"...tengo una alfombra de jornadas y el tiempo hecho pelusa, de tanto enredarse en esa sensación pegajosa de la nada."
Comentario poemado de Noviembre 2008, escrito por J. de la Vega Z+-----[Poemas bajo tu balcón]


Aquí esgrime el Zorro+-----[SoneZtosII]+[PoetiZandoFeisbuk]+[LaSima de los Vuersos]+[DiarioÐLolita]+[Balcones]+[ZVisión+-]+[MemoriasLiteratura]+[Ilusiones]

*

EL CORAZÓN DEL ZORRO, acto tercero

ZORRO (espadachín héroe mundial de Capistrano): Protagonizado por el autor, Jesús de la Vega/Señor Zorro +-----
BERNARDO (parlanchín amigo y entrometido socio): Interpretado por un blogger genial y real, pero anónimo.
ANN (amiga íntima de Lolita y compañera): Todavía en casting
LOLITA (periodista especializada en el Zorro): Interpretado por la periodista y escritora de hermosuras, Lina Masaki
TOBÍAS: Interpretado por el productor de la obra.
←Leer el Acto II

PRÓLOGO
No anticiparé la trama
del teatro de la vida
pues de nadie es advertida
la suerte que nos reclama
aunque si a un sueño se ama
solo el que duerma lo cuida

Por eso mis dulces niños
no quieran que les despierte
si esta pieza les divierte
disfrútenla como cierta
y dejen su mente abierta
al sentimiento más fuerte

Si me leen aquí y ahora
en este medio irreal
sabrán que es algo normal
el latir de corazones
y siempre abundan razones
para el flirteo virtual

No juzguen severo al Zorro
ni tampoco dulcemente
no hay moraleja en mi mente
no hay final que lo redima
tan solo venció en la esgrima
lo que es derrota evidente

Gracias por llegar tan lejos
en lectura que es engorro
aunque ayude en mi socorro
si en su placer se aprovecha
siendo amor y entrega hecha
desde El corazón del Zorro

ACTO TERCERO

ESCENA VIII, en el balcón de Lolita

Lolita salió del hospital con el alta médica a los tres días, después de la completa recuperación de su malaria cerebral.
Había decidido quedarse en casa hasta el final de la semana, y el viernes, ya aburrida y completamente en forma, acababa de tomar una ducha y preparaba unos fréjoles, mientras bailaba con música de Abba a lo ancho y alto de su apartamento, vistiendo cómodamente un pareo hawaiano y una camiseta interior blanca de tirantes a lo Brando.
El Zorro había decidido visitarla sabiendo que estaría en casa, y una vez llegado a su edificio se encaramó al balcón, cuando estuvo en la terraza, golpeó ligeramente en el ventanal que daba a la balconada, para hacerse oír y ver por Lolita. Ella en su sorpresa, no lo había sentido por la música, pero en uno de los giros de baile, se topó con su sombra surgida de la nada, al principio sobresaltada, luego relajada y sonriente se dirigió hacia el balcón.

LOLITA
- ¿Limpia acaso los cristales señor Zorro?, o ¿ahora crece negra la hiedra en mi terraza?- pasó de sonrisa a carcajada
ZORRO
- Me encuentro bien, gracias ¿y usted?
LOLITA
- Nunca había estado mejor- seguía riendo
ZORRO
- Pues igual que vine, voy- So long honey!- y al recitar la miel, con acento de Bogart al estilo cine negro, saltó como si de panal cargado de abejas se tratase, de un brinco al vació.
LOLITA
Asustada porque no había entendido nada, y al ver al Zorro precipitarse, abrió sin pensarlo la puerta y se asomó a la baranda mientras en voz alta le llamaba - ¡Maldito usted Zorro ¿qué hace?! ¡espere no se vaya!

Igual que había saltado fuera, (pues fue un truco) entró dentro sin que ella le esperara, y tanto la asusto, que cayó la joven de bruces y el Zorro de rodillas a su lado, sonriente.

