"...tengo una alfombra de jornadas y el tiempo hecho pelusa, de tanto enredarse en esa sensación pegajosa de la nada."
Comentario poemado de Noviembre 2008, escrito por J. de la Vega Z+-----[Poemas bajo tu balcón]


Aquí esgrime el Zorro+-----[SoneZtosII]+[PoetiZandoFeisbuk]+[LaSima de los Vuersos]+[DiarioÐLolita]+[Balcones]+[ZVisión+-]+[MemoriasLiteratura]+[Ilusiones]

*

Inflexión

¿Por qué no me canso de oír al vacío replicar mi nombre?
Ojos blancos, sin mirada fija y pupila dilatada,
tez pálida, ausente carne rosa o encarnada terneza,
gimiendo mi silencio en un hueco, como la brisa helada.

¿Por qué no unirme con la nada ya? culminando suicidio...
Poco hay más valiente, que aquel que reconoce la derrota
antes de que ocurra, y el final oscuro proclame victoria
para que la noche nos reencarne en bacterias necrófagas.

¿Vi acaso demasiado? y quemé la vida y apagué mi alma...
¿No será, que vi solo los reflejos de algo inalcanzable?
Y me rindo, como molesta zorra ante las uvas altas.

No tengo respuestas felices y estoy vencido como hombre.
No tengo camino que seguir, sin pisar mi digna sombra.
No hay rescate que libre mi prisión, igual que no hay salida.

J. de la Vega Z+-----


Anotaciones al poema:


(Entrada relacionada en The Curse of Capistrano: El Lemming poeta y la guadaña)
(Entrada relacionada en The Curse of Capistrano: Derecho a morir)
Artículo de Héctor Abad Faciolince publicado 28/9/08 en -El País Semanal, ¿Por qué se mata un escritor?-
[archívo artículo biblioteca Jdelavegazorro+)]


Safe Creative #0904203097655

25 esgrimieron la palabra +-----:

Cornelivs dijo...

Bello, indudablemente que si.

Pero muy triste. Pienso que antes de que llegue el momento de las bacterias necrofagas...¡tenemos aun mucho amor que dar a los demas!

Merece la pena.

Un abrazo.

Señor De la Vega dijo...

Cornelivs, en las anchuras del hombre, hay mucho espacio, y algunos profundamente contradictorios, no es vergonzoso enfrentarlos, yo creo que 'coraggioso'.
Las respuestas felices, se agotan para algunos y se vuelve tiempo de derrota. Y todo determina.
La muerte es solo un paso, si con dignidad se imprime y no arrastra a otros o tampoco lastra al vivo.
Hay caminos que nacen angostos y no se agrandan dando, si no recibes.
También, hay caminos que terminan, y hay que afrontarlos.
Merece la pena,
Abrazos y Suyo, Z+-----

YessY*Von*D dijo...

LA FELICIDAD NO ES ETERNA LOS CAMINOS CON EL TIEMPO SE ANGOSTAN
LA CRUZ SE VUELVE MAS PESADA...
LA LAGRIMAS MAS SALADAS HASTA SECARSE... HASTA QUE YA TODO QUEDE EN NADA...

Señor De la Vega dijo...

YessY*Von*D, tuvo suerte mi señora, y puede hablar del mundo donde reina.
Dicen los versos, lo que el tiempo inflexiona, algunos por desgracia no salen al camino cuando ya se acaba.
Otros, cuando su espacio agotado se derrumba, hace tiempo que no recuerdan nada.
Y así cada uno, un paso...
'La felicidad es un decir y me arrancaron la lengua'.Z+-----
Suyo Yess,

PAOLA dijo...

Mi muy estimado Señor de la Vega: ha pasado tiempo y destiempo para nuestros nutridos intercambios, y a pesar de haberle extrañado y casi sin tiempo para recorrer palabras queridas, procedo solemne y cariñsamente a dejarle el aviso de un premio en mi laberinto, puede entrar nomás sin preámbulos.
Le espero con el respeto de siempre.
un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

No hay salida, querido Señor de la Vega. O, al menos, yo no supe encontrarla.

Señor De la Vega dijo...

Pedro Ojeda Escudero, no nos quedará más remedio, mientras haya vida mi señor, que reconciliarnos con nuestro adentro y aceptar nuestro sino.
Suyo, Z+-----

María dijo...

