"...tengo una alfombra de jornadas y el tiempo hecho pelusa, de tanto enredarse en esa sensación pegajosa de la nada."
Comentario poemado de Noviembre 2008, escrito por J. de la Vega Z+-----[Poemas bajo tu balcón]


Aquí esgrime el Zorro+-----[SoneZtosII]+[PoetiZandoFeisbuk]+[LaSima de los Vuersos]+[DiarioÐLolita]+[Balcones]+[ZVisión+-]+[MemoriasLiteratura]+[Ilusiones]

*

Histórica fosa en la memoria

Fosa anárquica en sus huesos sin orden
fosa de terror para abuelos e hijos
fosa genocida al genε arbolado
fosa de odios y bajezas infames
fosa tierra yerma ocupada a muerte
fosa imposible abrirte sin abrirnos

En marzo 2002, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, llamaba a unas puertas que bien conozco, para pedir ayuda en su recién comenzada andadura en octubre del 2000, para la exhumación de restos, ya que habían encontrado su segunda fosa y necesitaban manos para trabajar en cinco más. Las puertas de administraciones donde lo había intentado no se habían abierto y los políticos ocupados en más votadoras cosas, lo daban como tema ya zanjado y enterrado. Visitamos la fosa y comprobamos la seriedad y objetivos con que estaban trabajando, y se planteó ayudar bajo la perspectiva de dignidad humana y social, a la asociación y a las familias, a desenterrar sus muertos para honrarlos en paz, apoyando, con tan solo retirar nuestro grano de arena del olvido. Los medios de comunicación se hicieron entonces eco y hasta con redobles internacionales, rompiéndose el silencio y abriendo una puerta que muchísimos más cruzaron con respeto.

Pueblos que lavaron a fuego y sangre el odio
pueblos donde el cobarde se convirtió en bestia
pueblos arrasados por el virus de guerra
pueblos rojos y azules de venas y arterias
pueblos que olvidaron a hermanos bajo tierra
pueblos que despertarán huérfanos de orgullo

Hijos, sobrinos, familiares supervivientes que recordaban el lugar exacto de la ignominia de asesinatos bien conocidos, pero mejor olvidados por quienes debieran recordarlos, porque todo y todos fueron santificados por cuarenta años de rezos en la cruzada del dictador fascista, y por eso el llamado rojo, quedó fuera del campo de cruces, para ser señal de espanto y advertencia a conciencias que tornaban su cara en colorada, al señalarse sus muertos por los que los habían matado impunemente.

Hoy en el siglo XXI, el debate, es el de una sociedad que en su mitad no quiere abrir la fosa de la culpa, que no se quiere purificar de su pasado, que prefiere imaginar que nunca ha sido, para inventarse así misma en un alarde de infantil orgullo y negación de su propia herida, cicatrizada en barro de ensangrentadas fosas, pero con una transición dorada y exaltada, a costa de un indecorosa desmemoria.

Vergüenza en saberse nietos o descendencia de asesinos de otros tiempos, a quién la recuperación del masacrado no perdona aplicando conciencia. Vergüenza en mancharse de sangre en la memoria, por algo que fue orgullo y hoy por culpa de blancos huesos, nos señalan con cráneos rotos. Vergüenza para todos los defensores de leyes que proclaman mandamientos y condenan abortos, y que nunca condenaron a los asesinos de las mujeres de rojos, que con barrigas llenas fueron torturadas y amontonadas como despojos en fosas dormidas y desde entonces reclaman salir de un parto imposible a una vida pasada y no nata. Vergüenza es lo que obliga negar la historia a los que la ocultan, porque hoy nadie exige justicia, solo verdad escrita en la lápida que le negaron al muerto y lágrimas para él, de su familia.

Nieto del enterrado vivo, del asesino muerto, yo soy tu mismo abuelo
Nieto de la mujer, amante, madre del republicano caído y del falangista que apretó el gatillo, yo soy tu sangre.
Nieto de un pasado glorioso de miseria, no escondas tu orgullo y ábrete llorando y aceptando a los tuyos.
Nieto de las cien Españas, desentierra guadañas de óxido rojo, de gualdas iras y rompe su hoja donde se cubrió el morado asfixiado en odios.
Nieto de mis hijos, recuérdame como pasado de memorias y no de olvidos.
Nieto de los tuyos, que sean todos los mismos.
Nieto del ayer, preséntame un futuro sin fosas.
Nieto de nietos, se construyó mi historia
porque busqué la tuya
+-----+

Tengo a mi espalda oquedad que profunda abrieron
pues atrás con pie izquierdo anticipé el vacío
temor por caer sobre brazos que partieron
aunque ya no siento ni escarcha helada o frío

Los conozco e incluso compartí apellido
pero hoy me odian por mi mirada desdeñosa
yo estoy aquí y temo dañarme en el olvido
donde su fusil es rasguño en la honda fosa

Castaños cargados del fruto ya maduro
olores todos que evocan días felices
paseíllo y candela en un invierno duro

Miedo que al caer mi cosecha no germine
arrastraré el cuerpo donde plantar raíces
creciendo recuerdos que el tiempo no asesine
+-----+

A Solineva,
Sol de aquel pasado ajeno, hoy por mí, encontrado
fuiste masacrado al ser beato de los cielos,
queriendo humillar dioses al urdir tu fosa y
con fusiles disparar metralla a tus destellos.

Ciegos criminales, no eran hijos de este mundo
y al violar tus rayos, más negro consiguieron,
negando tu amanecer, tan solo ellos lograron
despojar a los tuyos del mínimo consuelo.

Tu luz novicia, hoy en mi memoria es fuerte dama
y al evocar su nombre, veré ocasos más bellos
que prometo no amargar, mascando la retama,
pues recordándola desde ahora, dulce quedo.

J. de la Vega Z+-----

Safe Creative #0904223109765

37 esgrimieron la palabra +-----:

Anónimo dijo...

Pienso que el lemming poeta, era un fracasado lírico. Y buscó una excusa para inmolarse y tener un final épico. En un drama estúpido, propio de roedores.

Señor De la Vega dijo...

Eso haré yo (inmolarme)
en mi drama estúpido
propio de un dentado,
con colmillos gastados
y empastados molares,
por ser un fracasado y epicúreo.
Gracias por su ánimo señor anónimo,
Z+-----
NOTA: entiendo que no tiene nada que decir sobre fosas, lo entiendo, o bien se equivocó de entrada en cuatro alturas, lo en tien do.