ZORRO
- ¿Se hizo daño? ¿cómo se encuentra?- Le dijo, sin la más mínima preocupación por lo ocurrido
LOLITA
- Le gustaría verme otra vez desmayada, ¿no es cierto señor Sátiro?, Ann, me lo contó todo, sin que se comiese en este caso nada y mire que ella es de comérselo todo.
ZORRO
- Pero... hoy no está, ni mareada ni caliente Lolita, porque sino, ni por un momento dudaría en refrescarla en cualquier modo...
LOLITA
- ¿Y usted qué sabe señor Listo? ¿el cuánto y en qué modo, estoy caliente?
ZORRO
- Sé, que si desmaya hoy, no será por un parásito minúsculo que ocupe su cerebro, sino por uno más negro que ocuparía el alma
LOLITA
- A lo mejor a ese parásito lo aplasto como a cucaracha, al ser más grande ¿apostamos?
ZORRO
- La puedo imaginar haciéndolo por el fuego en sus ojos, pero yo nunca apuesto-
a pesar de continuar sentada en el suelo, y medio descubierta en su pareo, Lolita resultaba tremendamente sexy y el Zorro continúo hablándola mientras no dejaba de mirarla descaradamente - Tan ingenuo soy, que creía de usted, haberlo visto todo...
LOLITA
- Podría, enzorrado descarado, darle un puñetazo, si me sigue mirando de ese modo; ya debería saber que soy capaz de todo, en cualquier parte, ¿o acaso no le contó Bernardo?
ZORRO
- Saber o contar ¿el qué?
LOLITA
- ¿No vio a su amigo?
ZORRO
- Sí, ¿y él, qué tiene que decir, que yo no sepa de usted?
LOLITA
- Ya debí imaginarme, yo de ese...- miró Lolita al cielo, maldiciendo no haber conseguido los celos que esperaba
ZORRO
- Supongo que nadie mejor que usted para explicármelo con detalle, ¿verdad Lolita?
LOLITA
- Sabía usted que Ann es, digamos, de orientación lésbica
ZORRO
- Tal vez lo imaginaba, ¿algún problema?, por otro lado comprensible, porque si yo fuese mujer y con usted viviese, me volvería lesbiana de inmediato.
LOLITA
- ¡Ya, ya! le creo, usted siempre dispuesto. Pero dígame, honestamente, señor enmascarado, no era imprescindible llevarme sin camisón a la ducha ¿verdad?
ZORRO
- Quizás no, pero ¿qué importaba?, estaba en ese momento, con la fiebre por las nubes y podría haber muerto. ¿Ha desnudado alguna vez a alguien con la ropa mojada?, créame, su amiga Ann no estaba para eso, y yo tenía prisa por curarla, no para admirar su hermoso cuerpo, aunque lo admiré en lo que pude, no lo dude, y si se diese el caso, volvería a hacerlo.

Al oír las razones y la contundencia en las palabras de El Zorro, Lolita bajo la mirada y le habló sincera, sin más ironías.

LOLITA
- Perdóneme entonces, me sentía confundida y casi me muero de la ira, no esperé verme entre sus brazos en esa compostura indigna- Lolita había cambiado el tono de voz, en un conversación mucho más afectada
ZORRO
- Se refiere, ¿cuándo se reanimó en la ducha?
LOLITA
- ¿Lo sabía?- se ruborizó Lolita tremendamente y bajó la vista
ZORRO
- Descubrir los fingimientos es parte de mi arte con la espada, pero ¿compostura indigna, no la entiendo?
LOLITA
- ¿Imagina de verse por sorpresa en intimo abrazo, de alguien que siempre ha deseado? rota, fea y mareada...¿sabe acaso lo que significa eso?, yo sin fuerzas y usted todas.
ZORRO
- Y dolida usted, por haber estado entre mis brazos en esa catadura, fingió algo en la ambulancia ¿verdad? ¿tan fuerte fue lo que hicieron Ann y usted, que Bernardo lo ha ocultado?
LOLITA
- Sí, lo siento por su amigo, seguramente pensó que soy cualquier cosa, menos la mujer digna del amor del Zorro
Su rostro iluminado, le miraba con las lágrimas recorriéndole las mejillas, aunque continuó hablando sin ocultar nada, ni tan siquiera su amor.
LOLILA
- Porque... yo le amo Señor Zorro, ¿lo sabe verdad?, pero mi orgullo al verme sola, después de haber sido su pelele en la ducha, y luego abandonada en la ambulancia, me hizo odiarle y quise dejarle claro que no soy de nadie, ni del Zorro.
ZORRO
- Pero Lolita, yo...
LOLITA
- ¡Ya!, no hace falta que lo diga, yo no le importo, señor Zorro
ZORRO
- Usted es alguien que cuando cierro los ojos, deambula por mis sueños, vive en mis suspiros y forma parte de mi mundo...
LOLITA
- Pero no le atraigo, no le gusto, ¿no es cierto?
ZORRO
- Podría describir cada milímetro de su cuerpo con locura, y cruzar el infierno para beber sus besos, además sería como ahora, siempre fiel como palomo a su ventana abierta.
LOLITA
- No estoy a su altura, demasiado tonta, demasiado joven.
ZORRO
- Me leo cada uno de sus artículos, imaginando una manera mejor de mostrar las cosas, y no se me ocurre nada, cada palabra suya es un talento y su diálogo siempre fue reflejo de mí mismo en un espejo, pero de aquellos, que aumentan todo lo que enfrente se acomoda. Usted siempre madura.
LOLITA
- Pero no me ama...
ZORRO
- Juro señorita, que desearía amarla, que moriría por ello, pero... no la amo, lo siento Lolita, no la amo.
LOLITA
- Está bien, ¡seré ama y sierva, entonces!-
dicho esto, Lolita que todavía estaba medio tendida en la terraza y sin que el Zorro en cuclillas lo esperase, agarró su cuello con los brazos de tal forma que el enmascarado perdió el equilibrio hacia adelante y al quedar medio postrado, Lolita como gata, saltó sobre él y se sentó a horcajadas en su pecho y se lanzó a su boca con un beso alucinante - ¡Bébame señor Zorro, beba! le dijo separando por un segundo los labios de su presa y siguiendo en su abuso apabullante.

