube, humedad y un cuenco seco

sin futuro, sin pasado, sin historia

el agua avisó como viento entre los bosques
y en el fragor el presente pasa sin nosotros

otra generación evaporada
que el ciclo vital condensará de nuevo
en rocío, en lluvia o blanca mancha.


Quizás esta vez, un té verde
apenas oído el rugir del agua,
nos aguarde
y un sorbo nos comparta
en otra forma más humana,
líquido espeso, rito y parte.

J. de la Vega Z+





Notas:
Fotografía de un árbol de Té [fuente: The Spirit of Tea]
Vídeo: Selección de escenas por Z+ de la película 'Seda'(Silk 2008) basada en la novela (corta) 'Seta' 1996 del escritor italiano Alessandro Baricco.

Safe Creative #1109110043309

56 esgrimieron la palabra +-----:

Merche Pallarés dijo...

Su entrada de hoy, mi querido Sr. de la Vega merece estar en la serie del agua que tan magistralmente nos proporcionó nuestro querido profe, PEDRO O.E. El té verde es lo primero que tomo cada mañana acompañado de miel y lecitina de soja (natural, NO transgénica...). Creo que sigo siendo "molécula de agua" porque sigo estando viva (por ahora). A sus pies, M.

Gizela dijo...

Simplemente diferente… es fresco y tierno e inteligente
Deja un saborcito amargo que empuja a leerlo de nuevo, y saborearlo con calma y pausa, al igual que una buena taza de té verde, después de su reposo en el cuenco, a fin de sentir el momento y agudizar la imaginación
Muy suaves y bellos sus rugidos poéticos
Fue un verdadero placer este momento
Un beso grande poeta!!

mujer asilvestrada dijo...

Hermosa su ceremonia del te. Leyéndole rememoré una frase leída, no recuerdo en que libro, de Yasunari Kawabata:

Todas las cosas siguen el camino del agua.

HoneyBB dijo...

Qué hermosa la frase de Kawabata... Gracias, Mujer Asilvestrada, gracias miles.

Mi querido De la Vega, es hermoso leerle cómo el agua se adueña de todas las virtudes del resto de los elementos en la esperanza de hombres mejores.

Reciba un beso húmedo.
Suya siempre.

mujer asilvestrada dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=1223ywLGwBI

Señor De la Vega dijo...

[Merche Pallarés] Mi querida Señora,
Muchos mereceres para mi poca cosa, aunque los caminos del agua del Señor Ojeda y el mío, siendo parecidos son distinta cosa. Ya aclaraba Heráclito eso en clave metafísica, "Ningún hombre puede cruzar el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el agua serán los mismos."
Usted es molécula viva y rugiente, eso sí que no lo dudo, y así sea y por muchos ciclos.
Besos y Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Gizela] Mi Señora Gizz,
Mi lectura es más astringente que lo fuese cualquier té abandonado a sus taninos.
Un minuto de mis versos basten y sobren para moderar el susto, sin caer en lo áspero de un Zen Verde y el disgusto.

Que placer el leerla, ¡cuánto tiempo! alegría proporcional a la envidia que yo muestro por sus paseos acompañados en Venecia; caminos de agua sin duda; que solo en Venecia totalmente se perciben, porque si no te apañas, lo siguiente es que tropiezas y te bañas.
Besos y Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[mujer asilvestrada] Hermosa la canción de Serrat y la entrada que usted en su balcón ha publicado.

Supongo que la frase que me deja, pudo ser del Señor Kawabata, escritor que se embelesaba en la percepción de la belleza, y que apuesto participaba del símil del agua con el Dào (camino), como menciona el libro del Tao en la naturaleza espontánea “La suprema bondad se comporta como el agua. El agua llega a todas las cosas y las favorece, porque no busca el poder. El agua permanece en los lugares que otros desdeñan. Esto hace que se parezca al Dào."

Sin duda, además del Dào, compartió más gustos, y apuesto que si Kawabata no leyó al poeta Lu Yu, perdería igualmente el tiempo como yo, escuchando el rugir del agua, para luego transcribirlo en lo que escribe: [... “La encargada de la posada le había prestado una vieja tetera de Kyoto con flores y pájaros tallados en hilo de plata.
Cuando el agua hervía soltaba un sonido similar al del viento entre las hojas del bosque. Shimamura acercó el oído a la tetera y creyó distinguir el soplo de dos brisas diferentes: una más cercana y otra más remota. Por detrás de la más remota, alcanzaba a oírse el tintineo de una campana. Se concentró aún más en el sonido y descubrió en ese tintineo lejano el compás rítmico y leve de los pasos de Komako. Se incorporó bruscamente. Había llegado el momento de partir.”
...] 1947 ‘Yukiguni- País de Nieve’ Kawabata Yasunari.

Nunca me resultó casual que otros hayan escrito de lo que yo escribo, o que oyesen también ellos o ellas, moléculas conocidas en el rugir del agua, me resulta mucho más incompresible los que nada perciben, a pesar del ruido de la vida por mostrarse o por mostrarnos.

Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[HoneyBB] Mi deseada Señora Honey,
Como bien sumará quien quiera sumarlo, baste con leer las etiquetas de esta entrada, para situar mis versos en una reseña a la esperanza, más que nunca necesaria; porque el rugido social se eleva cuando el crisol se calienta ante los fuegos de la vida, y es con anterioridad a evaporarnos, cuando la infusión nos busca más intensos y podemos extraer lo mejor de lo humano con la experiencia de mezclarnos, sin necesidad de congelar la sangre o de buscar un cielo prematuro como nubes.
Tiene razón, yo quiero confiar en el rito mundano de la inteligencia y del buen gusto.
Besos en el borde de su cuenco.
Suyo, Z+-----

mujer asilvestrada dijo...

El mejor de los hombres es semejante al agua,
la cual beneficia a todas las cosas, sin ser contenida por ninguna. Lao Tse (Tao te Ching)

-HoneyBB, de nada. Un placer.

Gizela dijo...

No es para nada astingente..
Es como el té verde...amarga el paladar su fermentada hoja, pero gracias a eso, permanecen intactas en el brebaje, las propiedades sanadoras
Cosa que no sucede con la hoja tostada al fuego, pues se queman sus encimas oxidantes.