Gizela dijo...

Sí esta entrada no fuera tan triste hubiese querido hacer un chiste de la visita de anónimo.
Pero no, esta entrada es muy triste.
Tengo mucho rato leyendo su poema, leyendo la entrada.
Y hasta tengo miedo de comentar.
Decir solamente que el poema que acompaña la entrada, es muy bello,que es sublime, que lo es, sonaría a liviandad.
El tema es muy triste y dramático.
Y leerlo aquí, al igual que en las noticias, me parece, que es sencillamente inhumano.
Qué a estas alturas del partido, en el 2008, todavía haya muertos ocultos, investigadores que busquen fosas clandestinas, familiares que no han podido escribir un epitafio en la lapida de un familiar, para mi es simplemente vergonzoso.
Poco sé, de la guerra fratricida que sostuvo esta patria, que me prestó un pasaporte comunitario.
Leer la historia es fácil, escuchar testimonios de muertos en ambos lados, es terrible.
Ha pasado en esta cocina, que tantas veces desdeña la comodidad de la sala, por extrañas razones.
El 13 de este mes leía la noticia en el diario El País, sobre la solicitud que hace una asociación, para abrir una fosa en la cual está supuestamente enterrado, el poeta García Lorca y un maestro de Granada, y creo que otra persona que nombraban como "banderillero" y que no entendí, que significa.
La noticia, también traía, la negativa de la familia del poeta, para reabrir la fosa clandestina.
La verdad hay algo que no entiendo. ¿Por que, sí es una fosa común y clandestina, se requiere permiso legal de parientes para abrirla?
No conozco las leyes a ese respecto, pero me pareciera que es una obligación de las autoridades, verificar, si en ese lugar hay restos humanos e identificarlos.
En vista que la noticia me dejo muchas incógnitas, pase el foro o comentarios de la noticia.
No leí mucho, me asusté.
Encontré muchos comentarios cargados de demasiado odio.
Y otros cargados de mucho miedo, del miedo y la vergüenza que habla este dramático post.
Pero no es de extrañar, normalmente tendemos a jugar al avestruz, cuando la culpa y la vergüenza, apunta con el dedo de claridad y verdad.
Se que han pasado muchos años, como comentaban algunos en el foro, pero igual creo que para sanar hay que descubrir la herida y así poder desinfectarla y curarla.
Lo que aquí pasó, fue una guerra fratricida.No fue una crisis hipotecaria o una subida de la espiral inflacionaria.
Para mi toda muerte, fuera de causas naturales,es injusta, y mucho más por causa de una guerra, llámese como se llamé la guerra, y sin importarme la ideología.
Y al igual que hubo entierros y honores para caídos, durante la dictadura, debe haber entierro y honores para los que reposan en fosas clandestinas y fueron tan injustamente olvidados por el sistema.
Apartando ideologías, si es que a alguien le molesta, los que han estado enterrados en fosas comunes, por años, y ocultos de sus familiares, no son marcianos, ni llegaron de Júpiter en una invasión..SON ESPAÑOLES
Creo que "abriendo" la verdad, es la única manera de que quede para la historia futura una lección, que impida que surjan nuevos ruidos y acciones que abran la mínima posibilidad de otro enfrentamiento.
Siento que un mea culpa, una vergüenza y un perdón, limpian muchas almas y tristes recuerdos.
Después está el grado de responsabilidad, que creo que también debe haberlo.
Pero en eso no me siento cómoda comentando,tengo el complejo de no ser española y no me gusta opinar al respecto.
Como siempre, usted hace que me vuelva reiterativa.
Mis respeto, mi admiración, mis zz, y ahora también los "futones" que hoy me regaló, a sus pies.
Un beso inmenso Don De La Vega
Gizz

Señor De la Vega dijo...

¡Maldita sea! señora Gizzela
A veces me irritan tantas precauciones.
¡¿Desde cuándo hace falta ser herido o parte, para condenar el crimen?!
¡¿Desde cuándo hace falta ser maltratado para gritar contra el maltrato?!
¿Fue crimen doméstico, la guerra, y por eso de mal gusto entrar al trapo, siendo Polaco?!
¿Tampoco hemos avanzado, para qué no podamos denunciar al padre que tortura al hijo? por ser familia ajena...¿lo es algún niño?
¿Y denunciar al marido que abusa de la esposa? y como decían antes, - ¡Son cosas privadas y se solucionarán en casa!- imagino después de ser violada... ¿Sería de mal gusto, ponerle una denuncia, aunque ella no lo hiciera?...
Igual me resultaría imposible guardar silencio, y no poder arrasar como una furia, sobre las torturas o muertes de chilenos, argentinos, guatemaltecos, ruandeses o bosniacos... por no ser hijo de sus patrias. Lo siento, yo no paso por eso.
Y si me equivoco, hablando de patrias que no me quieren, que me corrijan, y si lo hago con la que me cobija que me corrijan igualmente, ¿pero... mi palabra, muda?, eso señora, ni en pintura.
Claro, uno podría hablar soberana tontería, desconociendo en profundidad lo sucedido, pero mire usted mi querida Gizzela, en mi entrada de lo que hablo, la profundidad se mide en metros y los muertos buenos o menos buenos, no murieron como el Caudillo, rodeados de médicos, ni tienen mención en plazas, ni bendijeron sus restos, ni cobraron pensiones sus vivos, ni vencieron, al contrario ... más bien siguen vencidos.
Y pasando de la ira del Zorro a la calma del Señor de la Vega, le agradezco como siempre su paciencia, su generosidad en su visión y su alma de estratega, que sabe mirar el campo de batalla con toda perspectiva, y bien conoce que su comentario es solo excusa, para mi duelo, pues no podría haberlo hecho mejor aquí escribiendo, exceptuando los halagos que me halagan.
Ejen Ejen, bueno, le diré que hacía tiempo que no me hacían reír tanto comentando. Cuando yo usé el símil de "fotones" con usted, me refería a que su palabra se convierte en partícula portadora de luz, visible e invisible e irradia cariño y confianza, y mil metáforas se podrían extraer del fenómeno electromagnético que usted me causa....jajajaj bien, por eso no he parado de reírme cuando en lugar de sus "fotones" me ha puesto sus "futones" a mis pies... qué si lo hizo para revolcarse en dulce abrazo en el más clásico Imperio japonés de los Sentidos, el Zorro se lo acepta, aunque no libre de embarazo por el temor, de perder su colita preferida. ;-)).
Pues, como ve mi señora, tampoco creo, que el cambio de registro a la sonrisa, sea inapropiado, ya que lo único fuera de tono, son las muertes.
Suyo como siempre, Z+-----

Catalina Zentner dijo...