- ¡MUY BIEN CHICOS! ¡MUY BIEN! ¡BASTA DE BESOS LOLITA, JESÚS! ha llegado el productor señor Tobías y quiere hablarnos, ¡dejar de ensayar por un momento!, por favor todo el mundo atento, todos por favor venir a la platea, ¡rápido, rápido!

Una vez reunidos actores, técnicos y resto del equipo, subió el productor al escenario para hablar.

PRODUCTOR
- Hola a todos, ya sabían que la producción estaba con dificultades económicas, llevo unos días negociando las líneas de crédito para la obra, pero debido a los últimos acontecimientos financieros, el banco que las había concedido ha quebrado y pasará a ser gestionado por el CCXB Bank y claro, a la mierda todo lo acordado con nosotros, piden mi aval y garantía personal. Como comprenderán es un riesgo inasumbile sin subvenciones. Yo soy el primero que necesito liquidez y ya invertí demasiado en este proyecto arriesgado, sin garantía que le gustase a nadie, a mí no me gusta.
Así que se cerró el banco de sangre para El Corazón del Zorro, no contarán con un dolar más para la obra, y tendrán que devolver lo financiado en atrezzo y vestuario, olvídense de cobrar el último mes de sueldo, porque los contratos han sido rescindidos, ¡gracias a Dios, esto es América!.
Por cierto los derechos sobre la obra, serán míos hasta que se cancelen sus deudas.
ZORRO
- ¿Quiere decir que la obra la posponemos en su estreno, hasta encontrar alguien que siga financiando?
PRODUCTOR
- Quiero decirles que se olviden de estrenarla, de los ensayos y de cobrar algún día. Todo está olvidado. ¡Fi-ni-to! Capice?
ZORRO
- Pero Tobías, perderá la gran oportunidad de su vida, en recitar el Prólogo del acto II, y ¿qué me dice de la escena en la ambulancia?, ¿no era baba de verdad lo suyo?
PRODUCTOR
- ¿No pierde el humor nunca? ¿Jesús?
ZORRO

- ¿Qué pierde usted en la crisis? ¿tal vez gana? Porque los de su clase siempre sacan peces cuando el río se seca... mi humor es proporcional a mi pobreza, así que a más crisis menor tristeza. Su tono proporcional a su pérdida, pero nunca su gracia proporcional a las ganancias. Usted ha ganado mucho dinero antes con nosotros y ahora no valemos ni un aval. Sabe lo que le digo: ¡Váyase a la mierda señor Tobías! ¡Va a fan culo, stronzo! Capice Tobias, ¿hai ca-pi-to?!
La obra se la mete por donde le quepa... por cierto, nunca estará terminada...
PRODUCTOR
- Bueno, no le responderé, usted maneja las palabras, yo el dinero. Dejémoslo así. Lo siento por todos, pero yo me voy ¡señores, señoritas, gracias! y dejen el local no antes de las doce y son las once, vendrá un equipo de limpieza y mañana será un almacén de alimentos. ¡
Adiós a todos, buena suerte!

Nadie, excepto Jesús, había siquiera murmurado, solo habían mirado al escenario o las caras de circunstancia que sus otros compañeros ponían; de vez en cuando al serio productor y terminaban consultando el rostro de Jesús, que siempre devolvía la mirada sonriente.

El productor ya había salido por la puerta y entonces tras unos segundos intensos de continuado silencio, Jesús tomó de nuevo la palabra

