"...tengo una alfombra de jornadas y el tiempo hecho pelusa, de tanto enredarse en esa sensación pegajosa de la nada."
Comentario poemado de Noviembre 2008, escrito por J. de la Vega Z+-----[Poemas bajo tu balcón]


Aquí esgrime el Zorro+-----[SoneZtosII]+[PoetiZandoFeisbuk]+[LaSima de los Vuersos]+[DiarioÐLolita]+[Balcones]+[ZVisión+-]+[MemoriasLiteratura]+[Ilusiones]

*

silencios fabulados

Paseaba la Zorra bajo el conocido parral campero camino del descanso...

ZORRA:
Silencios intensos
que fermentan lo dulce
y en el aíre se respira
un embriagar ligero
conocido
que marea el recuerdo
para evocar tus vides.

Al escuchar los versos, habló la Parra a la bucólica Zorra

PARRA:
¡Oh Zorra!
¡Apenas en la dificultad abandonaste!
Y fue tu mirar, tu intento allí vencido
el comienzo de mi pasa
y oscurecí mis verdes a tu paso
¿sabes?
¡Yo te amé con retorcidos sarmientos!

ZORRA:
Ni un salto puedo
ya vieja de quererte en mis ojos
menos aún alcanzaría lamer tus ácidos vinagres.

PARRA:
Fui verde un día y hoy a tus ojos pareciese 'aceto'
¿en nada valió con ello declararme?

ZORRA:
Tú te renuevas, eres de tal linaje
hoy caduca
pero mañana: brotes y racimos

Yo solo una sombra a tu sombra
un recuerdo en el estío
una voz que hablaba sola
desesperada y deseante.

PARRA:
No estuviste a mi altura

ZORRA:
Entonces, no estabas madura
y hoy
¡te pasaste, con hablarme!


MORALEJA: Del todo excelente leerse la fábula inspiración de mi cuento, atribuida a Esopo y recontada por Babrio, Fedro, Jean de La Fontaine y Samaniego, porque tal vez, de paso en lo zorresco uno pueda quedarse un rato con los buenos.


J. de la Vega Z+-----



Safe Creative #1005216358753

15 esgrimieron la palabra +-----:

Merche Pallarés dijo...

Bueno, bueno, ¡mi querido Sr. de la Vega ha aparecido! Estoy tan entusiasmada que no he prestado mucha atención a su fábula (volveré con calma) pero quiero que sepa que estoy MUY, pero que MUY contenta. Siempre a sus pies, M.

Merche Pallarés dijo...

He leido con calma su fábula zorril. Tienen la típica conversación de amantes desencontrados (star-crossed lovers Romeo and Juliet). Aunque la razón fuera más prosaica--alcanzar las uvas. A sus pies de nuevo, mi querido jovenzuelo, M.

Silvia_D dijo...

No sé... no sé.
Se encuentran en el momento equivocado o lo equivocado es el encuentro?
Hay más de sueños, que de realidades en los deseos y lo que ahora ansías por inaccesible, mañana, lo detestas por todo lo contrario y yo no lo entiendo. Debe ser que es muy tarde y ha sido un día raro, querido Zorrito.
Ah! he recordado que las imágenes de mi libro de La Fontaine, me daban mucha impresión de pequeña, por no decir miedo.
Besos, desos y buenas noches

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Que sepa usted que la fábula es la más realista de las ficciones literaras. Un placer leerlo.

Señor De la Vega dijo...

[Merche Pallarés] Su contento alienta mi recíproco entusiasmo en responderla, necio sería no agradecer sus muestras de cariño hasta el sonrojo. ¡Gracias mi Señora Merche!, solo decirle que nada debe temer de la suerte de una zombra, si el Sol sigue luciendo.

Respecto a la fábula, digamos que con calma, siguiendo sus pasos, empecé a analizarla por primera vez, puesto que aún teniendo en parte y en la inspiración eje de fábula, la forma fue aleatoria y solo motivo para descargarme de la lírica que atenazaba mis labios, puesto que en realidad es un poema y lo demás cascarón que lo cubre.
Pero la poesía sobre todo y ante todo sorprende al poeta que la escribe, pues se oculta en ella lo obvio y justo al contrario la duda y lo intangible.