Hay heridas causadas por el odio y la injusticia que el paso del tiempo no cicatriza.

Pienso en mi Argentina y sé muy bien de que se trata el tema.

En distintos puntos del planeta el clamor por justicia se hace una sola voz que pregunta y no halla respuesta.

Conmovedora entrada, señor De la Vega. Mis respetos.

Gizela dijo...

¡ vaya regaño!
Tenía tiempo que no me daban uno así.
Menos mal que el látigo no traspasa pantallas, porque tendría que denunciarlo, por los cortes en mis brazos, porque júrelo, que por vanidad, me taparía la cara jajajaja
Calma en la revuelta..
Hablábamos de metros de entierro, en este post, y de esos metros bajo tierra comenté, incomoda, porque es un tema muy doloroso, pero lo hice.
Lo de responsabilidades, es decir llevar a JUICIO, a quienes son responsables, eso fue lo que saque a colación, y dije que no quería comentar.
Y no lo haría, no solo por no ser española, también porque es un tema sobre el cual no sé absolutamente nada.
Ya han pasado muchos años, y gobiernos socialistas y de derecha, y eso ya sería tocar asuntos políticos profundos, que yo no manejo.Sí fuera sencillo, creo que ya los mismos españoles lo hubieran resuelto.
En cuanto a plazas y nombres, creo que eso ya se está eliminando, y lo de las pensiones..
ayyyy... bien eso ni se me ocurrió. Sucede que en este país eso es algo muy ubicado en conciencia. En el mío, como eso no existe sino para pequeños sectores y de paso es mucho para morir y poco para vivir, (viejo refrán de casa).
Bueno, ya ni es valido, porque con la inflación galopante, ni siquiera es suficiente para pagar las flores del entierro.
Debe ser por eso que ni se me ocurrió.
Pero ya que me regañó, no le parece que cuando digo, que merecen los mismos honores que los que recibieron los muertos en la dictadura, se podría englobar hasta las pensiones?
Deje la furia señor Zorro,y no me ponga ejemplos tan puntuales.
Claro que denunciaría a un agresor, a un torturador, aun cuando no fuese mi problema.
El tema de los metros bajo tierra, así sea domestico español, lo comenté. Pero bien imagino que el zorro necesitaba descargar ira de dolor, y la que llego tempranito a la cueva fui yo jajaja
PERO IGUAL, AMBOS ESTÁN COMO UNA HOJILLA HOY
Uno me regaña, el otro se burla revolcándose de risa.
Ríase a gusto, que eso es bueno, pero no le puse a sus pies unos futones, se lo que son, dormía en ellos en NY,
Y se lo que es un fotón, en física cuántica. Le decía en mi blog esta mañana, que nunca nadie me había regalado un piropo tan técnico y cuántico.
Debo reconocer,que no sabia que era el Bosón de Higgs , pero esta mujer llega a saber que es un fotón.
..hombres, hombres....
¡Se me "traspapelo",el dedo tecleando! jajajajaja
Pero siga, siga riendo, que eso es bueno y si soy yo la que le causa las revolcadas...de risa, me alegro.
Debe haber sido fuerte escribir esta entrada.
Sé que se siente, cuando se escribe algo que duele mucho, uno queda agotado, y yo no sólo quedo agotada, paso después el día lagrimando, hasta por lo peces, como dicen mis hijos.
Así que me alegro mucho, "que se me fuera" el dedo, y escribiera futones, y lo haya puesto a reírse tanto
Un beso y le dejo fotones junto a mis zz para que lucesitas le adornen la cueva.

UMA dijo...

Siempre avergonzarse activamente de la injusticia, Señor Zorro.
Cualquier crimen es reprochable, sea puertas adentro o los genocidios que ha sufrido el mundo entero...y los sigue sufriendo.
Hay un hilo finìsimo, entre lo que postea hoy y lo que yo he reposteado sobre mi abuela y su pasado en su querida Lituania, en donde los "animales" (alemanes, acto fallido que siempre devolvìa con una sonrisa) entraban a saquear y violar mujeres en tiempos de guerra.
Nada queda atràs, ese pasado està vivo en cada fosa, en cada làgrima expelida, en cada corazòn roto, màs allà de la muerte.

En Argentina tenès que escuchar decir a cada instante "ya pasò" o "es parte de la historia", esas cosas permanecen y el dolor de ellas perdurable.
Mis respetos, Señor de la Vega, mi querido Zorro.
Un gran abrazo.

beatriz dijo...

El ser humano es capaz de lo mejor y de lo peor, eso hay que aceptarlo para poder controlarlo.

Todas las guerras son crueles y terribles, pero ¿como castigar y a quien, cuando es una masa la que choca contra otra?...parece como si cada cierto tiempo las sociedades necesitaran "pelearse" para recordar como de buena es la paz, por aquello de que no apreciamos lo que tenemos.

Yo soy de la opinion de que hay que enterrar decentemente y segir adelante; esto no me parece que sea olvidar o un acto de verguenza, porque la historia está ahí, se estudiará y se recordará.

Señor De la Vega dijo...

