"...tengo una alfombra de jornadas y el tiempo hecho pelusa, de tanto enredarse en esa sensación pegajosa de la nada."
Comentario poemado de Noviembre 2008, escrito por J. de la Vega Z+-----[Poemas bajo tu balcón]


Aquí esgrime el Zorro+-----[SoneZtosII]+[PoetiZandoFeisbuk]+[LaSima de los Vuersos]+[DiarioÐLolita]+[Balcones]+[ZVisión+-]+[MemoriasLiteratura]+[Ilusiones]

*

Derecho a Morir

Ahora sé; solo duele la vida,
pues presiento como la muerte avanza,
según me invade, mi mente se olvida,
lentamente ya el corazón alcanza.

He soportado imaginando la huida
a ese lugar donde habita su lanza.
Pues la tortura más dura sufrida
fue mi postrar sin ninguna esperanza.

Nada sueño, tan siquiera recuerdo,
nada existe, pues lo ganó el olvido,
parezco loco y jamás fui más cuerdo,

es final y cuenta atrás de un latido,
convencido estoy que el polvo que muerdo
sea el derecho a morir del no vivo.

J. de la Vega Z+-----




Anotaciones al poema:

Este soneto de J. de la Vega, esta dedicado especialmente a Eluana Englaro [ver 9/2/2009 El Pais.es][archivos jdelavegazorro+]

(Entrada relacionada en The Curse of Capistrano: Inflexión)
(Entrada relacionada en The Curse of Capistrano: El Lemming poeta y la guadaña)
Otras lecturas: artículo de Héctor Abad Faciolince publicado 28/9/08 en
-El País Semanal, ¿Por qué se mata un escritor?
-


Safe Creative #0904203097624

40 esgrimieron la palabra +-----:

Salondesol dijo...

El derecho a la vida es el bien jurídico más protegido de cualquier legislación. Para a morir en cambio no existe acuerdo social.

Saludos.

Cornelivs dijo...

"Las tortura mas dura sufrida/ fue mi postrar sin ninguna esperanza".

Impactante frase, que hace meditar...

Precioso poema.

Un abrazo.

El Titán dijo...

Hay una frase de algún griego o romano del cual no recuerdo el nombre pero que dice algo así:"uno debería poder irse de la vida como de un banquete cuando está hastiado".
La vida es de uno y de nadie más...
Espero que lo entiendan aquellos que solo piensan en las vidas de sus dioses y sus iglesias...

DianNa_ dijo...

Fue tanto el dolor que mi mente fotografió perpetua tu imagen en mi retina. Vi como cada día que pasaba te alejabas un poco más de esta vida y te acercabas a la otra... hasta de que de repente, sentí que se rompían lo últimos hilos que te unían a mi. Sentí que ya no sentías y no estabas dormido y no estabas... no estás.
Lavé tu cara con mis lágrimas y te dejé partir, rotas las mitades.

Por el derecho a una vida/muerte digna.

Esto es muy doloroso y duro.

Besos, niño.

Gizela dijo...

Es una tragedia siempre para el postrado vivo, sin vida.
Lo es para la familia que imagino debatiéndose entre el amor que les aconseja dejar ir, y el amor que se aferra a una esperanza y un no dejar ir.
Ruego a la vida nunca ponerme en una situación así.
No creo poseer la suficiente fortaleza, para salir cuerda de ella.
Un beso
Gizz

zel dijo...

Precioso e impactante, sr de la Vega, me uno A TODOS LOS ARGUMENTOS que destila el poema y que comentaste en el blog. No merecen calificativo de humanos.

Un fuerte beso!

zel dijo...

Y además, debemos soportar enunciados engañosos de libertad? "Vive la resistence"!

María dijo...

Maravilloso este poema Señor de la Vega, es un placer leerle.

Este poema, el cual hablas del Derecho a la muerte, me acabas de recordar un post que escribí yo sobre este tema en mi blog, hace tiempo, y que titulé "El derecho a decidir sobre la muerte".