Como continuación a sus anteriores ediciones sobre el mismo tema, sigue siendo denuncia y apoyo, pero armado de versos frescos, tiernos e inteligentes
No había tenido tiempo, ni lugar para comentarlas, pero si las había leído…y son magnificas, en su estilo literario, pero mayor valor tienen para mí, por su entrega apasionada y justiciera, ante un renacimiento
Pero valga esta oportunidad, para felicitarlo
No pude asistir a Sol, pero si asistí a un par de asambleas en Logroño
Merece todo mi apoyo el movimiento
De todo lo escuchado y leído, habrá cosas en las que estoy al 100% de acuerdo y otras que no comparto.
Pero siempre he pensado a lo largo de mi vida, que lo importante es moverse. Si accionando se comenten errores, siempre la dinámica permite subsanarlos en el camino, pero en la inmovilidad, como en el miedo a lo desconocido, o a viejos errores, sólo se estanca la vida y sus circunstancias en la nada arrida.

Sobre mi estadía en la Serenísima, tropecé y me mojé...no con el agua, sí con su encanto
Y sentada en un campo del sestiere de Dorsoduro, bañada de el silencio de una tarde, pensé en los elefantes que buscan en el ocaso de sus vidas donde terminar con sus marfiles y recorren un camino que probablemente nunca recorrieron antes... pero que sabe hacer.
A mí también me alegra mucho tener oportunidad de volver a leerlo y haber tenido el honor de comentarle.

RINASCIMENTO

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Ojalá tun té verde fuera capaz de salvarnos de nuestros propios pecados. El agua terminará anegándonos.

Señor De la Vega dijo...

[mujer asilvestrada] Mi querida Señora,
En cuatro entradas como esta, declararé público monasterio las grutas de mi cueva.

Hay unas frases de Confucio que vendrían al caso, una sobre su último comentario citando al Dào, a la que yo sumaría la que dice el maestro: “Cuando veas un hombre bueno, piensa en imitarlo; cuando veas uno malo, examina tu propio corazón.

Otra en relación a mi ironía humorística, de la cual estaba bastante descuidado el chino, porque él era hombre de gobierno, bastante práctico y contra el caos: “Un erudito que no sea serio no inspirará respeto, y su sabiduría, por lo tanto, carecerá de estabilidad.” me conformaré con media sonrisa y con otra en la que decía “No todos los hombres pueden ser ilustres, pero pueden ser buenos.” y no estaría mal aquella otra recordatoria también práctica “Aprender sin reflexionar es malgastar energía.” Aunque yo, nuevamente ni una cosa ni otra ;-)

Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Gizela] Mi compañera Gizz,
Mi presencia en Sol es apenas rayo, mi entrega es poca y mi egoísmo tanto.

No pretendo ser erudito del Té, porque mentiría si negase que soy hombre de chocolate espeso, e incluso picante, así que corregirla en la recolección, elaboración, uso y propiedades de las miles de variedades de té existentes, va más allá de mi ánimo, aunque usted fermente al verde y no lo tueste al fuego, ni siquiera al Sol.

Mi metáfora se centra en la observación del agua, y aunque ya en la adolescencia jugaba con retortas y destilaba elementos, fue de adulto en la mirada oriental del rito del té, donde aprendí a escucharla, sin duda un camino de iniciación que se remontaba al menos en China por milenios.
Ser observador en la distancia, del proceso físico-químico, no es lo mismo que ser molécula en el mismo crisol social o revolucionario, bajo el fuego de los acontecimientos. Así las señales del rugir del agua, no se perciben igual estando dentro, y no hay sabios que sepan cuando elevar el cuenco en el momento justo para convertir clamor en infusión de mejora y convivencia.

Siguiendo con mi metáfora añadiría, algunos apuntes del poeta Lu Yu, porque además del sonido cuenta el estudio de la vista, así en el primer estadio de la ebullición, el vapor empieza a elevarse en pequeñas bolitas de gas 一沸 también conocido como “ojos de cangrejo”, si se espera más tiempo las bolitas de gas son más grandes y ya se asemejan a “ojos de pez” y este segundo estadio 二沸 es óptimo para retirar un poco de agua con una cuchara de bambú y guardar, para llegar al tercer estadio de ebullición 三沸, y es entonces, cuando el rugido del agua se vuelve casi marino y sin dejar que el agua sobrehierva, se agitaría con un palillo, creando un torbellino, se añadirá el agua reservada del segundo estadio, para bajar la temperatura a la ideal y se añadirá el té, esperando que se formen las burbujas espumosas (mo) con toda su esencia. Luego se vertiría la infusión en una tetera “wan” sin perder la espuma y se continuará con el proceso de servirlo...

Yo no sé en que estadio estamos, ¿ojos de pez?, ¿rugiendo como mar o con ojillos de cangrejo?, tan solo espero no nos volvamos agua vieja, sobrehervida y mucho menos en crisol evaporado de ilusiones.
Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Pedro Ojeda Escudero] Mi Señor Ojeda,
Seguramente que calentar agua para preparar un té verde a sabiendas que nos anegará un tsunami de indiferencia y resignación, parecería un rito inútil, pero incluso bajo el mar no todas las moléculas somos iguales ni disolvemos los mismos pecados.

Y a la poesía gracias, como dijo el poeticador Señor De la Vega, después del universal diluvio, "llovió tanto que el mar me supo dulce".

Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Gizela] Mi querida Señora Gizz,
Me quedó su segunda parte del comentario por contestar y ya la envidia me ennegrece.
Y es que en la última semana ésta es la segunda vez que escribo un comentario con el sottofondo de Venecia.

No se tome a mal mis consejos prácticos en la ciudad de los canales, que eran continuación a la dialéctica Tao, porque el taoísmo para mí, debe ser básicamente práctico para dar juego a la mente y sobrevivir el día, sin menospreciar lo profundo de la vida.

De esa urbe anclada en el pasado ¡qué decirle! si Roma es mi hija, Venessia es mi amante eterna.
Nunca he vivido allí, porque sino, hubiese sido ella mi esposa, y no lo es, ni lo será.

Y aún sabiéndonos hechos el uno para el otro, no hemos convivido, ha sido mucha la distancia, pero nunca en el olvido, también en la pasión, pero eso apenas suma nada al pasar de los años, y sí que suma el saber que allí está; eterna y a tu lado cuando la necesitas y que en el mundo existe una ciudad donde el silencio en la noche manda y los ecos de los amantes suenan en los callejones, los canales y las plazas, para seguir amándote como cuando la conociste, con canas o sin ellas.

No sé donde acabaré mis días, como ya he dicho, si tu hija es Roma y tu amante aún te adora, el camino es de agua y la fontana calma la anciana hora allí en Italia, no creo que fuese mala patria.