Gizzela, claro mi señora en todo tiene razón, usted había comentado discreta y correctamente. Fue solo inocente y primera comentarista (exceptuando al oportuno anónimo), para que el ardiente Zorro, pudiese seguir lanzando estocadas.
Según parece finalmente la familia de Lorca no se opondrá, de todas formas el caso del poeta, es una excepción, porque Lorca, ha sido llorado en cada verso por sus admiradores y su asesinato se elevó a símbolo de inocente víctima de la represión de los golpistas contra la libertad.
(En mi opinión, nunca es bastante).
En cuanto a las pensiones, digamos que alguna ley del parlamento democrático intentó equilibrar algo el tema, pero eso es imposible compensarlo después de cuarenta años y restando pocos vivos herederos con derecho, suponiendo que hubiesen reclamado, o supiesen que podrían hacerlo.
Exhumar una fosa, según la Ley de recuperación de la memoria histórica, aprobada hace pocos años y no con consenso. Ofrece finalmente ayuda económica o técnica, pero nunca actuará la administración de motu proprio, siempre dependerá que existan familiares o asociaciones que lo hayan solicitado. Las fosas que se tienen localizadas, es porque desde un inicio las familias se informaron del lugar de la misma, directa o indirectamente, y en secreto o popularmente forma parte de esa historia paralela de guerra o postguerra, que nunca fue cerrada.
Sobre la exigencia de responsabilidades sobre crímenes de guerra o posteriores, probados o documentados, contestando como Zorro y no como el que escribe, le diría que deberían depurarse sin límite, si fueron de lesa humanidad. Los crímenes cometidos por venganzas familiares o personales, dentro de la impunidad que garantizó la guerra o después el Régimen, si suficientemente probados, pues también.
La realidad, es que existe poco que juzgar, si la mayoría de los actores implicados, están muertos.
Por eso, independientemente de esa teórica condena judicial, casi imposible. Quedaría buscar la verdad del crimen, y dejar constancia del mismo, motivos, agresores y muertos. Como justa lectura de la historia y justicia social.
Gracias Gizzela, luz e irradiante compañera de letras, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

Catalina Zentner, y si acaso cicatrizan en falso, sin supurar la infección de podredumbre que ocultaban, serán utilizadas en un futuro, para nuevos brotes de fiebres y desencuentros humanos.
Los inicios de las guerras se nutren de esas heridas (manipulando), por eso pareciera a veces, que a los que las incitan, las necesitaran para manejar a las masas cuando convenga.
Mis respetos a usted señora, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

UMA, siempre señora, siempre avergonzarse de nuestras miserias y la de las otros como si fuesen nuestras, absolutamente de acuerdo.
Leí su post, y es evidente que los nuestros viven en nosotros y que así sea... las herencias conllevan tanto bienes como deudas, y si hay deudas de justicia, las arrastramos igualmente, nos renovamos solo reflexionando, evocando lo que nos hace humanos, es decir pensando, educando, entendiendo, abstrayendo y pintando nuestras vidas con brocha de creatividad que absorbe en el trazo felicidades y dolores, por eso la poesía es necesaria para transformar malas bestias en buenos hombres, que también sabemos hacerlo, y por eso de su abuela heredó una carga de injusticia todavía pendiente, pero una carga mayor de poesía y energía creadora, que heredará su hija, siendo espero, ya la injusticia poca.
Sea como sea, lo que nunca merecemos heredar es el olvido, la mentira, la nada, pues creceremos como nada y moriremos para nada.
Sabe que la quiero, suyo queda, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

beatriz, aceptado queda que somos lo que somos, para controlarnos ¿quién nos controla?.
No conozco mi señora en una guerra, masas que choquen contra otras, sino intereses de unos pocos, (un puñado), contra intereses de otros pocos (otro puñado), luego empujan a las masas, fácilmente, no se lo explico porque sé que usted es consciente de los medios que usan.
Parece, y se demuestra siguiendo los hechos tozudos que se repiten regularmente, que las "sociedades oligárquicas" cada cierto tiempo tienen necesidad de generar guerras para controlar, capitales, recursos y personas, luego necesitan de Pax para gestionarlo, aunque desde que la globalización es existe (es decir casi desde siempre) incluso lo que para nosotros es Pax, para otros mientras es descarnada guerra o guerras en sus deformes modos.
Pero tiene razón, en el contraste se aprecia, eso es un hecho.
La historia que leemos como bien sabe, no está ahí, sino que la escribimos, y hay tantas historias verdaderas no estudiadas, como las falsas contadas y asumidas por ciertas, y no son las filosóficas verdades o mentiras a las que me refiero, sino las que vería hasta un ciego, sordo y mudo, y solo el olvido y las generaciones futuras, las hacen ciertas por estar escritas.
Enterrar decentemente, implica asumir con vergüenza que han sido setenta años de fosas indecentes.
Seguir adelante, implica no olvidar los asesinatos y crímenes, cargando ese peso con nosotros, tras un esfuerzo conjunto y continuo de recuerdo, seguir adelante no puede volverse un abandonar lo que no nos gusta en la cuneta.
Claro, todo lo anterior lo digo desde mi personal convicción, que para muchos merecería la cara rota, un tiro en la sien y ni siquiera un hoyo, sino el arroyo.
No por pensarlo, sino por mirarles mientras lo digo sin vergüenza de equivocarme.
Gracias por permitirme usar su comentario para decir lo digo,
Suyo como siempre he sido, Z+-----

Gizela dijo...

Lo que de está historia, me sorprende cada día, es que se requiera una ley para abrir fosas comunes y clandestinas.
Una ley para pedir perdón a fin de que la vergüenza quede en la historia como muro de contención, para futuros horrores similares.
Que sean los familiares con sus investigaciones, los que tengan que averiguar los lugares, solicitar que se abran esas fosas y se les entreguen sus muertos para darles una digna sepultura.
Lo siento, está fuera de mi comprensión, de mi escasa lógica.
Es como si me hablaran en chino.
Inmediatamente después de haber sido enterrada la bota del dictador, todos debieron estar de acuerdo en revisar cada palmo del territorio y proceder a dar digna sepultura a los muertos de ese horror histórico.
Y no solamente porque fueran españoles,me daría igual, si fuese un miembro de las Brigadas Internacionales, o uno del Corpo di Truppe Volontarie.
A veces pienso que oímos tan mecánicamente las palabras: ser humano, muerte, vida, derechos, que ya olvidamos que no sólo son acepciones gramaticales .
Que entre tanto ruido"civilizado", estamos perdiendo la capacidad de asombro ante lo que pasa en el mundo, y las atrocidades se convierten solamente en titulares de noticias, en documentales.
Un beso Don De La Vega.
PD.
El alago cuántico ¡me encanta!..¡a quien no! jajajaja
Pero lo de compañera de letras....
Demasiado honor para esta aprendiz.
Yo voy unos pasitos atrás.
Pero me hace mucha ilusión, porque me nutro y aprendo felizzz de las puertas que usted continuamente me abre

El Titán dijo...