ZORRO
- Bueno, amigos, amigas, se acabó la obra, los ensayos y el dinero. Elegimos para nuestro pequeña troupe teatral, el peor momento para el drama poético y el mejor inicio para el drama cotidiano. No hay mal que por bien no venga, ni que dure cien años, ni cuerpo que lo resista...creamos en la suerte y retiremos nuestras cosas, les prometo que en el futuro, haremos algo juntos.
BERNARDO
- ¡Ojalá fuese rico como en mi papel! Lo único que poseo es una bicicleta y la vendería para seguir con esta pieza del Zorro. Los terrenos De la Vega que solo nos sirven para criar ovejas y pocas cabras, son del banco hasta que no liquide la hipoteca de aquí a veinte años, como el carro, la casa, los muebles, y hasta la cocina pirolítica.
LOLITA
- ¡Yo tengo dinero de mis padres,
podríamos usarlo!, la verdad no sé cuanto tengo, pero más de 10.000 dólares ¿Qué os parece?
ZORRO
- El Productor tiene razón, los créditos están cortados, Lolita muchas gracias, quién sabe por cuanto tiempo mantendrás tu puesto en el periódico, tu contrato es más basura que en la obra y no te harán poner dinero, pero casi. Tu madre trabajaba en una inmobiliaria y ahora está en paro, tu padre trabaja en un banco y es posible que le despidan, guarda el dinero, por favor, ni lo intentes. Además con esa cantidad
podríamos pagar para montar un teatro callejero, pero en ninguna sala de la ciudad de Los Ángeles, ni siquiera en una alternativa nos cubriría todos los gastos y no recuperaríamos jamás para devolvértelo. Solo lo que le debemos a Tobías en adelantos, supera esa cifra, que no se entere que lo tienes.
ANN
- Quieres decir Jesús, ¿qué podemos marcharnos?, yo tengo que ir a recoger un traje y a las 11.30 llega el fontanero a casa, ¿recuerdas Lolita? el agua caliente no funciona.
LOLITA
- Parece que sí, y sale como el hielo, ves tú por favor Ann, yo me quedare a recoger tu parte.
ANN
- Ok, chicos, quedamos estos días en casa para charlar, me voy corriendo. ¡ciao!
BERNARDO
- Yo también me voy, aprovecho y doy un pasaje a Ann, además tengo poco que llevar, Jesús recojelo tú y me lo dejas en tu cueva, ¿vale?

Jesús, hizo un gesto de confirmación, mientras le seguía con la mirada sonriente, el resto de compañeros encargados de luces, sonido, atrezzo, etc, estaban desde hacía unos minutos recogiendo lo suyo, para irse.

Lolita sin embargo, se fue al decorado del balcón y se sentó en uno de los sillones, como si delante hubiese una puesta de sol, reticente a desaparecer detrás de las montañas imaginarias de su mente.

ZORRO
- Lo siento cielo, de veras
LOLITA
- No te preocupes, Jesús, no es culpa tuya, además míralo por el lado positivo, tuvimos tiempo de ensayar al menos más de siete veces la obra y la escena de la ducha siempre resbalaba- dicho esto último, empezó a reirse agarrándolo del brazo y de la mano.
ZORRO
- También algunos viajes de ambulancia, no te quejes- Jesús igualmente se reía a carcajada limpia tomando sus manos entre las suyas.
LOLITA
- Tengo muchas dudas, porque eso tuyo de escribir sobre la marcha, casi improvisando, no ha permitido que podamos leer el acto noveno, ni décimo ni el último, y no tengo idea de como acaba.
ZORRO
- Casí todo se deduce del acto segundo y del primero, Lolita
LOLITA
- Pues serás tú quien lo deduzca, que lo has escrito, yo ni siquiera me imaginaba que lo que había pasado en la ambulancia eran celos, ni que acabaría violándote en el balcón de mi terraza...- ella seguía sonriendo divertida
ZORRO
- Solo un beso, solo un ensayo, fue una pena no repetir más esta última escena, besas de vicio- Jesús también sonreía y la miraba.
LOLITA
- ¿Sabes una cosa? tú también besas bien, este ensayo fue nuestro primer beso y me gustaron tus labios, tu carnosa suavidad... ¿puedo de nuevo? y se acercó a Jesús sin esperar respuesta y tomó los labios de él con los suyos, anticipando su lengua y haciéndose paso en su boca, para después de hundirse por unos segundos, en un lagar profundo, terminar abrazándole... y separando los rostros en rozar intenso que dio paso a caricias y luego a llanto, a emoción y a lágrima.
ZORRO
- No llores, era solo una obra, nada más que eso, palabras, solo palabras fingidas.
LOLITA
- ¿Y ella? ¿Qué pasa con 'ella'? ¿El Zorro, la ama de verdad?
ZORRO
- 'Ella' como leíste al final del segundo acto. Le explica ambiguamente, que le ama, le ama porque es mujer y necesita amar, pero sabe que su alas son de vuelo, no para enterrarse en pasiones imposibles y decide navegar las nubes, como ave que migra a la estación de primavera con sus recuerdos intactos del invierno.
Ella es del sur y él del norte, ella es perfume húmedo y él incienso que arde, ella sol y él noche.
Ella, se había enamorado de una sombra y pagó con penitencia el silencio en la palabra, el mundo virtual es a un humano, inspiración y lágrimas, pero también dulce recuerdo con el tiempo y memorial de versos, que enterrarán al acabarse el tiempo; como un tesoro bordado en letras, de aquel desaparecido NuShu, ¿lo recuerdas?.
LOLITA
- Pero el Nushu, en realidad era escritura de mujeres, entre amigas que se amaban, ¿no es cierto?
ZORRO
- Quizás el NuShu podría interpretarse como escritura de poetas que se aman, ¡qué importa el sexo! necesitaban un lenguaje que entre ellos fluyese o hasta volase, a pesar de tener los pies atados en distancia, reducidos pies, por diferencias insalvables.
LOLITA
- Lo entiendo, pero quizás hubo un camino y no lo practicaron o se perdieron en brumas.
ZORRO
- Nunca lo sabremos, mi dulce amiga.
LOLITA
-¿Y nosotros? ¿lo hacemos? dime que sí, dame una alegría, dime que nos amamos que nos volvemos locura de pasiones...pasión de gavilanes...
ZORRO
- Después del beso en la terraza, me abrazas, y yo me incorporo contigo en brazos, te digo de ir dentro, pero no te sigo y esa vez salto sin trampas, sin magia.
LOLITA
- ¿Por qué eso? ¿por qué escapas? Yo te gusto y tú lo has dicho, me deseas, lo demuestras y lo aclaras, ¡qué mente retorcida de escritor tienes! que me maltratas de ese modo...y te maltratas.
ZORRO
- El amor es algo que gira sin saber el modo, no podía el Zorro acabar contigo sin amarte, igual que asume el imposible de amar a 'ella' sin ser humano;
El amor necesita de caricias, el amor no es cambio es crecimiento, el amor no es pasión es nacimiento, y el amor también es muerte cuando acaba.
LOLITA
- ¿Se suicida alguno?¿El Zorro?
ZORRO
- Se suicidó la obra, Lolita... se ha suicidado- sin esperar más réplica de Lolita, siguió hablando con tono más alegre y sonrisa divertida- vamos recojamos y volvamos a casa, a las doce esto pasará a ser el espacio de otros dueños y el lugar destinado al Corazón del Zorro, lo ocuparán las calabazas.