Libertad para vivir, libertad para poder decir a morir, sin que ninguna persona en estado vegetal tenga que estar viviendo sin vivir, porque en ese estado es como estar muerto en vida.

Deberíamos tener derecho a la libre elección, poder decidir sobre nuestro modo de morir.

Feliz tarde, Señor de la Vega, un placer estar en su blog.

Un beso.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Bello y certero texto, Sr. de la Vega. Subscribo y reclamo mi derecho a una muerte digna. Y el de todos.

uma dijo...

Solo atino a un abrazo intenso, Señor Zorro.
Aquì me tiene.

ESPOLON UNIVERSAL dijo...

Subscribimos y reinvindicamos junto a usted Sr De la Vega y a sus ilustres visitantes, el derecho a vivir y a morir en Paz.

En nombre de Espolòn le agradeco su generoso poema dejado en nuestro espacio virtual.

Es un placer, asìmismo, leerlo en La acequia.
Por aquellos lares coincidimos con frecuencia.

Suyo afectìsimo y servidor:
El revulsivo Antonio Aguilera, en mi propio nombre y en el mi tribu.

ESPOLON UNIVERSAL dijo...

Olvidè decirle que si desea un Espolòn gratuito, me puede pasar sus datos a espoloneando@gmail.com o al blog.

Quede usted feliz

Yahuan dijo...

Derecho a morir tiene por derecho a libertad, pero no pida que le mate pues a eso no tiene derecho. Eso es lo único que se me ocurre decir, usted verá si me aprueba o no...

Goathemala dijo...

Veamos si en mi olvidadiza, casi desahuciada, cabeza meto el dato de venir más por aquí para libar tanta belleza como veo escrita y de la que esta poesía es un verdadero estandarte.

Saludos.

§♫*€lisa*♫§ dijo...

no hay muerte más bella que haber vivido sintiendo la vida en las venas...
la vida y la muerte a veces no se toman de la mano
y suelen ser juzgadas por separado:)


muakisitos De la vega
muchas gracias por tan hermoso regalo
edad de verano
principios de otoño jajaja
felíz de volverle a leer
cuidese:)

elycosmetica dijo...

Has cosas que nos matan en vida. Aún así, vale la pena vivirlas antes que anestesiar los sentimientos

Como siempre, un placer leer sus versos.

Eliana

©hannibal dijo...

Que delicia mi querido panadero.
El vacío.. el enfrentarnos con la desesperanza y ver el absurdo del mundo, no es enfermedad, sino la sutileza que nos regala la profundidad de la vida para ver más allá de la falsa realidad.

Los caminos son esos, pero no por eso las cosas están perdidas, pero si alguno lo confirma, pues que duerma en silencio y busque en la calma la felicidad, tiene derecho a hacerlo. Pero por otro lado, si lo que hay incomoda, entonces cambiemoslo y no vivamos en auto engaños. El saber, es hacer.

Cambiemos nuestra inconformidad en lucha. Pero si no decidimos hacer eso, pues que la muerte nos reciba con bombos y platillos.

saludos
Hannibal

Señor De la Vega dijo...

Salondesol, mi señora, lo que usted indica, viene a demostrar que la vida a sido constantemente y fatalmente maltratada desde que el hombre es hombre y que en la muerte solo deseamos legislar sobre la muerte de los otros pero nos negamos a que legislen sobre la nuestra.
Saludos y suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

Cornelivs, gracias señor, fíjese que solo con tremenda empatía, se resolverían los problemas que causan postrares aberrantes que anulan cualquier dignidad. Bastaría, impactados, compartir con el que quiera terminar la agonía, sin cerrar nuestros oídos, ojos y sentidos. Y no buscando en la fe a la personal creencia, un destino indeseado por el otro. Apliquemos, por Dios, la fe, sobre nosotros.
Abrazos y suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

El Titan, absolutamente de acuerdo con lo que dice.
Y mientras no encontremos un autor a su frase, para mí será frase sugerida por su titánica persona como clásico ejemplo de inspiración de altura.
Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

DianNa, creo mi señora, que alguna clave de la faltas que tenemos, la pueden sugerir sus líneas:
"y te dejé partir, rotas las mitades"
Y aunque sus versos son metáforas, a veces asumimos a los otros seres humanos que han participado en el forjar de nuestras vidas, como nuestros.
Y con amoroso egoísmo nos negamos a su partida, o con amante dolor la permitimos con infinito duelo.