¡Cuántas veces nos hemos sentido invencidos! ¡cuántas nos hemos sentido derrotados! ¡cuántas nos hemos sentido sin saber qué camino continuar!

Rendidos, derrotados, vacíos,
insatisfechos, apagados... ¡cuántas!

¡Tantas y tantas las veces!

Señor de la Vega, este poema es un eco que hemos llegado a sentir todos alguna vez, en algún momento, como prisioneros, sin salidas...

Precioso su poema Señor de la Vega, ha sido una gran satisfacción estar hoy en su blog.

Un beso.

Señor De la Vega dijo...

María, es mi satisfacción siempre el tenerla tan cerca.
De verdad lamento el compartir las desdichas y frustradas salidas.
Pues a nadie deseo, que hagan suyos mis versos, excepto en el incierto posible, que lo lean, buscando un soneto construido sin la rima.
En física aprendí, que no hay ecos ni sonidos, que recorran el vacío. Razono entonces, que aquello que replica nuestros nombres, sea un resquicio de esperanza, que aún se resiste tenaz a abandonarnos, y es que, la esperanza es pesada, muy pesada, se agarra a cualquier mínimo saliente, para no soltarnos.

Preciosa su presencia, con un beso y siempre suyo queda, Z+-----

beatriz dijo...

SOmos villanos
somos soldados
somos caidos
y los que han ganado

Son paradas del alma
en horas altas y bajas

Señor De la Vega dijo...

beatriz, suena casi a un himno, o al estribillo de una canción de cómic manga, repleto de robo-troll-es.
¡Somos villanos!
¡somos soldados
¡somos caídos!
¡y los que han ganado!
Me gusta.

El alma se para, y desfibrilar es una tarea difícil.
Mucha energía necesaria, y la falta de un pecho o lugar físico donde aplicar la descarga.
Besos mi señora, Z+-----

DianNa_ dijo...

Sr. de la Vega, se me ocurren muchas cosas, pero ahora resulta que no puedo escribirlas y la culpa es tuya por haberme azuzado, pero eso de que estás "vencido como hombre"... pues que veo demasiada energía en tus letras para que ni siquiera haya un asomo de ello o tú te lo permitas... como mucho y con gran falta de sensibilidad en mi lectura, creo que te sentó mal la cena y los ojos en blanco de pupila dilatada, eran del pescado que te despachaste anoche.

Te tengo dicho que cuides esas copiosas cenas o cualquier día me llevo un disgusto, pequeño.

Me tapo la napia
no quiero respirar
el aire me huele a ti.
Cierro los ojos
no quiero ver
las nubes dibujan tu cara.
Me tapo los oídos
no quiero oír
el viento me trae ecos de ti.
No quiero vivir
todo me recuerda a ti.
y tú... tu...
respiras
miras
oyes
vives
amas
y yo aquí como un besug@
muriendo por ti.

¡¡Anda!! si al final he escrito un montón.

Me voy zorrito malo, antes de que me pinches otra vez con la espada en el culo :P, no sin antes dejarte una lima para que aserres los barrotes :D.

Mordiscos^^
Suya y mia...
yo

Carmen dijo...

Salgo de mis últimas actividades y al leerle, me encuentro con esto...¡Ay, señor de la Vega! No es usted el único que a veces compone con esa carga de sentimientos...oscuros. Sin embargo, aunque sea valiente reconocer derrotas, es preciso mantener el ánimo en actitud de lucha y superación. Nada de finales oscuros ni convertirse en bacterias necrófagas...¡que asco! Lo bueno es tener los pies en tierra firme. Pisar seguro...

Un abrazo de luz, amigo. Perlita

Gizela dijo...

Hermoso poema, Don De La Vega
Hermoso como lo es muchas veces la tristeza, cuando ella se ha vuelto nuestra única compañera de caminos.
Imagino que para alguien tan derrotado por la vida, reconocerlo, será valentía, y suicidio entre cuerdos, debe ser un acto valiente...sí es qué se puede llegar a ese pensamiento, en estado de cordura.
Yo creo que no, pero no soy experta en el tema y realmente creo que no quiero serlo tampoco.
No me gustaría enfrentarme a mis propios demonios, y algún día encontrarme en medio de un ataque de "cordura" y decidir ponerle el cartel Fin a mi existencia.
Un beso inmenso y triste
Gizz

Señor De la Vega dijo...