Pero considerando que viviré 100 años, es pronto para caerme todavía en sus canales, y prefiero imaginarla lejana, serena y seductora.

Si además se transfiere Gizela, quizás la Serenísima República de Venecia recupere bajo otra máscara a su Giacomo Girolamo Casanova.

Un beso de quien sabe que la quiere, Suyo Z+-----

Gizela dijo...

Jajajajajajajajajaja!!!!!!!!!!!!!!!
¡Cómo me alegra ese vaticinio y determinante decreto, de que vivirá 100 años!!!!!!
DIGO AMÉN Y SE CUMPLA!!!!!!!!!!!!!
Así si Gizela se muda a la serenísima republica, cuando muera (mucho antes que usted) será enterrada en la isla San Michele y usted podrá llevarle flores alguna vez…bueno mejor no sean flores
Ya que todo es Tao y moléculas y burbujas, prefiero cambiar las flores que igual se marchitan al intenso calor, y sentirme mucho más fresca con un ...
“derrame- brindis” sobre mi tumba, de una copa de prosecco bien frio ¡!!!
Un brindis entre el más allá y el terrenal acá!!!!!!! jajajaja!!!!
Pero mientras estoy viva en Madrid...le dejo un beso, al tiempo que saboreo uno y brindo por usted y por sus poemas y por sus 100 años!!!
Yo también lo quiero

chatnoir dijo...

De casualidad he topado con su blog...y alucinada me he quedado!

;)

Saludos desde las trincheras.

Gelu dijo...

Buenas noches, Señor De la Vega:

Gracias por el enlace maravilloso, de su fotografía con -The spirit of tea-que he visto completo.

El vídeo que usted ha seleccionado de 'SILK' me ha gustado mucho, todo, excepto los planos en los que aparece Michael Pitt.
No me gusta este actor, y menos aún para este papel de Hervé Joncour.
¿No podían haber escogido a alguien como Matthew Macfadyen, para volver a trabajar con Keira Knightley?.
La preciosa Sei Ashina, en el papel de la concubina ("muda")y Koji Yakusho, en el de vendedor de gusanos de seda, muy bien.
El ritmo lentísimo y la fotografía, estupendos.
He leído el libro en la red, así que no puedo indicarle la página exacta, pero me ha impresionado:
(...)“hasta que al final te bese en el corazón porque te quiero”
Como fémina occidental romántica, con el salto del tiempo, afortunadamente lo transformaremos en:
Nos besaremos en el corazón, porque nos queremos o
Se besarán nuestros corazones (a elegir).
Duele tanta sumisión, aunque sea muy poética. ¡Qué terrible vida para la mujer en esa sociedad!.

Saludos.

P.D.: 1.- Un gran poema el suyo, y del color de la esperanza, tan necesaria.
Volveré a comentar, si me lo permite, mañana.
2.- Le confieso que puse mi entrada de Alessandro Baricco, después de ver la suya.

Señor De la Vega dijo...

[chatnoir] Mi Señora,
Esta es su cueva, si gusta.
De momento, siéntase libre de explorarla, seguro que después apreciará con más fuerza sus trincheras.

Alguien una vez me dijo, "si pones nervioso al gato, no te quejes luego"

Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Gelu] Mi Señora,
¡Qué le puedo decir! que me de la gracias por enlaces de Internet me parece excesivo.

Estoy de acuerdo con usted sobre la película “Silk”, no me gusta el actor ni su interpretación y salvo honrosas caracterizaciones, coincido en las que menciona y la fotografía, no me gustó la película, me aburrió, fue más lenta que el libro, además de censurada brutalmente en la famosa carta, en fín, yo la doy por suspensa.
El proceso fue el siguiente, más allá de mi metáfora sobre la ebullición y el 15m, y pasando la discusión en comentarios a la imagen Zen y daoísta, estaba esa noche por ver una de las muchas películas almacenadas en disco duro hace tiempo, y me decidí por Seda, y una vez vista, me di cuenta que para lo único que servía era para hacer un par de cortes que ayudasen a visualizar junto a mi poema, vapor, líquido y sólido helado junto a una molécula japonesa; y me pareció aunque no perfecta, pero sí bien traída esa escena de Seda en la casa de té. Así que luego lo subí a youtube.

Mi experiencia con el texto de Baricco fue bien otro, me lo regaló una dama recién publicado, indicándome que en él se encontraba una carta que en la literatura actual le resultaba la expresión más romántica y erótica que había leído. Acepté el regalo como una insinuación, y si bien la carta es poderosa, (fue lo primero que leí), no llegó a sorprenderme; y sin embargo quedé subyugado por la historia, mucho más intensa que lo sexual, al menos para mí que soy un enamorado de los viajes.
Igual me pasó con Noveccento, otra historia original y sorprendente, hizo bien en crear un post para la película “La leyenda del pianista en el océano”, film que me gustó, nada que ver con la mediocre película de Seda.

En la editorial Anagrama la página a la que usted hace referencia es la número 59.

Mi lectura la recuerdo en italiano, justo ese párrafo que usted elige es entre lo más romántico y lo menos explícito, así que en esa lengua lo transcribo “finché alla fine ti bacerò sul cuore, perché ti voglio, morderò la pelle che batte sul tuo cuore, perché ti voglio, e con il cuore tra le mie labbra tu sarai mio, davvero, con la mia bocca nel cuore tu sarai mio, per sempre, se non mi credi apri gli occhi signore amato mio e guardami, sono io, chi potrà mai cancellare questo istante che accade, e questo mio corpo senza più seta, le tue mani che lo toccano, i tuoi occhi che lo guardano”.

Sobre el entorno de romanticismo masoquista con el que Alessandro Baricco decora su cuento épico lírico, pues yo lo dejaría como el decorado de un cuento con muchas imágenes coloridas y fantasiosas para disfrutar unas horas con la lectura. Más allá de eso, no creo que sostenga mayor profundidad de género.

Suyo, Z+-----

chatnoir dijo...

Alucinada y sin palabras me ha dejado ;)
( Seguiré explorando su blog, si usted me lo permite...)

Saludos desde las trincheras!

Gelu dijo...

Buenas tardes, Señor De la Vega:

Le enviaré el comentario escrito previamente, mientras tengo sobre la mesa una taza de thé verde, (de bolsita) y estoy atenta esperando el rugido del agua que va a entrar en el primer estadio de ebullición.