Tema complicado.Creo por un lado que lo único que existe es el presente, pero, a la vez, la memoria es la que le da coherencia al tiempo.No hay que olvidar, nada, pero siempre hay que mirar con ojos críticos el pasado.
Un placer leerlo, Señor de la Vega...

Señor De la Vega dijo...

El Titán, yo añadiría, que hay que ejercitarse en la crítica con el pasado, para ser ágiles en la justa y acertada crítica al presente. Siendo solo el futuro, el espejo que mostrará nuestro grado de reflexión con nuestro tiempo.
Gracias mi señor, placer siempre al tenerlo y Suyo Z+-----

DianNa_ dijo...

Anda que me lo habéis dejado fácil, no es que no haya más que decir, hasta que esos cuerpos reciban el trato que merecen, nunca hay que dejar de "decir".

La bota del dictador se enterró, sí, Gizela, pero quedaron los botines y las zapatillas y hasta las chanclas que aún patean nuestra querida España, esta España nuestra y no quieren ser descalzados, se pincharían con los huesos resquebrajados de los que torturaron.

Qué mejor que dejar enterrada la memoria... pero no saben que los fantasmas abandonan las tumbas reclamando justicia?

Aunque si no tuvieron conciencia entonces, porque la habrían de tener ahora.... casi que me da pena no tener "FE" y creer que pagarán sus culpas en "la otra vida" y como no la tengo creo que quien debe resolver esto son los forenses y los jueces, dando a cada difunto al menos el reconocimiento póstumo de poder tener en su última morada, nombres y apellidos.

Creo que la justicia sólo tiene un camino y es el de la verdad.

Y ahora me voy a tomar otro café a ver si me espabilo del todo.

Besos brujos, mi sr. Z+..., como siempre, encantada, pasa buen día.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Como sabe, ya publiqué mi opinión al respecto. No entiendo por qué las autoridades nacionales, autonómicas y locales se han mostrado tan pacatas y esquivas en una cuestión como ésta. O sí lo entiendo, demasiado. Mientras tanto, todavía hay cientos de cuerpos en la ignominia de la cuneta.
Las leyes que nos dimos han zanjado el asunto penal. Pero no el humano y el histórico. ¿Por qué debemos seguir mirando hacia otro lado?
Estos huesos nos reclaman, querido amigo. Cumplamos con ellos.

Gizela dijo...

DinaNa
Estoy de acuerdo contigo.
Pero creo que este doloroso asunto y su pésimo manejo, a mi humilde entender, tiene que ver con mucho más, que sólo las zapatillas y botines heredados del dictador, y que estoy de acuerdo contigo en que más de una debe todavía andar por ahí.
Pero eso sería entrar en "consideraciones políticas" en las cuales no quiero entrar.
Al releer hoy el post, y el poema, pienso que ojala, alguien directamente afectado, lo haya podido leer, y sentir una caricia en su alma.
Qué haya sentido que no está solo, en su justa petición y dolor histórico.
Un abrazo.
Gizz

Gizela dijo...

Don De La Vega
De su simpático comentario en mi blog, deduzco que sigue usted riendose de mis fotones y futones.
Entonces déjeme preguntarle, como le gustan los kakebuton.
¿de seda o de algondón?
jajajajaja
Un beso y todo lo demás a sus pies
jajajjaja

Señor De la Vega dijo...

Gizela, ¡Por Dios señora! líbreme esta tierra y la suya, de reírme de su energía iluminada.
Muy al contrario, en seria confianza de su buen humor, quise dejar claro en su maravillosa entrada, que si puede ser justo, que mis palabras sean con honestidad tomadas, no tanto el personaje ni la metapoesía que de el Zorro hago, pues de verdadero tiene solo el brillo de su espada o de mi espada, que me lío.
Respecto al kakebuton, le diré que si estoy en un lecho supra, que sea la piel de ella la que cubra.
Suyo y disculpe por tanto atrevimiento, Z+-----

Gizela dijo...

¡jajajajaja!!!!
TOUCHÉ!!!!!!!
¡jajajaja!!!!
Mis máximos respetos mi señor.
¡jajaja!
Le dejo un beso....sigue todo a sus pies jajajaja!!!!
Gizz

Perlita dijo...

Señor de la Vega:
Sabe usted cuánto admiro su ágil pluma y cómo le sigo.
Mi padre tenía una prima, criada a su lado en casa de mis abuelos a la que quería como una hermana. Su madre, viuda, la había dejado al cuidado de mi abuela para ganarse el pan para las dos. Se llamaba Solineva, un nombre curioso y al decir de la familia, era hermosa como las primeras letras de su nombre. A los 19 añs, decidió ingresar como novicia en uno de los monasterios de la Visitación y una vez que estalló la guerra y mientras ordenaba la biblioteca, fue sacada de allí por unos milicianos junto con otras seis compañeras, las más jóvenes, a empujones. Fueron desnudadas,y posteriormente trasladadas a unos montes cerca de Boadilla y fusiladas... Lo que pasaron hasta que murieron, ni se sabe. Su madre, nunca pudo localizar los restos de su única hija.
Si fuera tan erudita como usted lo es, ahora pondría aquí un sentido verso amargo de retama, pero no sé.
Un tio-abuelo materno, fue de los que cayeron en Paracuellos y de sus huesos, ni rastro.
Así podría llenar esta intervención.
Usted como yo, no conocimos la guerra, presumo, y con todo, los dos sabemos cómo respiramos en esto de la política ¿a que sí? Pero no se me ocurrirá no leer a quien no piensa como yo y dejar de admirar sus originales entradas.
Puedo decirle, que a mi edad, que ya voy siendo "granadita",me asquea todo esto de la izquierda y la derecha; de las discriminaciones inexplicables solo por pensar distinto que mi vecino o porque mi partido no esté en el poder. Los rencores resucitan en cuanto se urga un poco en el tiempo y cuando ya han pasado casi 70 años, que unos huesos, aunque sean de nuestro padre, haga aflorar el odio hacia personas del entorno porque hubo en su familia alguien a las órdenes de Franco...Demencial y esto,está pasando.
Es curioso que en esta época de las incineraciones, cuando los hijos creen que sale mas barato o menos complicado que comprar un nicho, el quemar los restos de sus seres queridos, entre ahora la vena sentimental de querer encontrar los huesos de un primo consorte de la prima segunda de nuestro abuelo.
Que no nos hablen de hipocresía que en todas partes se cultiva por desgracia.
Como en el poema de Miguel Hernández a su amigo Sitgé, que descansen en paz dando riqueza a la tierra, los mártires de uno y otro bando y que sus huesos donde quiera que estén, sean semilla de paz.
Señor de la Vega: Yo lo figuro a usted saltando por las penumbras de las calles buscando a buenas gentes a quien ayudar sin distinciones y, como no, castigando a los
fascinerosos de cualquier color que siempre hay, pero nunca metido en partidismos que duelen. Ni con miradas desdeñosas... Así, no me lo figuro.
Un abrazo, señor mío y ¿sabe? me ha encantado, porque se aplica a TODOS la segunda parte del poema "Nieto de mis hijos..." Hasta siempre.