Pensé que si usted había visto algo típico, cuando no fue mi pretensión trazar un cuadro costumbrista, podría ello explicar que justo esa tipicidad en la que caí, fuera la causa inconsciente por la que le di una forma de fábula, pues estas representan cuestiones morales que son recurrentes en la vida de cualquier mortal y por supuesto amante.

Mi poema en su génesis habla del deseo, aquel platónico o mejor aquel de Dante, un deseo tan personal e íntimo, tan irreal que solo se puede vivir en completo silencio y en fantasías.
Deseo por el instinto de deseo más puro, allende el sexo y la especie. Hambre, sexo, yo lo llamaría goce primario y sin embargo, cuando se sublima más allá de las necesarias babas, goce divino, entendiendo por divino, la perfecta representación de nuestras imperfecciones.

Luego la Parra, al hablar, se encarga de transformar ese sentimiento de fantasía en una opción perdida, y cualquier opción de realidad entre ambos convierte lo perfecto en fallo y cualquier belleza etérea es transformada en condición humana con su joroba de fracasos y desencuentros... pero también de estómagos llenos de sentimientos y satisfechos.

Gracias por su espera nunca merecida, mi Señora Merche, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Silvia_D] Mi querida Doña Silvia, sin saber usted querer saber, ha sabido, marcar las contradicciones y el corazón de la fábula.
El poema como le explicaba a Merche, nace antes del encuentro, pero una vez escrito, supongo que pensé que el silencio es tan frágil que si fuese roto, algo parecido a lo que después escribo ocurriría.
Así que por un lado, lo equivocado no es el encuentro como tal, algo que al parecer en la fábula inicial provoca el deseo y abstrayendo aquella original idea, en cada caminar debajo de parras, sugestionaría la fantasía y la evocación en los sentidos a través de la memoria.
Parece ser condición humana desear lo inaccesible, pues justamente lo que alimenta el deseo es el no tenerlo nunca satisfecho, resultando que un deseo colmado deja de serlo, llegando a provocar el hastío o el empacho.
Bajo la premisa anterior, si fuese cierta, cualquier momento hubiese sido el equivocado para consumar el amor de la parra o el hambre de la Zorra, ambos instintivos, pues no desea otra cosa la vid que expandir su semilla, ni otra la raposa que llenar el estómago. Y hecho lo anterior, un deseo extinto no ocupa memoria colectiva, fábulas ni poemas.

Lo equivocado fue hablar en voz alta por la Zorra rompiendo con ello el silencio de la Parra, lo equivocado de la Parra fue ofrecer pasado a una Zorra sin futuro.

Me alegro que considerase la moraleja de mi fábula y revisase a La Fontaine. El miedo a las figuras terroríficas de su infancia usted lo transformó en disfraz de adulta. Las impresiones impresionantes, si no son traumáticas, se asemejan en su química a las que nos excitan o estimulan, y así nunca sabremos si lanzarnos al vacío es más gozo que terror o más terror que gozo.

Besos desos, Suyo Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Pedro Ojeda Escudero] Mi Señor Ojeda, bien sabe usted que mis letras son de ignaro y mis razones de versado. Así que con torpeza me manejo igualmente con las fábulas, donde cargadas de figuras simbólicas y profundamente complejas, ni el más famoso semiótico en vida podría del todo manejarlas, aunque de haber sido yo él, hubiera titulado su romanzo de éxito como el 'Nome della Parra o de la Zorra'.

Suyo y placer en saludarle, Z+-----

Merche Pallarés dijo...