El texto en italiano, que casi he podido escuchar en voz masculina, suena precioso.
Cuánto ha tenido que luchar la mujer para llegar hasta el lugar en el que hoy nos encontramos algunas. Imagino que siempre contando con la ayuda de algún hombre, normal, sensible, e ‘indignado’ con la situación injusta que sufrían las que él conocía y amaba.
Aún quedan, por desgracia, mujeres sufrientes que viven en tiempos del feudalismo.

Enlazaré esta entrada en una respuesta a un comentario en mi blog, de un apreciado paisano Anónimo.
Los que ha suscitado aquí su texto y sus respuestas son para imprimir y guardar.

Saludos.

P.D.: Si me quedara más tiempo, quiero decir, si viviera cien años como usted, dedicaría unos cuantos a admirar la Escritura japonesa e intentaría -como un niño de primaria- aprender Caligrafía -/Shodō

Señor De la Vega dijo...

[Gelu] Mi Señora,
Magnífica elección que haría con la escritura japonesa, a mí ya me gustaría estudiarla, como bien sabe por mi entrada “Nu Shu (女书) y la bitácora poética femenina” soy un admirador de las caligrafías Shodō especialmente en lo que se refiere a la escritura usada en exclusiva por las mujeres orientales.
Así el chino "Nüshu" (escritura de mujeres); el coreano "amkul" (letra de mujeres) diseñado inicialmente para ser incluso escrito por mujeres y como no, el japones "onnade" 女手 (mano de mujer)... todos ellos me parecen las expresiones de conjunción poética más bella que uno puede rastrear en los ojos rasgados femeninos, y ya me gustaría aprenderlo, aunque de momento aprehendo.

La caligrafía de esas escrituras, su esencia impregnada de mujer y su uso como vehículo literario y/o poético, se suma a mi suma de sumas, por ello, quedaría fuera de contexto como en el caso que tratamos del film “silk” o más especificamente en el texto 'Seta¡ del Señor Baricco, pedirle mucho al italiano (a pesar de la imaginación que le echa en sus excelentes cuentos) claves de la mujer en Oriente o en Japón; sin embargo la tecnología de hoy en día nos permite buscar en los textos orientales, y más concretamente en los escritos por ellas con su propia y exclusiva letra, porque allí podríamos encontrar con más fiabilidad la fuente primaria de sus más profundos sentimientos y deseos.

Así, cada época y espacio, nos invita a bucear en textos donde se narra el alma humana del momento, para en apnea empatizar al final con nosotros mismos. Y si sirve Joyce con su Ulisses en Irlanda y Cervantes en las Españas con su Quijote, de Japón es imprescindible leer a la Señora Murasaki con su Genji, con ello encontraremos las ineludibles diferencias entre siglos y culturas, pero ahondaremos en la infinita similitud del alma humana sin la carga de los prejuicios pro y contra del ojo ajeno.

Le pondré unos ejemplos,
Un amigo de Genji, cuenta un relato de separación con una dama, y le resumo; él la quiere dejar y ella dolida y rabiosa le muerde el dedo meñique con fuerza haciéndole mucho daño, entonces él aprovecha el evento para despedirse con unos versos, y ella le responde para nunca más volverse a ver:
He contado en mi mano cerrada
el número de nuestros encuentros,
no es solamente un dedo
el que lleva testimonio de mi pena”
ella en lágrimas contesta:
“Si todavía vuestro corazón
anhela contar penas,
entonces nuestras manos estarán mejor empleadas
en decirnos adiós
”.

Claramente en el período Heian, aunque se conocía el té, no había adquirido la dimensión que tendría en siglos posteriores y "la ceremonia japonesa del té" Cha-no-yu 茶の湯 literalmente, "agua caliente para el té" ni siquiera se menciona en el Genji Monogatari, y a pesar de la falta de té no escaseará en la novela el sake; por otro lado la caligrafía y poesía ya definía la cultura en la corte, por supuesto no existía el minimalista Haiku ni los guerreros inflexibles Samurais, ni cultivaban bonsais, ni habían nacido las singulares Gheisas, además el Zen estaba a medio camino entre el budismo tántrico y el sintoísmo. Digamos que comparativamente a Europa (sin ser cierto) Japón pasó del Renacimiento a la Edad Media.

La obra de Murasaki, sobre las andanzas cortesanas de Genji, entre poemas y prosa poética, dibujan la compleja geografía de los sentimientos, y la imposible simplificación de las relaciones humanas, donde confluyen todas las flores en jardín, que nunca es el mismo según crece y mudan las estaciones de los personajes, o lo que es equivalente, de las personas.
Termino con dos versos de Murasaki Shikibu:
Si nadie, al pasar, ha importunado al ciruelo,
¿cómo puede saberse si es amargo o dulce?


Suyo, Z+-----

Gizela dijo...

Concuerdo con la señora Gelú
El texto en italiano y escuchado en una imaginada voz masculina...¡suena precioso!
Intentaré leer a la Señora Murasaki
Me han impresionado los textos dejados en los comentarios
Besos..
y lindo final de domingo

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Deje usted que llueva, entonces, Sr. de la Vega. Además, el té verde es bueno para la próstata: me lo dijo mi urólogo en la última revisión, así que aquí me tiene usted, cafeinómano, intentando sustituir al menos uno de mis cafés diarios por una infusión. Sin mucho éxito, he de decirlo, pero aplicándome.

Señor De la Vega dijo...

[Gizela] Ya que concuerdan, aceptaré voz de macho en off recitando la carta de la 'seta', quizás les suene precioso, pero más allá de ese pequeño párrafo de la carta, cuando yo la imagino leída en voz italiana no femenina, pienso en un recital los viernes en el Circolo degli Artisti en 'La mucca assasina' en Monte Testaccio en Roma.

Que disfrute usted también la entrante semana en compañía de Murasaki y los calores de los Madriles.

Besos y Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Pedro Ojeda Escudero] Mi Señor Ojeda, el Señor de la Vega confía en la unión de las infinitas gotas de la lluvia, y así sino el presente nuestro, el futuro sin duda será dulce.

Yo el té verde, según la temporada lo puedo tomar como si fuese agua, pero sin duda donde se ponga un té moruno con esa fragancia a hierbabuena, no hay zen ni zoom que valga.
Igual con el café por las mañanas no lo iguala ninguna infusión china, he de decirle que yo no uso cafetera ni filtro, sino que el café normal (mejor lavazza-oro sustraído en Club del Gourmet de grandes almacenes) lo infusiono por 5 ó 6 minutos con agua hirviendo ( con una cucharilla remueves para que caiga el poso) finalmente sirves al decanto.