DianNa, en mi caso 'Oro parece PlataNo es'.
Jajajaj, aunque usted lo transformó en besug@:
¡Ves, Hugo, lo que te decía, a todos nos llegará el anzuelo! o el orzuelo, si miras con esos ojitos en blanco de recién cocía. Jajajaja!
Mire, mire, mi DianNa, que esas metáforas de 'espada en el culo', le pueden costar un bloqueo por el Gran Hermano BLOGGER. Jajajajaj
Aunque, estudiando su caso, me asombro, porque a pesar de todo, aún le permiten imágenes tántricas, mientras están censurando en blogs de medio mundo, por menos descaro. Y ejemplos de ello tengo.
¡Miedo de la bruja tienen! y yo me alegro y ¡qué no se atrevan! pues probarían mi espada o tal vez mi dedo.
Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

Perlita, ¿hay algo que nos haga estar más pegados a la tierra firme, que ser conscientes de nuestra ineludible transformación en bacterias necrófagas?
Yo mi señora, lo dudo.
Tampoco soy ejemplo de actitud de lucha y superación, pues sobran los ejemplos a los que estamos sometidos, en este mundo de competición y demostración a los demás, agobiante, y quizás pero menos a uno mismo.
Donde, al final, solo triunfan pocos, porque la victoria la consigue uno y nunca el que le sigue. Nunca me encontrará en carrera vital como lucha.
Mi lucha es contra el abuso del más fuerte frente al otro.
Si tiendo a cosas buenas que superan mi concepción egoísta, (que nunca a superarme), no es como el camino de un hinduista o budista, pues yo nací iluminado, como lo fue finalmente Siddhārtha, y en mi caso mucho más en la mañana, aunque en la noche menos.
La muerte me acompaña, en mi piel muerta y descamada, en mi cabello abandonado en el desagüe, en mi aliento de C02 y sangre en mi retina.
Gracias por traer su palabra, que es luz del led constante de Perlita. Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

Gizela, usted quiere vivir para siempre mi preciada amiga.
Lamento, decepcionarla y que conste que no es amenaza, sino certeza.
No se entristezca, pues la muerte es vida... eso sí, para otros (bichos).
Usted dejará letras, y sus genes escritos en la tierra, con sus hijos. ¿Se puede pedir más, para quienes somos tan poco? (Intente no dejarles deudas).
Los demonios, los creamos nosotros, también a los dioses, y con ellos vivimos a gusto o escondidos en continuo reproche.
Suicidio, es algo más que nos prohibimos en lo social del hombre, porque deja debilitado al sistema y embarrancado el castigo.
Puesto que el mayor poder creado, es controlar vidas y no se puede dominar a muertos, excepto en el imaginario de un Vudú, de una resurrección bendita o de un film de serie B, con gore y salsa de tomate frita.
Besos y abrazos, como siempre alegres, Suyo Z+-----

Gizela dijo...

¿Que sí quiero vivir para siempre?
Claro que quisiera, sé que no es posible,y seré pasto de gusanos, y oleré putrefacta, como todos los vivientes.Ni mi fidelidad a Issey Miyake, me salvara de la fetidez.
Querido Don De La Vega, hablaba de desatar mis demonios y adelantarme a la nueva fragancia de mi propia mano.
Bendita la juventud, que siente irreverencia por la muerte y que los viejos tememos tanto.
Le dejo un beso... aun viva
Gizz

DianNa_ dijo...

Ojitos de cordero degollao jajajaja.

¿La censura está con su ojo que todo lo ve, encima nuestro? ya no diré más c u l o, desde ahora, diré pompis. No quisiera ser yo la culpable, con mi soez vocabulario de que te pusieran chapa a tu cueva, faltaría más, los mato!!

Que se atrevan a cerrarme el blog, abriré más de los que sean capaces de cerrarme jajaja me siento peleona, Zorrito mío y si además me respalda tu dedo (¿?) jajaajaja QUIÉN DIJO MIEDO!!