FIN DEL TERCER ACTO
FIN DE LA OBRASe cierra el telón y suena la música






DEDICATORIAS

Necesitaba después de tanto tiempo enamorado en sus balcones, explicar una manera en que el corazón del Zorro acaba expuesto y conquistado.
Siendo lo correcto dedicarla, en primer lugar a 'Ella', que ofreciéndome sus bellos comentarios desde el primer contacto, permitió al Zorro crecer con sus poemas, creando un cuerpo de amante para toda mi poesía, seguido con verdadero abrazo en versos mágicos, de toda una musa inspiradora, sublime en el encanto de sus letras, comprensión y talante.
Son mujeres como ella, reales y expuestas en ternura, las dueñas de mis versos. Sería injusto decir, que es solo una, ya que basta mirar en mis balcones, para leer versos de cariño, pasión, fuego y amores; aunque si es cierto que no con todas, conseguí llegar a tal altura (culpa mía).
También está dedicado a mi "Lolita" que sola o acompañada, representa personajes que nacen de mi imaginación y quiero para todo, incluso para analizar el real mundo que palpita en clave de entrevista. Lolita será zorresa, siempre entrelazada a mi femenina esencia.
A "Bernardo" que en boca de sus críticas sinceras ayuda a mi espada en estocada más certera y más humilde, y es mirada en sus miradas.
Así, recordando una entrada mía aquí en la cueva, donde termino diciendo más o menos, "
Ser olvidado no es triste, al contrario, pero ser recordado sólo y únicamente por palabras es injusto, cuando esos decires sabían a besos.", deseé que estos decires en el balcón de ella (Uma), fuesen más que palabras separadas por entradas, puesto que nunca serían convertidos en reales besos.


DISCULPAS

Pido perdón a quién aquí llegase pensando encontrar una obra de dramaturgia, no a los profesionales dramaturgos, actores, sesudos literatos, poetas o escritores profesionales, sino a los que buscando en la Red Global, inspiradoras obras, ejemplo de ese arte que yo admiro, tropiecen con mi texto y siendo neófitos o novatos crean que se trata de pieza teatral.
Sepan, que no lo es, si cuenta no se dieran, y no porque no lo quiera, sino porque no sé hacer.
Ni soy dramaturgo, ni actor, ni poeta, ni escritor ni literato, ni de letras, ni siquiera experto aficionado, empecé en esta cueva y todo por mí mismo lo he encontrado, pues es mi gusto y además obligado espíritu curioso y soy curioso, muy curioso y sin vergüenza, soy muy zorro.
Como mejor me defino es al decir que esgrimo letras y palabras, a veces con buen tino y que intento que nunca vengan con exento contenido. Pero no más y nada menos.
Si les sirve como texto creado en mil horas de cariño y disfrutan su lectura, bienvenidos y hagan suya por completo mi escritura.
Si después, de leído el pretencioso escrito, tanto les molesta, que borrarían algo,
tacharían mucho, corregirían todo o simplemente la obra destruyeran...
Basta que pulsen este enlace y editen lo que quieran
no sufran por tan poco,
pues en mucho más,
yo
El Zorro
A todos complaciera
Z+-----


12 de Octubre del 2008 por Jesús de la Vega Z+-----


Safe Creative #0904203096573

21 esgrimieron la palabra +-----:

Gizela dijo...