Si tengo café etíope muy molido (como harina), lo preparo a lo turco en tres pasadas apenas cuando hierve (ojo de pez), hasta crear la fina espuma.

Si no sufre de polaquiuria y nicturia, sus niveles en sangre de APS y FAS son normales, de lo que debe cuidarse es del urólogo, sobre todo cuando estos desean examinar frecuentemente la próstata, y especialmente si quisiese recitarle la carta de la 'seta' en italiano mientras le examina; entonces mi consejo sería ¡huya antes que sienta en su hervidero los ojillos de cangrejo!

Cuídese ;-) y un abrazo,
Suyo, Z+-----

María dijo...

Verá mi Sr. de la VEGA,

hace un ratito le decía a mi MARIETA, que pocas veces me arrepiento de lo que hago y bastantes de las que dejo por hacer, así que esta vez no quería que me ocurriera eso...aunque, en honor a la verdad, tampoco es que me lo haya pensado demasiado:))

Siempre me ha fascinado la cultura japonesa, aunque no conozco a penas nada de ella... el agua es una constante en su vida, en sus construcciones, en sus ceremonias, se mueven como si fueran líquidos y no sólidos... como deslizándose, sobre todo, ellas. Me encanta ver o mejor... sentir los movimientos lentos, lentísimos de esas presiosas japonesas mientras se desplazan despacito, como si volaran sobre una fina de aire bajo sus pies... esa manera ceremoniosa con la que lo hacen todo, como acariciando los objetos que tocan...

Por eso me ha sorprendido encontrar en su poema la palabra rugido...yo creo que allí, no debe rugir nunca el agua...yo creo que sólo canturrea ;-)

Seguramente, el rugido lo de el agua en occidente, donde es probable como usted dice, que el nuevo vapor que nazca, lo haga en un cuenco seco, pero yo creo que donde hay vapor... siempre hay humedad y la humedad tiende a condensarse con el calor... quizá sí, quizá debamos tomar mucho te verde cálido en occidente, para que el cuenco se humedezca de nuevo

¿Entenderá algo de lo que he escrito? seguro que usted... más que yo :-) ... mejor no releo...

Gracias por esta preciosidad y por todo.

Un beso y dulces sueños.

Señor De la Vega dijo...

[María] Mi Señora,
En japonés "Rugido del agua" sería 水のとどろき (mizu no todoroki)

Los procesos físicos son un hecho, mientras que su descripción una deconstrucción de la experiencia para construir la nueva; así donde el chino Lu Yu escuchaba un rugido, el japonés Watanabe oía el viento entre las hojas del bosque.

Yo por pura observación coincidí por experiencia lírica con ambos, como también coincido y la comprendo a usted; en Europa conseguimos radicalizar la física, seleccionamos fuertes variedades de té negro y creamos el Kettle que sobrehierve el agua hasta conseguir que la presión del vapor se olvide del rugido comprimido para atronarnos con un pito de locomotora avisando su paso.

En Japón, al contrario la minimizaron y se centraron mayoritariamente en el té verde y con ello les basta el agua casi hervida 80º-85º y lo consiguen con su incipiente rumor de brisa para servirla.

Yo en mi poema hablo de Europa, en concreto de España, pero antes me doy una vuelta por el mundo como una nube de vapor de agua.

En el mismo post que usted menciona, le comento a Marieta como epílogo a mi visión sobre el arrepentimiento “Qué nunca falte un lo siento, que nunca sobre un quiero.” ;-))

Un beso y Suyo, Z+-----

Gizela dijo...

BUEN DÍA!!!!
Jajajajaja!!!!!
Loro anche leggono poesía …sono sicura!!!!!
Piu che i maschi ……” machotes” jajajajaja
Pero no generalizaré, hay de todo en la viña…
Si yo lo leería en la Mucca assasina un viernes , con mi tonito de voz, también podría pasar por un trasvesti jajaja!!!
El texto resaltado, fuera del contexto que no conozco, suena romántico y puede ser “imaginado” en cualquier tono sexual …
Usted siga escuchándolo en una voz femenina dulce y sensual
Y nosotras en una vos de hombre romántico y enamorado jajajajaja!!!!
Lidiaré con el calor esta semana…que las predicciones, no son tan graves
El del finde lo trampeé…mi espíritu camionero me llevó a Asturias..y estuvo entre 18 y 20 y cuando regresé tarde,ya se había enfriado el aire...
Besosssssssss de mañana!!!

Gelu dijo...

Buenas noches, Señor De la Vega:

Si empiezo por orden me quedaría en su poema y no avanzaría, pero quiero dejar estos enlaces wikipedia, de:
Yasunari Kawabata y de su libro
País de nieve que parece tardó trece años en completarlo; y de
Murasaki Shikibu esa mujer escritora de la novela más antigua de la literatura: el
Genji monogatari

He encontrado este vídeo:
El príncipe Gengi en la UNED

Siempre me he preguntado: ¿cómo puede haber personas que tengan tiempo para aburrirse?.

Saludos.

P.D.: Respecto a la carta, si la lee tanto en italiano como traducida, espero que se permita la licencia de cambiar de género el texto. Ya sabe que Gizzela y yo no albergamos duda alguna, pero piense en Merche Pallarés, por ejemplo, o en alguien que apareciera por el blog de súbito.

Gizela dijo...

Señora Gelú
Disfruté yo también, muy agradablemente sus enlaces
Y sin pizca de aburrimiento, ya que le tema en cuestión es completamente virgen para mí.

Sobre sus temores...
no los sufra jajajaja!!!!
Ha quedado muy clara y “versada”, la tendencia sexual del enmascarado
Y si alguien olvidó esos versos, también están las respuestas- comentarios más cercanas en tiempo,
y muy aderezadas, con románticos recuerdos a sabor de mujeres y acento venetto, y analogía a rifles de repetición jaja!!!

Yo que usted, no me preocupara en lo más mínimo…cubiertos y protegidos quedaron todos los flancos del Zorro en sus deliciosas batallas amorosas..
cuando el amor lo asoma y arroba…

Todos y cada uno, tan cubiertos, que inclusive la hiper ácida y "casi siempre" acertada Despina dudaría en cantar:
In uomini, in soldati, sperare fedelta?
Non vi fate sentir, per carita!
Di pasta simile son tutti quanti,
Le fronde mobili, l'aure incostanti
Han piu degli uomini stabilita!
Mentite lagrime, fallaci sguardi
Voci ingannevoli, vezzi bugiardi
Son le primarie lor qualita!
In noi non amano che il lor diletto,
Poi ci dispregiano, neganci affetto,
Ne val da barbari chieder pieta!
Questa malefica razza indiscreta.
Amiam per comodo, per vanita!

http://youtu.be/DiGj0yCgN8g

Felizzzz día a los dos y muchos besosssss al aire entre burbujas...