Ay, mi SEÑOR DE LA VEGA, qué explicación más enrevesada me ha dado. Ahora si que no entiendo nada... Por favor ¡no juegue con mis desgastadas neuronas! Dejeme con mi ilusión primaria de un desencuentro amoroso de STAR-CROSSED LOVERS. Aunque me ha gustado eso "...del deseo más puro, allende el sexo y la especie...". Besotes líricos y a sus pies, M.

elisa...lichazul dijo...

de la vega

que gusto me ha dado leerle (no siempre son coincidencias las que escribo ;=) )

Desencuentros y algunos reproches se dan en la vida más común y seguido que los escritores los toman y realizan estas fábulas para que las tengamos presente y evitemos los errores ya hechos...craso error
porque lamentablemente siempre volvermos a tropezar y caer y parece que aprender es algo pasajero para el hombre

de qué han servido todas las bombas lanzadas, los amores dados, si la piedra se vuelve carne y el corazón piedra?

un beso para usted señor del antifaz
que tenga una semana preciosa

Señor De la Vega dijo...

[Merche Pallarés] ¿Tira la piedra y esconde la mano?, mi Señora Merche, no se lamente, que sus neuronas dan para mucho más que lo que este Zorro aprieta.
No hay nada que entender, sino solo seguir la cadena, porque usted interpreta y yo interpreto lo que usted dice que pensó en base a lo que yo plasmé cuando mi escrito interpretaba, y así también con su ayuda, trato de entenderme y entretenerme.
Besos a usted con reverencia, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[elisa...lichazul] Razón tiene mi Señora Elisa, llamamos casual o caos a lo desconocido, cuando en realidad según está tejido el universo todo es causal y tela de igual modo fruncida.

Leyendo los versos de la Zorra "Silencios intensos/que fermentan lo dulce/y en el aíre se respira
un embriagar ligero/conocido/que marea el recuerdo/para evocar tus vides."
, imagino que igualmente los podría haber escrito esa Lepidóptera Morpho que en su balcón comento, fabulando a una mariposa azul embriagada de memorias, o también el oso borracho de madroños maduros, o el elefante mareado de marulas, o el orangután patoso después de deleitarse con los frutos fermentados... o tal vez un humano escritor o un escritor humano.

"¿si la piedra se vuelve carne y el corazón piedra"
"de qué han servido todas las bombas lanzadas, los amores dados?"


La respuesta a su cuestión se halla en la pregunta, puesto que la alquimia que usted refiere en bellísima metáfora, la encierra: Sirven para transformarnos.
No gozan de carácter pedagógico ni el amor ni la guerra, sino que son una transmutación de lo que también somos, beso y sangre.
Más prosaicamente y más fabulísticamente si usted gusta, somos tan caníbales como la mariposa azul cuando somos orugas, ante lo que creemos recursos limitados, ya sea de alimentos, de territorio, de poder o de parejas, (incluso viviendo en la inabarcable amazonia y siendo allí tan insignificante cosa) eliminamos al hermano para tener más trozo, o brillamos con el más azul de los colores, igual que príncipes, para buscar amores después de digerir hermanos en la fase de crisálidas y ya transformados, alzar el vuelo de alados mariposos, felices y sin remordimientos y aún dispuestos a ganar el Nobel de la Paz o del Cielo.

Suyo con brillantes besos, Z+-----

Chafan dijo...

Zorro, para que usté no se me pierda entre zarzales, tengo a bien informarle que cambié de barrio. Puede usté verme descalza siguiendo el perfil, cuando guste.

Merche Pallarés dijo...

Vale. A sus pies de nuevo, M.

Gizela dijo...

Bien creativo su texto.
Es usted muy bueno versionando clásicos. Todavía recuerdo la genialidad del zorro y el Principito.
Realmente no atino a descubrir el alma significativa de la fabula, así escrita.
Pero sólo espero no sea la que la señora Merche cree, sobre desencuentros amorosos.
Sería verdaderamente una lastima que con lo que cuesta encontrar un amor sincero en estos días, alguien lo perdiera por una filosofía derrotista de vida.
Pero bueno aquí estamos para disfrutar intentos literarios, así que de nuevo mis felicitaciones, por su estilo y creatividad.
Mis respetos
Un beso.

Princesa Dariak dijo...

Estimado Sr. De la Vega, si zorro y parra comprendieran sin comprender el sentido de la eternidad, y la belleza al unificar el amor sus espiritus... no habría habido fábula...

Abrazos de luz y sombras... un saludo, mi venia.