Señor De la Vega dijo...

Perlita, mi señora, con mi capa siempre a su balcón yo vuelo, y no es porque ande cerca, sino por su delicioso uso de palabras para pintar colores.
Soy como siempre agraciado al recibirla, y deudor de su sinceridad, esta vez tan amarga.
Pero no soy erudito, se equivoca, soy todo lo contrario. Y lo que surge de mi espada es inspiración que usted también me ofrece, por eso, si me lo permite expresamente, añadiría los versos dedicados a la prima de su padre, al final, en esa siempre incompleta y triste entrada.
¿Cómo las personas que visito en sus balcones, respiran en partidos y elecciones?, no es un aliento que al Señor de la Vega ni al Zorro, mucho o poco atraiga, pues es la verdad y belleza, lo que persigo leyendo sus palabras y de eso la política anda del todo, bien escasa.
Pero si no me preocupa saber el voto de los que visito en nada; no soy ciego, ni objetivo, ni lo pretendo en mi andadura, y bien definido en mis versos y en mi cueva me he mostrado y con convicciones tan fuertes, que se ríen de ideales de partidos, incluso anarquista absoluto (por entendernos) me declaro.
No es mi anarquismo vivir del verso libre, ni destruir el sistema con desgracias, pues de eso ya se encargan bien sobrados los que mandan.
Lamentablemente no puedo castigar a los facinerosos y fascistas criminales como yo quisiera, mi justicia no llega a tanto, si llega a algo...
Pero si pudiera, no lo dudaría. Con igual seguridad juzgaría si se encontrasen, y no hubiesen sido ya ajusticiados o difuntos, los asesinos de su familia, (como de cualquier asesino en el mundo), el perdón viene después si algún día se merece, que también para mí, es posible y deseable.
No me figure en partidismos, porque se equivocaría, y por lo que acabo de escribir y siempre escribo, no miro con desdén o indiferencia nada.
Sobre el poema de Miguel Hernández, leyendo las palabras del poeta pero sin metáforas, le diría que estoy absolutamente de acuerdo, primero porque los muertos de las fosas sabidas y perdidas, son los únicos que han descansado y segundo porque sus restos son pasto de vida y paz, así es la naturaleza que ventajosamente nos hace mortales y digeribles por el pacífico humus.
Todos a eso, por suerte y con el tiempo llegaremos, solo esperemos dignamente, algo que a los muertos de una fosa en el mundo, terriblemente hayan negado.
Quién no descansaron fueron los vivos de los asesinados, y si la tía de su padre hubiera encontrado el lugar del crimen, hubiese desenterrado a su prima, como en todos los casos conocidos parecidos de no republicanos, después de la guerra se hizo y hoy estaría ella en campo santo.
Pero como usted menciona, no la encontró. No me imagino a una madre o padre, que sepa de los restos de un hijo en una fosa, muerto por infame crimen, que los quiera mantener sin dar digna sepultura, incluso pasados 70 ó 700 años, así es nuestra cultura, vivimos con ella, aunque habrá excepciones.
Y usted, por desgracia tampoco lo sabe, sino imagino que al menos dudaría, en hoy, recuperar sus restos si fuera posible, que para muchos que conocen de lugar exacto, sigue sin ser fácil por duda interior o dificultad exterior.
Existe la hipocresía entre las familias y allá cada cual con sus motivos, pero solo con que uno, sea un grito de dolor humillado o de reclamada verdad, con él habría que unirse y desenterrar el mundo, antes que definitivamente se marchase junto a nuestro olvido.
¿Qué esto despierta odios y los dedos señalan?, (incluso en 2008), pues será que los rencores siguen vivos, nada nace de la nada, y nada se cura sin algún quejido, pero me reconocerá que no hay riesgo de muerte en el paciente, y bien puede la catarsis general resistir un poco por destapar verdades (que las hay), que le aseguro que no habrá, por esa causa muertes ni volverá la guerra.
Le juro, que en mi entrada, ceñí en todo mi palabra y por eso están medidas las estrofas, podrían ser interpretadas para todas y cada una de las fosas de muertos en España, (que también el mundo), aunque de las conocidas y nunca destapadas, solo hay una parte injustamente segregada en la memoria y así lo digo, y no puedo ni debo restar una palabra, pero como usted hoy me ha sugerido, siempre sumarlas.

A Solineva por J. de la Vega,
Sol de aquel pasado ajeno, hoy por mí, encontrado
fuiste masacrado al ser beato de los cielos,
queriendo humillar dioses al urdir tu fosa y
con fusiles disparar metralla a tus destellos.
+--
Ciegos criminales, no eran hijos de este mundo
y al violar tus rayos, más negro consiguieron,
negando tu amanecer, tan solo ellos lograron
despojar a los tuyos del mínimo consuelo.
+--
Tu luz novicia, hoy en mi memoria es fuerte dama
y al evocar su nombre, veré ocasos más bellos
que prometo no amargar, mascando la retama,
pues recordándola desde ahora, dulce quedo,
Z+-----

Suyo perlita, Z+-----

Adriana Lara dijo...

me quedé un rato, de madrugada, leyéndote. Me dio angustia. te dejo un beso, me voy a buscar un abrazo.

Señor De la Vega dijo...