María dijo...

Me ha encantado ese último “té” que me ha servido... yo siempre he visto su otro “te”, verde o en todo caso rojo ( este...me gusta menos:-), sobre todo el verde, me encanta, además de contener antioxidantes, es suave y muy refrescante... yo... lo suelo mezclar con menta ¡¡me encaaanta la menta!!...Otros, por el contrario, sólo lo ven negro, por desgracia hay personas que todo lo ven y les sabe toooodo negro...supongo que es porque se les ha atrofiado la imaginación de no usarla o... el paladar ;-) ...¡¡una lástima!!

En Europa, salvo en Inglaterra ( donde toman ese té negro con silbido horrible de locomotora y casi tan fuerte como su horrible cerveza ;-) no estamos habituados al té, sobre todo en el sur... somos más de infusiones de plantas... por eso, no terminamos de encajar en ninguna parte, ni con los noreuropeos, ni con los yanquis ( de lo que me alegro infinito:-), ni con los orientales... tengo la sensación, que tarde o temprano nos desgajaremos o nos desgajarán...en realidad, me temo que no terminamos de gustar a nadie.

A veces pienso que tenemos bastante más que ver con los nómadas del desierto... esos misteriosos beduinos y ese té que baten en el vaso al servirlo en sus haimas, que con normandos, teutones y vikingos varios...por mucho que a algunos les horrorice la similitud... a mi sin embargo, es otro pueblo, como el japonés, que siempre me ha parecido de lo más interesante y misterioso...


Más besos y feliz... tea at five o´clock :-)

Merche Pallarés dijo...

¡Uy! Tengo que volver y leer con calma todos los comentarios y respuestas de vuesa merced. Parecen ¡muy interesantes! Por favor le ruego que no escriba otro post por lo menos en una semana para que me de tiempo de leerlos todos. Gracias y a sus pies, M.

Gelu dijo...

Buenas tardes, Señor De la Vega:

He estado unos días, tomando thé verde, y hasta el armario de mi cocina -al abrirlo- desprende el olor que se escapa de la cajita, pero echo en falta mi café, que ahora me tomaré, como un exceso más de los muchos que me permito.

Estoy entusiasmada releyendo después de muchos años las 'Cartas desde mi celda' de Bécquer.
Quiero compartir este fragmento con usted, (de mi libro Aula.Biblioteca del Estudiante)

CARTA PRIMERA
Monasterio de Veruela, 1864

PÁG.141...saboreo en silencio mi taza de café.
pág.142...¡cuántas veces he interrumpido la lectura de una escena de La Tempestad,de Shakespeare, o del Caín, de Byron, para oír el ruido del agua que hierve a borbotones, coronándose de espuma, y levantando con sus penachos de vapor azul y ligero la tapadera de metal que golpea los bordes de la vasija!...

Saludos.

P.D.:Con su permiso, dejo en directo estos enlaces para Gizela:
Cosi fan tutte - In uomini, in soldati
Così fan tutte de
Mozart, y por si se anima a cantar el Libreto italiano y español.

Gizela dijo...

Señora Gelú
Buenas tardes a usted..
Aprovecho para saludar a Don De La Vega y dejarle un beso
Vine a saludarla mientras disfruto con uno de sus excesos , bien cargado y aliñado con unas gotas de ron venezolano
Le agradezco tanto los enlaces…y muy especialmente el libreto
También su buena intención.
Lástima que irremediablemente su objetivo, se estrella contra mi sordera musical
Ya quisiera yo ser capaz de cantar!!!
Si no fuesen Operas, al menos, alguna que otra serenata a la luz de la luna, bajo alguna ventana
O mejor todavía, pegadita a la nuca de un hombre enamorado (de mí por supuesto)
Pero es tal mi desafino, que de seguro lo perdería si se tratase de un amor y ganara un baldazo de agua fría, si el intento fuese frente a una ventana.

Por cierto en el vídeo que dejé, el personaje de Despina, es interpretado por una española:

AINHOA GARMENDIA
Dejo el enlace...a mí (sin ser para nada experta), me parece ella genial en su interpretación!!!

Por su puesto…mis respetos por Cecilia Bartoli ¡!!!
Difícilmente se puede encontrar la combinación que posee esta mujer:
Una garganta prodigiosa y además su belleza!!!!
Le dejo algo que encontré y nunca antes había escuchado
La Fiera di Venezia

Besos y feliz tarde sabatina , para usted y el hombre de esta cueva

Marina dijo...

Me gustaría ser agua y colarme en la tierra, dejarle lo suficiente de mí para que diera frutos, después salir a la superficie y recorrer campos y senderos, mientras mi sonido cantarino arrullase a los pequeños animales en su descanso. Por último reposar al sol, subir en una nube a los cielos y comenzar de nuevo un ciclo perfecto y necesario.

Gracias por su té verde, ¿me pone una nube de leche por favor? Ummm riquísimo.

Un saludo.

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenos dias Sr. De la Vega, entro y salgo de su casa..., leo... me abstraigo con tanta y buena concurrencia, pero ahora me atrevo a saludarle muy cordialmente.
No soy pintor, ni poeta, ni erudito, tan solo un currante en esta vida que gusta de aprender y sumergirse en este maravilloso mundo letras y poeticas sublimes, que Vd. comparte.
Le aseguro que es un placer, tal vez estoy equivocado por apreciar y darle un valor animico a estas experiencias pero quise dejar de ser un espectador y pase a la accion en este medio, al que denomino Bloggerandia, no como una definicion despectiva, mas bien como un mundo lleno de jovialidad y culturas diferentes, donde nuestros juguetes mas intimos, en la mayoria de los casos, gustamos de compartir.
En mi escasa comprension, creo reconocer en esta poesia el eterno ciclo de la vida, el te no es de mi gusto pero el zumo de cebada si, quizas ocurre lo mismo libandolo en buena compañia.
Como vera, no sabria ir mas alla en el analisis, como bien hacen los diferentes visitantes y amigos que aqui concurren, pero si les digo que, sus comentarios hacen que reflexione y eso es de agradecer cordialmente.
Sakudos cordiales.
Jesus

Gelu dijo...

Buenas noches, Señor De la Vega:

Hace tres días le dediqué una entrada en mi blog. Espero que le guste, pues esa fue mi intención.