Que decirle en este finale.. Don De La Vega, que no sea un …. "arrampicarsi sullo specchio"
Un abrazo y un beso pleno de admiracion.
Gizz

Señor De la Vega dijo...

Gizela, ahora que lo pienso y sin ánimo de ofender al creador de aquella mítica pareja de enamorados de Verona, con mi comparación, pero no deja de ser enrevesado aquel final trágico, que concluye con bebedizo que mantiene viva, y veneno que mata, y daga que culmina con la vida de ella, en fatal enredo, para exaltación del amor y confirmación que las uniones imposibles a pesar de todo el amor del mundo, resultan imposibles. En fin, un "arrampicarsi sullo specchio".
Gracias mi señora, por haber concluido la lectura, que le agradezco especialmente, y si se acuerda de nuestros primeros comentarios sobre los Haiku, digamos, que estas tres últimas entradas mías, se hallan en las antípodas. Más recuerdan al "Genji Monogatari", que ahora cumplirá mil años, con 1.400 páginas, 54 capítulos, 800 wakas o poemas tradicionales y unos 430 personajes, jajaja, como ve, podía haber sido peor, por extenso.
Claramente yo no soy Murasaki Shikibu, aunque me gustaría tenerla en el jardín de la caverna del señor Zorro, como aquel poema que ella escribió de las mariposas, que dice:
"¿Mirarás con recelo, oh, grillo del pino en la hierba, nostálgico del otoño, incluso a esas mariposas de mi jardín florido?
y
Ven, parecían decir, y tus mariposas bien podrían haberme atraído si entre nosotros no hubiera una hilera tras otra de rosas amarillas."
Suyo quedo, Z+-----

Gizela dijo...

Don De La Vega
Tengo un amigo a quien quiero muchisímo, que dice que uno de mis fatales defectos, es mi terquedad y que no quiero perder ni una.
Sí lee esto..dirá..es que no tiene compongo.
Mi arrapicarsi sullo specchio, no tenia nada que ver con su lindo comentario,que como siempre me gustan tanto como sus entradas.
Lo dije por mí, porque con la frase quería resumir: mis....
Genial, lindo, super creativo,poemas bellisimos, mis zz, mis genes, alfombra roja, mis fotones, mis futones y todo lo demás que se me hubiese ocurrido, desde el fondo de mi corazón.
Pero, pensándolo bien, me doy cuenta que se ríe de mí por mis extensos comentarios, pero como que no entiende bien mis telegramas jajajaja ¿será?
Mi admiración por este trabajo creativo es tan sincera, que me inspiró un poema a mi dulce y querido Zorro, y aun cuando palidece al lado de los que el escribe, no pude contener la inspiración.
A partir de mañana, lo seguiré leyendo y suspirando, y le seguiré mandando abrazos y besos..pero con sabor caribeño.
A sus pies, ESCRITOR.
Gizz

UMA dijo...

"Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo,
acariciar lentamente la profundidad de tu pelo
mientras nos besamos como si tuvièramos la
boca llena de flores o de peces, de movimientos
vivos, de fragancia oscura.
Y si nos mordemos el dolor es dulce,
y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultàneo del aliento, esa instantànea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mì como una luna en el agua."
(J.C.)


Gracias por sus letras que me quitan el sueño.
Mis besos, Jesùs, y mi abrazo codicioso.

Señor De la Vega dijo...

Hermosa descripción que me transcribe, mi señora, de un Cortazar extasiado con el beso.
También escribió en uno de sus cuentos, "y que nada está perdido si se tiene el valor de proclamar que todo está perdido y hay que empezar de nuevo." más acorde con el espíritu del Zorro en esta obra.
Aunque de él hay un poema "Quizá la más querida" que dice:
"Me diste la intemperie,
la leve sombra de tu mano
pasando por mi cara.
Me diste el frío, la distancia,
el amargo café de medianoche
entre mesas vacías."
Suyo, Z+-----

Gizela dijo...

Buenas noches Don De La Vega.
En mis dos comentarios, obvie algo que me llegó al alma.
Su analogía del amor con la vida.
Es hermoso pensar y sabia verdad que brilla más que cualquier poema.
Tengo días que me ronda en el alma.
El amor es nacimiento, crecimiento, y lamentablemente muerte también.
Nacemos cuando sentimos sus primeras señales en el alma,maduramos cuando lo hacemos crecer, y morimos cuando por algún descuido de vida, lo dejamos morir.
Pero lo hermoso, es que sí conservamos alma,con el amor se cumple "con pruebas", la teoría de la reencarnación.
Porque podemos volver a nacer...
Un beso y un abrazo desde mi Venezuela..y muchos "fotones" para iluminar tan bello pensamiento.
Gizz

Señor De la Vega dijo...