DianNa, nunca guardarse las palabras, estoy de acuerdo, aunque en mi caso, repetiré alguna estrofa de las que me definen en la pronta biografía de Sr.Zorro:
17
La palabra bien usada
es corte de calar hondo
abriendo herida sin fondo
que torna al lobo en carnero.
Abusar de ella es tan fiero
como de manso si escondo.
18
El medir sarcasmo y verso
no es baladí decisión
sufro más en esa acción
por todo lo que lo pienso;
fácil es a un indefenso
dañar sin mala intención.
+-----
El final para un caudillo, cuando se ha enarbolado paladín de la cruzada (que no existe), es que acaba siendo responsable de todos los crímenes, sean por su directa causa, por reacción a la misma o amparados en la impunidad y la oportunidad que acarrea.
Algunos crímenes y alguna fosa, nada tuvieron que ver con su tacón directamente, sino que fueron las miserias de generacionales o pasionales odios y a río revuelto, los criminales libremente impunes siempre regodean.
Nuestro mundo, fuera del camino de la verdad vive y a veces parece que la humanidad es fuera del camino lo que quiere. Extraña paradoja acaba resultando el ciudadano justo.
Besos de verdad, mi señora Z+-----

Señor De la Vega dijo...

Pedro Ojeda Escudero, pues no lo sabía, porque usted publica tanto, que por desgracia mis otras obligaciones no me permiten seguirle con toda la atención y admiración que merece. Pero una vez repasado y leído, estamos de acuerdo.
A su pregunta, solo tengo mi respuesta, ya expuesta y nunca podría afirmar que es la mejor.
Cumplamos sí, señor Ojeda y ojalá lo hagamos bien.
Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

Adriana Lara, siento que sea el motivo de mi entrada, la que nos haga sentir con malestar angustia.
Es tema este, que a nadie gusta.
Pero no es mi cueva siempre, jardín de la alegría, ni coloreadas ilusiones que al Zorro le divierten y más a menudo a ustedes mostraría.
Por ello, disculpe mi señora, y si a su lado fuera, abrazo cierto ofrecería, Suyo siempre Z+-----

maría dijo...

SR. de la Vega, habla Vd. de verguenza, pero yo no puedo evitar llamarlo cinísmo. Y cobardía. Los hijos y los nietos, no necesariamente biológicos, de aquellos que en su día lo fueron, guardan tras el disfraz de sus palabras la certeza de que los rojos tuvieron lo que merecieron y que bien están donde están. Haga la prueba, yo la he hecho, tome a uno de ellos y tire un poco, con un poco basta, porque ese pelaje sintético con que se cubren les queda encima tan grande que en cuanto se mueven se cae. Con cada una de las vulgares excusas que leo y escucho, teñidas de lo politicamente correcto, bajo mi punto de vista, no pretenden sino echar una palada de tierra más. Yo no soy hija ni nieta ni de unos ni de otros, pero espero no tener en común con aquellos más que el rojo de la sangre.

Estoy segura que lo ha querido pasar deliberadamente por alto, pero yo no puedo dejar de recordar que el golpe de estado se produjo para derribar a un gobierno legitimamente elegído, y que otorgaba a los ciudadanos unos derechos de los que se nos ha privado durante cuarenta años, y que la guerra produjo muchos muertos de ambos bandos, pero que los muertos y torturados fueron muchos mas durante los años de represión franquista, porque al enemigo no había que vencerle, había que aniquilarle y humillarle y a sus familias no dejarles nunca que se levantaran. Sólo ellos fueron enterrados como Heroes Caidos por España y ellas viudas de la guerra. Yo quiero recordar, porque fueron tan injustamente olvidados, a aquellos heroes con minúsculas que quedaron en una fosa defendiendo la democracia, esa misma con la que ahora se nos llena la boca a todos al pronunciarla.

Por justicia, ojalá, junto con sus huesos, reciban los familiares todo el respeto que se merecen por encima de cualquier ideología.

Gracias, y un sentido beso, por dejarme un hueco en su cueva para soltar lo que me quema dentro

maría

maría dijo...

Olvidé con todo decirle, que a esta zorresa utópica le siguen encantando sus letras, y que para pasar el trago amargo le haré caso y dejaré deshacer ese trozo de chocolate negro en la boca intentando que l noche se vista de colores. Es qye del café me estoy quitando y el resto sio en cuaresma.
Otro beso

Señor De la Vega dijo...

Pues, déjeme que le comente, que yo no creo que sea cuestión de llamar a una cosa por la otra, sino más bien pensar, que de todo un poco puede que haya: vergüenza, cinismo, respeto, solidaridad, rencores, miedos, etc. y como no, también locos, a los que les gustaría ver a todos los rojos masones colgados de un pino y al contrario, a todos los seguidores acérrimos del caudillo pasados por navaja.... pero creo que son cantidad despreciable y despreciables.
A mí me preocupa más, la postura de los jóvenes que nada han vivido, cuando viene cargada de odios y rencores, sobre el tema, en lugar de apertura, curiosidad y búsqueda de la verdad.
Que puedo entender, la de los más adultos que vivieron la guerra o años de dura represión, hambre y décadas de dictadura, siendo inevitable a veces, que hubiesen forjado un corazón más duro o frágil, hacia un lado u otro.
¿Pero los jóvenes?, espero equivocarme, porque sino, vaya herencia que hemos traspasado y aún sin todavía, recuperar la posible memoria aún recuperable.

En las fosas todas, mi señora, hay héroes de la democracia (aunque ya sabe lo que pienso de ella, imagínese lo que pienso de las dictaduras), hay héroes de las libertadas, de la justicia, de la honradez, de sus ideales buenos o malos según el gusto y los hay menos héroes y también habrá lo contrario, y mártires de males ajenos y los hay inocentes que murieron sin saber el por qué, al no haber salido nunca de su hogareña vida y sacrificados por la mala sangre de alguien que tiene o tuvo nombre y apellidos... y todo eso mucho desconocemos, eso fue realidad y malamente sabemos que fueron masacrados y enfosados, y parece que esos hechos, por algunos y púdicas razones, se quieren olvidar.
En la publicidad de mi cueva, hay una de Anmistía Internacional, que reza: "Si nadie dice nada, es como si no existiera".
Resumiendo, el modo de matar, crea al asesino sin necesidad de conocerlo y no nos dice nada del asesinado, yo creo que es importante la memoria del todo, del que está allí cubierto por arena y del que lo hizo, también olvidado, pero llegamos tarde, muy tarde, aunque algo de tiempo queda para trabajar en ello.
Si no menciono más el golpe de estado a la república y la guerra, es porque el post con el tema en concreto tratado, ya de por sí es inmensamente complejo, aunque efecto inmediato de esas causas. En algún comentario en los balcones de septiembre (los incluiré en poco), me defino, sobre la falta de memoria en lo que significo la guerra y el franquismo para las libertades sociales y personales. Y el peaje que significó la guerra civil y cuarenta años de dictadura, para nuestra transición y hoy desmemoriada democracia, vestida en monarquía impuesta y alejada de mi comprensiva lógica.
Mi señora María, no se queme por dentro y disfrute del chocolate que es saludable vicio, siempre que no supere un par de trocitos al día ;-)
Para usted un dulce beso, Suyo Z+-----

Perlita dijo...