Negar o permitir, donde el que muere no cuenta, e incluso dejó de contar ya en la cama como enfermo, y los médicos le desechan como interlocutor, y la familia asume su dignidad y firma, en nombre todavía de un vivo.
Cada caso un mundo, ya lo sé, pero lo que menciono también lo veo.
Necesitamos recuperar, una perdida cultura al enfrentar la muerte, nuestra y de los nuestros.
Con besos mi siempre niña, Z+-----

Sol dijo...

Qué delicia venir a leerte. Un abrazo grande. :)

BIPOLAR dijo...

El caso de lectura de la mente ajena se lo voy a encomendar a algún abogado, pues pudiera ser que se trate de una apropiación indebida involuntaria de la propiedad intelectual de otro que piensa lo mismo pero no lo manifiesta.

Por otro lado, que cansino esperar en el sofá a que venga la muerte, como un Homero Simpson cualquiera...

Mar dijo...

Inmenso el poema y desgarradora la nota. Tanto interés mezquino y tanta palabra maquillada en política no han hecho más - en siglos-, que faltar al derecho de la libertad.

Por el derecho a la vida.
Por el derecho a una muerte digna.

Mi saludo Sr Z+----

Señor De la Vega dijo...

Gizela, tiene razón, mejor no enfrentarnos en nuestras vidas a hechos similares. La mala noticia, es que gracias a nuestra evolucionada tecnología, aunque los hechos no sean idénticos, las vidas se alargan artificialmente hasta lo absurdo. Siempre se entiende, en la buena esperanza de encontrar salida, aunque el deterioro nos diga que la mejora es vana. Y me temo que deberemos sufrir más decisiones de las que creemos y entonces deberemos sacar fuerzas de flaqueza.
Besos mi señora, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

Zel, mi activista señora, Vive la resistence!, aunque sabemos que en este caso, de lo que se trata es de no resistirnos al destino, por la ejecución en Italia o en España de decretos políticos. Cataluña fue la primera comunidad del estado en regularlo, el resto la seguimos. La idea es resistirnos al absurdo del hipócrita moralismo de las sociedades, de que decidan el cuando de nuestra muerte: o mal retrasándola innecesariamente o peor forzándola violentamente en guerras.
Petons y siempre suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

María, siempre un placer encantador el recibirla.
Deberían ser libertades individuales garantizadas, la vida y la muerte, parecen contradictorias, pero no lo son, o al menos no para el común de los normales. Solo surgen las intersecciones, cuando alguien las quiere controlar ajenamente a uno mismo. Es entonces cuando la dignidad de la vida que todos, para nosotros querríamos, debería imponerse para aliarse con la muerte y no enfrentarse. Parece fácil, pero debe ser difícil, pues mire en el mundo como estamos.
Muchos besos, mi hada azul, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

Pedro Ojeda Escudero., ojalá pronto se regule con las adecuadas garantías y cada cual que elija su destino, sin que se realice proselitismo con el resto.
Ofrecer vida digna, a los que viven, yo diría y no confundir latidos en cuerpos moribundos con letanías.
Suyo Z+-----

Señor De la Vega dijo...

uma, atina a tanto usted, siempre, con tan poco.
Aquí tiene su casa y a su Zorro.
Suyo,+-----

Señor De la Vega dijo...