Gizela, por supuesto de acuerdo con su teoría "empírica" del amor reencarnado, en la contestación anterior a UMA, menciono las palabras de Cortazar, que también nos llevan a eso, a volver a empezar con voluntad de hacerlo.
Mi teoría, por elaborar que no quede, si no perdemos el alma, ni la vida, siempre podremos reencarnarnos en nuevos enamorados, y si aquí aplicamos la visión hinduista, y lo hemos hecho bien las pasadas reencarnaciones, quién sabe si la siguiente, es puro "nirvana" y en ella nos fundimos y acabamos apaciblemente, felizmente o en la mejor de las vidas amorosas que uno quiera.
Un abrazo mi señora Gizz, y besos reencarnados, Z+-----

DianNa_ dijo...

Hola, Zorro, que ya sé que de ovejita tienes poco, pero si de disfraces se trata y de jugar también, que más da, para eso se disfraza uno, para ocultar lo evidente, lo cual me lleva pensar... pero bueno, me lo callo.

La obra la leí y releí y por real, la aplaudo, como siempre magistral.

Si de amor virtual se trata, normalmente queda en agua de borrajas (jo, entro aquí y me salen rimas) lo que no conlleva piel, es muy bonito, pero acaba por frustrar (que me lo digan a mi) sobre todo por tanto esperar, quizás, un milagro y como buena atea, pienso ya, que no existen y me meto en cada embrollo de la leche.

Este mundo es muy extraño, se deja uno embrujar por la letras y sale apaleado jijiji, pero como de encontrar nuevas sensaciones se trata, repetimos, que si te gusta el arroz, toma dos tazas.

Ya ando patinando sobre cristales, como de costumbre, lo sé.

Me callo.

Te dejo besos, Z+... como siempre, encantada

Ana dijo...

Tantas veces caigo ,como tantas me levanto.Y nunca desfallezco,sin embargo, en mi voluntad de amar.

Un goce de lectura.

Un gusto ,aunque venga de tanto en tanto, aprehendida de destiempo, a visitarle.

Abrazos

Dinora dijo...

Que obra tan genial, Sr. Enmascarado!.. y el final es intenso, bien se dice que todo debe ser como lo dispone la naturaleza, jeje

Saludos iluminados ;)

PIER BIONNIVELLS dijo...

Me ha encantado.
Intenso a morir, como a mi me gusta..
Si muy bueno.

Que estes bien un abrazo.

Cromatica dijo...

Ya anteriormente le he manifestado el placer que me causan sus letras, los estadios a los que me somete con mi entendimiento, me apasiona y me resulta un juego intelectual delicioso.

Aún cuando usted diga que no es ni poeta, ni escritor ni dramaturgo, etc. lo hace tan bien que le dejamos más que justas reverencias.

Y no olvide siempre hay razones, que buscando en su balcón resquicios de sus flirteos, nos quedamos con la esperanza de que siempre Ud. tenga más que razones.

Mis respetos y admiración. Besos de trópico obseso…

carmensabes dijo...

Estoy descubriendo un interesante blog....sigo paseanso

besiños

Perlita dijo...

Original, como siempre, muy original y..¡qué imaginación, señor mío! Aquí me ha tenido dándole vueltas a la pantalla de mi ordenador como si estuviera leyendo a Tolstoi, volviendo para atrás, viniendo a esta escena, al otro acto...¡una hora! Y a gusto, de verdad. Me temo que más de una seguidora que habrá "pinchado" en ELLA estará suspirando por su posible abandono, muy entendible por otro lado, rendida a la evidencia del arte hecho verso de su admirada.
Me he divertido...un montón, Zorro amigo. Es usted un conceptista puro; un Góngora con buen humor.
Un abrazo, y que no decaiga todo eso de lo que usted hace gala y que se adivina posee.

Señor De la Vega dijo...

DianNa, mi querida DianNa, escribí en su balcón que usted, se clava a conciencia los cristales, porque es lo que desea, para hacer camino... usted es vitalista y esa sangre que la bulle, es río donde macerar mil vidas de vampiro o de fantástica amante. (Esa es mi abstracción en lo que ahora la conozco...)
Sobre su opinión en referencia a la Obra de Teatro, pues le agradezco todo, el haberla leído con cariño, y el haber intentado comprenderla.
Pero al hacerlo, cada uno como espectadores virtuales, ponemos el peso en la balanza, y lo inclinamos en relación a nuestras virtuales experiencias, y así "El Corazón del Zorro, es el corazón de muchos, si en él se ven, y enmascarados todos pueden serlo."
En Dedicatorias, el que escribe lo ha explicado todo, eso sí, vestido aún de los ambiguos personajes, no podría hacerlo de otro modo.
Acabo diciendo en su balcón, en referencia a lo que escribe aquí, que:
Las letras nos embrujarán, pero son las ideas que las forjan, los sentimientos que las llenan aquello que nos enamora, más allá de temporal encanto y del agua de borrajas.
También es verdad, que no solo de amor vive el bicho y la piel importa y la sonrisa y tantas y tantas cosas...
Pues dicho lo antes dicho, la envío un sincero beso con sabor a renacimiento, suyo Z+-----

Señor De la Vega dijo...