Con su permiso, quiero agradecer a Gizela el enlace de Ainhoa Garmendia.
En su día busqué el vídeo youtube que nos dejó en su comentario pero no salía, hoy he buscado por Ainhoa Garmendia y he visto que había confundido en el enlace el cero por la o minúscula. Así, ahora traduzco para llegar hasta su regalo de Despina: Mozart -Cosi Fan Tutte- In Uomini In Soldato
Me alegro del nuevo comentario de Gizela, con el vídeo de Cecilia Bartoli, interpretando la música de Salieri.
Desde que ví la película de Amadeus había cogido una cierta antipatía a este gran músico.

Una vez descubierto, a usted le dejo esta aria tan alegre del mismo CD de Cecilia Bartoli: La ra la, Salieri (La grotta di Trofonio) 1785

Abrazos.

Gizela dijo...

Señora Gelú
Soy yo la que debo agradecerle
Como soy de las que …la curiosidad mato al gato…me fui de puntillas sin hacer bulla a su espacio.
Bueno la verdad es que deje el ruido de un sollozo en la escena del libro
Se salvó usted de que huí rápido y no la ahogue con mis lagrimones, pues terminé de hacerlo a solas con mi café
Pero lo que quería decir y agradecer
Fue bueno sucumbir a la curiosidad…me recordó usted…que andaba dispersa y despistada, en mi blog, con la verdadera tragedia
La del pueblo Somalí y me puse en ello!
GRACIAS!!!
Un beso a los dos!!

elisa...lichazul dijo...

somos agua , y aún así vivimos sedientos ..será por la sal de nuestros padecimientos

paradojas bípedas en el tiempo errante

Besos De la VEga, muchas gracias por sus huellas, siempre una alegría leerle por mi rincón

tenga un verano precioso, acá el frío por las noches es inmisericorde

Hermes dijo...

Acabo de descubrir su blog, a través de un comentario que ha hecho en "Diario de un completo Gilipollas" y me he quedado encandilado -no sé si es la palabra más acertada- con su manera de escribir.

Yo me inicié hace algún tiempo en la filosofía Zen (la de verdad, no lo que cree la mayoría de occidentales) y lo que en un principio me parecía un poco estúpido, -la ceremonia del té- acabó pareciéndome una práctica bellísima, llena de belleza.

Creo que ha captado con precisión meridiana el meollo del asunto. Un 10, y espero que se pase por mi blog. Sería un honor tener su visita.

María dijo...

Hola, Sr. de la Vega:

Me alegra mucho volver a leerte.

Me encanta todo lo relacionado con el mundo oriental, me parece muy exótico.

Un sorbito de este té verde a estas horas me viene genial y además hasta escucho el rugir del agua y todo jajajajajaja.

Gracias por compartir tus sorbos y tus letras me resulta muy grato a estas horas envueltas en paz.

Un beso.

Myriam dijo...

Vengo a hacerle a su casa una visita y a agradecerle las suyas, muy Sr mio, y a tomarme una tacita de ese verde té que ud. invita, que siendo el calor por estos pagos más que agobiante, me lo transformo en un licor de menta refrescantemente granizado.

Sayonara.

Señor De la Vega dijo...

[Gizela] Mi Señora, en mi opinión, leer o escribir poesía son aptitud del neocórtex que según el individuo se puede desarrollar o no, sin que su calidad de especie machus quede afectada (me viene al vuelo Bécquer).
A mí me llena de inquietud, miedo y como naturalista me fascina, cada cierto tiempo (sin llegar al abuso), ir al encuentro fortuito en la jungla de las barras y terrazas, del macho-macho (sub-especie hispánica), el que caza compulsivamente sin importarle sus efectos y no por hambre, el que se soba los testículos sin disimulo y no por la molestia del atuendo, pero para recordarlos; aquel que llena su boca de coño y se le pone dura al pronunciarlo, el que mira a una mujer como presa y la imagina de inmediato de rodillas y sus manos agarrando sus pelos y empujando su cabeza, para no perder el tiempo y pensar en la siguiente; ese macho insaciable de hembras porque su instinto y hormonas le rigen y dirigen.

No se crea, cada día es más difícil encontrarlos puros, criados en la selva, hoy muchos de sus cachorros ya nacieron en zoológicos y hacen poses para ganarse su comida.

Hubo un tiempo que vagaba en las praderas libres, guiado por su instinto cazador cuando el campo era orégano, hoy para imaginarlo en su apogeo, tienes que volar a otras reservas de machismo en países lejanos. Pero con buen ojo y sabiendo lo que tienes que buscar en la selva madrileña, si los aires no te delatan, se puede observar en el momento del acecho algún ejemplar salvaje, camuflado entre los neomachistas, desafiante, y al mirarlo, con sonrisa y pena, sabes que le queda poco, porque los ecosistemas se llenaron de inteligencia mamífera y su especie sobra, aunque fueron predominantes como los dinosaurios, de sangre fría y huevos.

Supongo que no le costaría encontrar ‘Seta’ y leer en el libro completamente la carta cuando llegue el momento, como contexto al párrafo por mí señalado y motivo de imaginarios narradores, pero como me siento esplendido se la copio [lettera Seta], advirtiéndole inútilmente que como en cualquier obra, es mejor avanzar por el orden de páginas y al completo según pide el romanzo.

Besos y Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Gelu, Gizzela] Mis Señoras,

El aburrimiento es como la pereza, un beneficio del liberado, mi mayor objetivo como humano quedarme en él abrazado, y perezoso caer en un sopor eterno empalagoso y místico.

Sobre las dudas que a veces plantean mis palabras en su contexto, sobre si soy solo pluma o me sobra alguna, e incluso sobre mi cromosoma griego, es como el tratar sobre el sexo de los ángeles, la inmaculada concepción de María, o la humanidad de Jesús una vez resucitado y trino.

Señora Gelu me alegro de haberla rociado en curiosidad sobre el hecho importantísimo que en la literatura tiene o es cocedura; así como la sensibilidad de don Gustavo Adolfo a la hora de fijarse en el bullir del agua, que quedó plasmada primeramente, en Cartas a una mujer IV. 23-4-1861 “Tapa y coloca al fuego un vaso con un líquido cualquiera. El vapor, con un ronco hervidero, se desprende del fondo, y sube, y pugna por salir, y vuelve a caer deshecho en menudas gotas, y torna a elevarse, y torna a deshacerse, hasta que al cabo estalla comprimido y quiebra la cárcel que lo detiene.