ESPOLON UNIVERSAL, gracias por su ilustre visita. Muchas cosas por reivindicar nos quedan. Por ello es tan gustoso su gusto por las publicaciones más subversivas y graciosas.
Todos los temas, se pueden ilustrar en mil maneras, solo una es concluyente y no excluyente: La sincera.
Afectado y sirviente quedo, de sus revulsivos y tan admirados personajes, tribus y personas, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

Yahuan, tiene razón mi señora, no puedo pedir a nadie que me mate, pero sí que me ayuden a morir dignamente según mi voluntad. Y si alguien sin dañar su conciencia se ofrece, en esa ayuda, solo pedir al resto que no le juzguen y que acaten mi libertad y la suya.
Como decir ha dicho mucho, y aprobaré siempre la palabra, ¿quién soy yo para no hacerlo?,
Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

Goathemala, yo que presumo de desmemoria ¿cómo podría acusarle?. Que tengo abandonada su fecunda tierra de árboles hermosos, aunque a veces me pierda en silencio, en sus lecturas y recupere mi gusto al degustarle.
Un saludo señor, siempre, sin prisa y pausa quedo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

§♫*€lisa*♫§, a mi también me resultaría muy fácil asumir la muerte después de haber vivido intensamente, y así se lo desearía a cualquiera, sin dudarlo.
Ingenuamente nos empeñamos en juzgar por separado, vida y muerte, porque tendemos a juzgarnos como seres inmortales, y acumulamos bienes absurdos como si así fuera.
Nos juzguen como nos juzguen: estamos locos y endiosados.
Muakisitos mi señora Elisa,
Suyo Z+-----

Señor De la Vega dijo...

elycosmetica, mi señora Eliana, es verdad lo que dice, nos matan muchas cosas, aún viviendo. Porque la empatía nos fue dada, para sentir la vida y muerte de los otros. Y por supuesto, la vida vale la pena vivirla, antes que caer en la anestesia y volverse apático o psicópata. Pero si la carga es imposible, la solución es otra. Y demorarlo puede convertirse en ejercicio más siniestro, que terminarlo todo.

Placer el mío por el gustoso encuentro, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

©hannibal, delicia la mía el tenerlo presente.
Encuentro con el 'vacío', visto como lo observan los sabios o los Dioses. Ojala un obstáculo, fuese este el que fuera, sirviese para lanzar al hombre hacia el reto de intentar superarlo, a veces eso sucede, y lo miramos con asombro, y nos asombramos menos cuando vemos espíritus hundidos, frente a muros reales o fingidos.
Pero yo digo, que no juzguemos a otros, ya nos llegará el momento de juzgarnos solos y en esa libertad, tomar nuestro camino.
La muerte, recibe solo a muy pocos con bombos y platillos, y sin embargo, a muchos más con bombas y gatillos.
Gran placer su comentario, saludos y suyo queda,
Z+-----

Señor De la Vega dijo...

SoL, Qué delicia, ser su ensayo o fiel probeta, donde la visita sea experimento grato. Un abrazo enorme, mi señora Sol y luna, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

BIPOLAR, si se refiere mi señora, a que pensamos lo mismo, ¿será quizás achacable a la genética?, que nos parió iguales. No reclame al abogado, pues se quedará la vaca y el ternero, y solo nos pondrán los cuernos con minutas y con cuentos.
Homero Simpson, se renueva en la caricatura de su tiempo, cosa que los mortales no hacemos, o quizás sí, como usted y yo en virtual comic al reír de nuestros miedos.

Aunque lo del sofá, me pone, ¿qué quiere que le diga? cansinear la muerte con la vida, me pone.
Suyo y un beso, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

Mar, a veces, ¿sabe?, aunque su ojo y parte del rostro en su icono, no tenga que ser suyo, se me aparece cuando escribo, imaginando en como me mirarían si no fuese sincero lo que escribo. Y eso me recuerda, que seré yo quien me mire si dijese algo por agradar a alguno y yo no lo sintiese. Pero claro, yo no soy político. ¿Y ellos que sentirán?... - sinceramente a esta altura de mi vida, ya no me interesa.
Por cierto, no me marea decirle, que sería su luna, Suyo Z+-----

pato dijo...

Tengo pánico a la muerte , espero jamás presentir la mia !

Señor De la Vega dijo...

pato, yo tampoco espero presentirla, tan solo que me lleve ligera y yo dentro de ella contemplarla.
Pero la entiendo, me educaron para entenderla.
Suyo mi señora, Z+-----