Ana, su todavía para mí, misterioso uso del lenguaje la embellece a mis ojos más de lo que se imagina.
No importa, que me siga, o que espacie sus visitas al inesperado, supongo que comprendemos la esencia de lo mismo, en el placer de llegar a un rincón donde nos sabemos reconocidos y queridos.
Suyo quedo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

Dinora, mi siempre iluminada señora, me fuerza su dicho una sonrisa.
Intensa es la vida, aunque nos esforcemos en sosegarla, engañando sentimientos con miradas ocultas ;-)
Mire, que yo esperaba de mis queridas amigas, un comentario del inicio del acto II, y no llegó ninguno... tendré que esforzarme en la escritura mucho más para animarlas,
Saludos brillantes, Suyo Z+-----

Señor De la Vega dijo...

Cromatica, gracias por mencionar el intelecto, que juega en estos escritos al menos el cincuenta por ciento de la obra, o así lo intenté sinceramente, pero sucede que si poco tengo, poco se ve.
Es verdad que no soy nadie, prueba de ello es, que si fuese alguien, no habría máscara que se resistiese a doblegar el incontenible SuperEgo de mostrarse.
Así, que las reverencias que me hacen, a mí no me las hacen, pues sin nombre y apellidos, ¿quién las recibe? ¿El Zorro?
Sobre lo siguiente que menciona, le diré que mis personajes, aman y como son yo, que yo soy ellos, amamos todos y no se quedan en flirteos, ni tampoco llegan a ser virtuales, pero son amor y sentimientos en cada consonante o vocal que deletreo, no lo dude, nadie lo dude.
Vendría a ser, como considerar solo en penetrar el sexo y pudiera ser, todito lo contrario.
El amor, es corazón que se hincha en el cerebro y se consuma en incontables expresiones...y ninguna es excluyente de la otra.
¿Podríamos tenerlas todas?
El amante quiere todas, eso no lo dudo, pero no tenerlas no nos disminuye, como a un ciego se compensa sensibilizando el tacto, el oído, el olfato y el gusto, la palabra.
Dicho esto, mi cueva está donde está y no la llevo a cuestas, todo lo contrario.
A usted, mi tropical señora, sabe que la admiro y en respetarla me permito besarla con apasionado e interminable beso, Suyo Z+-----

Señor De la Vega dijo...

carmensabes, mi cueva es suya, siéntase cómoda y libre.
Suyo, Z+-----

Pier Bionnivells, nos encantamos, y morimos ya juntos, hoy revivimos en este día de los difuntos.
Un abrazo, señora, Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

Perlita, me encanta esa comparación con Tolstoi, aunque el motivo de dicha comparación sea el puro mareo de tenerla de un lado a otro. Lo siento, que le juro que mi original idea no era esa... pues tiene la Obra, mucho de sorpresa que se puede perder, en leerla al revés o de pies a cabeza.

Gracias por alabar a mi "amada" que no solo "admirada" UMA, pero...
nunca El Zorro, fue denunciado o acusado por abandono hasta la fecha...y le juro que no lo será jamás. En mi incipiente poema biográfico, dejo escritos mis públicos principios:

"...y si fuese el verso amor
todas disfruten mi cama;
espacio sobra en mi aljama
también respeto y honor..."

Puedo entender, que se busque la exclusividad del Zorro, ante eso nada puedo, igual que sería prometerlo por mi parte, negarme la existencia a ser yo mismo.
El Zorro es leal, siempre.
Y como no resto libertad a personaje o ser humano, no quiero que se me sustraiga la mía, ni confundir ni ser confundido con ambiguas palabras, baste saber que para cada mujer soy diferentemente exclusivo, pues no es lo mismo hoy que ayer, ni nunca repetí besos o rimas.
Y así como usted bien termina, felicidad, es lo busqué en "El Corazón del Zorro" y quien conozca mi cueva, sabrá que no acaban tristes ninguno de los personajes, porque ninguno acaba y ninguna de las relaciones que existían y existen...
Y me hace feliz divertirla, pues fue pura diversión escribirla.
Usted hace gala de ser una fantástica señora, gracias y suyo, Z+-----

maría dijo...

A veces, cuando los días están revueltos, es mejor pasar como una brisa leve que no deje rastro, pero sepa que siempre que haya estado allí, en algún lugar de su cueva habrá quedado prendido un beso.
Yo hoy recibí una deliciosa e inesperada sorpresa.
maría