Más desconocidos resultan sus posibles traducciones bajo seudónimo para la casa de Gaspar y Roig, en títulos que luego se publicarían en la colección Biblioteca Científica Recreativa 1870, y de donde menciono dos que vendrían al caso "Viajes de una gota de agua”, “El vapor y sus maravillas”.

Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[María]

Mi Señora mía,

Sus divagaciones me han resultado tan naturales, dispersas y evocadoras, como un temblor de manos entre adolescentes que lo desconocen todo, pero intencionadamente las enlazan.
Lo mágico de Blogosfera es que siempre si quisiésemos serían las cinco en punto.

Besos y Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Merche Pallarés] Mi Señora Pallarés,

No necesito ruegos, me bastó su palabra para espaciar un mes entre mis post.

Si aún así necesita más tiempo, entre las entradas dejaré 1 año, que una lectura completa con el significado relacional que doy a mis palabras, me ha costado crearlo casi cuatro.

Besos y disfrute del verano, Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Marina]

Mi Señora Marina, cuando escribió sus líricos deseos en esta entrada, imagino que se encontraba en la fase de arrullar a la pequeña raposa en su descanso.
Estos días de calor y radiaciones, me parece que encajan con la frase siguiente... en cuanto a sus deseos de reencarnación los veo irrealizables, al menos que no le importe perder la forma y acabar siendo molécula de cualquier otra cosa, pero ciclo al fin y al cabo del universo reciclable.

Supongo que el sugerirme el té verde con nube de leche, consistió en probar mi control emocional, más allá de la metáfora previa... terminar con el cacafónico gusto en lo riquísimo, significó una ataque frontal a mi nobleza y natural disposición a la ironía.

Mi Señora Marina con todo el afecto, cuide su salud y tome sin leche el té negro, pero sobre todo el verde solo, como mucho, con agua.

Un saludo y Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[JESUS y ENCARNA] Señor Don Jesús,

Bloggerandia, es verdad que suena un poco a chufla, a parque temático del ratón Mickey o a esos países que cuando dices que estás recorriéndolos inspiran sorpresa, risas o envidia: Islandia, Swazilandia, Nueva Zelandia o aquellos otros que siendo de facto reales a nadie les importa como Somalilandia y que solo por trabajo o emergencia se transitan.

En su humildad, Señor González, quizás se esconda la respuesta a las preguntas de quienes somos, y la ilusión de lo que nunca fuimos.

Si usted en mi poema, reconoce el ciclo de la vida, bien está; aunque cuando lo escribí, solo pensaba en un momento exacto de ese ciclo, que a veces rompemos para hacer más hermoso o más grande el circulo de humanidad del que presumimos.

Gracias por dejar sus colores en las paredes de mi cueva, sé que a pesar que parece fácil, la interacción no es automática, y no siempre la ocasión se nos presenta.

Un cordial saludo y Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[elisa...lichazul] Mi querida Elisa,

Estoy de acuerdo, la sal que nos mantiene vivos y que permite almacenar el agua y reconocer los momentos húmedos de dulce gozo frente a los que nos seca y escuece en los labios.

En la elaboración del té chino, siguiendo las recomendaciones del gran maestro Lu Yu, se añadía en el primer hervor, “yi fei” una pizca de sal, no se trataba de dar sabor al agua, ni mucho menos de beberla salada.

Sus fríos me tientan a conmiserarme con usted y bajar con mi calor a su noche.

Besos y Suyo, Z+----

Señor De la Vega dijo...

[Hermes] Mi Señor Hermes,

Créame si le digo, que descubrir mi espacio, es más fácil que tocar tierra en la isla de San Borondón, en la cual, isla siempre en movimiento, pensé como primer lugar donde situar en Blogger mi cueva, luego recapacité y fui fiel a mi libreto y decidí escavarla entre El Camino Real y la Cañada Real. Guión que da alas y otras nos las quita.

Supongo que estar iniciado en -la ceremonia del té- evitará que le marque, llegado el caso con Z en su Zen.

Gracias sinceras por su visita, honor fue el mío,

Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[María] Mi querida Señora,

A mí lo que cada día me parece más exótico y distante, es la inteligencia libertaria vestida de buen gusto. Cuando los orientales hacen gala de ella, también me encanta.

En cuanto al té verde, justo ahora caliento una tetera para servirlo.

Contestando con el portátil sobrecalentado a más de 40º, no escucho el agua rugiendo sino el ventilador constantemente refrigerando los núcleos de cpu y los chips de memoria y el disco duro.

Gracias a usted por regalarme su presencia,

Besos y Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Myriam] Mi Señora Myriam,

No solo le agradezco su presencia, sino también que me comente, doble placer que suma; aunque en mi necesidad de visitar balcones, nunca he pedido, ni pediré la cortesía de devolverme la visita.

Mi Señora, si bien es cierto, que esta entrada aún hablando metafóricamente del 15m se ha convertido en ‘casa de té’ por asamblea popular, sin unanimidad, ya que también se tratan otras cosas más seda-das; nunca dije que sea yo el que invite, más bien me ha parecido que cada uno, según lo ha sentido, se ha traído su brebaje, con burbujas, con café, cebada, sus mentas, granizados y sus nubes... pero ni giraron taza o vaso, ni pasaron sorbo.

¡Qué lejos el Japón de estos mares virtuales de sargazos!

Por cierto, Sayonara quizás sea la forma más bella y formal de despedirse en japonés, pero también la más triste y cruel, y dudo que si va a Japón de visita la escuche. Tampoco le aconsejo que la use en el aeropuerto, sería como un ¡hasta siempre! sabiendo que sufrirán un tsunami, terremoto o catástrofe atómica o que no esperas/deseas verles nunca más.
Muy apropiada para cortar con la pareja de manera definitiva o también si eres Terminator, baby.

No me tome por suspicaz, pero hubiese bastado con un ¡ciao!, incluso mejor que ¡jaa mata!

Suyo, Z+-----

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, Señor De la Vega:

He llegado hasta aquí, y -al volver a leer el post completo y los comentarios-, me han dado ganas de llevarme la entrada entera. Como en su casa no se puede hacer eso de 'copiar y pegar', para poner su enlace, he buscado en mi archivo de programas y he elegido la película de 'La casa de té de la luna de agosto'.
Le dejo uno de los temas musicales que se escuchan: Sakura, sakura

Dos besos.

P.D.: Estoy de acuerdo con usted en lo de despedirse con un 'Sayonara'.
La película de ese título, será otra de las entradas que haga próximamente.