Vuelvo a mi Terra, con el calor de unas risas Z+..., que dejé el fuego encendido jajajaja.

Besos, sr. mío ;)

Señor De la Vega dijo...

Gizela, yo poco sé de los perfumes o diseños del señor Issey Miyake, desde luego, si a usted los perfumes, no la salvan de la fetidez de la muerte, a él como hombre sí le salvaron.
Dudo que pocas personas hallan estado tan cerca del profundo hedor del holocausto como el Sr. Miyake, el olor a carne quemada en el día que vio el hongo de la muerte con sus ojos, y que envolvería a su madre hasta matarla, posiblemente le insufló el deseo de dar colorido y fragancias a su vida.
Así que Gizela, eligió bien al perfumista y al artista para hacer ese paso inevitablemente humano, mucho más fashion.
El joven pocas veces visualiza la muerte, por eso es irreverente. He incluso cuando la observa de cerca, prefiere que no exista y la ignora, al menos eso parece.
El anciano, (antes) que no ahora, sabía aceptarla y cuando llegaba el momento la buscaba, no la temía, al menos no más y si menos, que lo que le quedaba de mala vida.
Quizás en esa sabiduría, caminaba con dignidad a su encuentro en un camino preparado de antemano, era como cerrar un libro, donde se escribía el último capítulo por el autor o autora, hoy ese epílogo, lo quieren decidir en hospitales, gente ajena, insensibles al moribundo, porque sería imposible con cada uno y con protocolos impersonales escritos en despachos.
Yo, es claro, que reclamo nuestro derecho a cerrar nuestra última página, cuando hayamos contado con el tiempo para escribir el 'fin' que deseamos.
Suyo y besos mi señora, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

DianNa, ¡qué lindo ese comentario Silvia!, cantarín y risueño. Bien sabe que la sonrisa es la droga que yo quiero y de la que no me canso.
Aquí, en esta cueva, puede mencionar las veces que quiera CULOS, que no perdono BULOS, y usar los dedos para gozar los ANOS, aunque no me gusten los comentarios VANOS, o bien podría jugar con la palabra TETA o fumar un PETA en compañía de mi ZETA, mientras se RETA a ETA... porque aunque no FUMO, mi personaje es HUMO y PANDERETA, CARNAVAL y siempre DIGNO ORGULLO con mirada DISCRETA.
Nada me asusta del Gran Hermano, ni de nadie, pues lo que se guarece en mi espacio, lo defiendo y nada censuro y tan solo la estética y mi gusto, marcan mi Cueva de Zorro, definiendo el derecho de machar o embellecer las paredes con mis errores, palabras, sonidos o imágenes.
Si un día cerrasen o bloqueasen (no sería extraño), el acceso a mi Cueva, abriré otra grieta a la ecosfera, pues vivo en el submundo y en los cielos.
Suyo y como siempre la deseo lo mejor a usted y a los suyos, con todo mi cariño, Z+-----

DianNa_ dijo...

Vengo a dejarte besos y a llevarme los tuyos y tu cariño que es mutuo, Zorrito mío.

Besos y sonrisas.

BIPOLAR dijo...

Pues yo le acompaño en el sentimiento y comprendo perfectamente su estado de ánimo y su necesidad de transición a otro nivel más elevado, que de no existir nos daremos el batacazo juntos, pero a fe mía que será gallardo y estiloso.

Señor De la Vega dijo...

DianNa, sabe que siempre agradezco su presencia con toda la mutualidad que se merece y mi cariño.
Suyo mi señora, Z+-----

BIPOLAR, cierto lo que dice y lo secundo.
Donde nosotros vayamos (por definición de esencia y alzado de eminencia), será siempre un nivel más elevado, por eso exigiré que esparzan mi cenizas en el tántrico Bhutan o en el Tibet budista.
Chamuscado pero suyo, Z+-----

Anónimo dijo...

Buenas tardes, Señor De la Vega:

Le enlazo una canción, en la que Claudio Villa dedica un saludo a la tristeza.
Buongiorno tristezza


Sobre la muerte, pienso lo mismo que él. En su lápida, se lee:
“Vita sei bella, morte fai schifo”
(Vida, eres bella; muerte das asco)

Al menos, aunque nos venza, que se entere.

Saludos. Gelu