Gracias en nombre de Solineva, querido señor, pero ya ve...Los más ..."enconados" comentarios, son siempre para un tipo de mártires, piense y diga usted lo que piense y diga, pero si yo lo entiendo, me doy por contenta. Guardaré el poema tan bonito y lo pondré enmarcado bajo la cruz de cierto cementerio donde, junto a sus padres y su lápida, "descansan" los restos de aquella novicia martirizada.
(Por cierto: quise poner "facinerosos"...)
Mis saludos, señor de la Vega.
Un abrazo.

Maya dijo...

Señor de la Vega, yo lo leo y el corazón se me esprime, se me esprime y sangra (nunca dejará de sangrar). En mi patria nos hemos entrampado en limpiar y oxigenar el pasado que golpeo fuerte a hombres, mujeres y niños en las guerrillas.

Puede usted creer que después de la matanza de la Cantuta, donde lo militares asesinaron a estudiantes de esa Universidad, hace ya mucho lustros, recien hace una semana hemos podido enterrar decentemente (si se puede utilizar ese termino) a inocientes que fueron torturados por grupo para militares. Las imágenes fueron fuertes en algún aspecto grotescas por la indiferencia de los años. Hoy estamos enjuiciando a los culpables, a los que hablaron, a los que se silenciaron por mandato de buitres. Fue muy duro para nuestro país observar como se iban destapando todos los huecos putrefactos que tuvo a bien presentar en imágenes y testmonios La Comisión de la Verdad y la Reconciliación. Fue muy duro y en especial para mi, que durante más de cinco años trabajo con niñas, niños y jóvenes que son los herederos de tanto dolor. Declarar mis experiencias no fue fácil. Declarar como recibí a niños, hoy jovenes, no fue fácil. No sé si algún día me pueda recuperar de todo esto. No lo sé.

Un abrazo.

Maya

maría dijo...

Sr. de la Vega, quisiera pedirle disculpas a Vd. o a cualquiera que leyendo mi comentario haya podido sentirse agraviado o dolido, y decir que nunca fue mi intención otorgar un respeto a unos que antes restara a otros. Reconozco haberme dejado llevar por la rabia que me hacen sentir aquellos que siguen negando derechos. No pretendí eregir altares, porque santos no los hay en ningún lado. Las victimas no tienen colores y respeto a todas tanto como desprecio a todos los verdugos, y de la misma manera que repudio la crueldad venga de quien venga y hacia quien quiera que vaya dirigida, pueda ser incluso los que hicieran antes de verdugos.

En estos días lloro viendo llorar a ancianos que fueron privados de los seres más queridos y que lo único que piden es que les llegue la vida para poder enterrarlos después de 70 años. Y no creo que nadie deba arrebatarles ese derecho y negarles el respeto. Y vuelvo a llorar de rabia.

Porque creo que el respeto es libertad.

Señor De la Vega dijo...

Perlita, no me las debe, yo las debo.
Hace tiempo que compruebo señora, que la estadística que se da en mi cueva, nada representa, pues ya se inhiben muchos de los que al visitarme para leerme, me consideran de un lado, aunque para mí, el único lado absoluto en el que me encuentre, sea la palabra.
¿Enconados comentarios? Un tema tan sensible, es lo más suave que consigue, ya que al teclear a veces, nos hace perder el equilibrio en lo escrito, y usted lo sabe. Pero le diré Perlita, que todas las personas que se han expresado, en lo que las leo y así conozco (pues con nadie más que el balcón de sus letras comparto), son y sois de una sensibilidad exquisita, y apostaría mi verso, a que todos ustedes, ante el caso concreto de la fosa y sus familias, reaccionarían sin dudas, de igual modo.
Un abrazo mi señora, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

Maya, déjeme que comparta su dolor, lo sucedido en Lima fue sangrante, y no fue hace tanto, ya que 1992 yo lo recuerdo como ayer.
Hace unos años, estando en Lima supe de aquello y siempre he seguido el tema. Además es un precedente internacional la derogación de la ley de Amnistía peruana en este caso. Ojalá se haga justicia.
A usted, ¿qué podría decirle?, si ha vivido lo que ha vivido en primera fila o compartiendo con las familias, la carga emocional debe ser muy fuerte.
Aunque yo tengo la convicción que recuperarse del dolor, es para una mayoría posible y una virtud humana que nos permite crear cosas aún más hermosas y no hundirnos en terribles fosas. Cuando la tortura necesaria de la investigación acabe y apoyados por los ritos que nos ayudan, empezará a sanar todo.
Yo leyendo sus poemas, me gustaría creer que tiene la entereza y recursos para hacerlo, pues todos sus textos son belleza.
Suyo quedo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

maría, de nada la tengo yo que disculpar por mi parte, pues creo un poco saber interpretarla, y bien descubro cada día en mi vida, que la palabra tanto ayuda a explicarnos como estorba.
El respeto es libertad, cierto pero no solo puede ser eso, como también la libertad comienza en el respeto, pero no acaba ahí.
(Ambas palabras, como vemos por ser intangibles son insondables y necesitan un millón con pico y pala de frases para hacerse entender por todos o por nadie)
Suyo y besos, Z+-----

Tesa dijo...

Señor de la Vega, después de conmoverme con sus versos, de alimentar el desconcierto que aún me produce que los que festejaron a sus “mártires” durante cuarenta años se nieguen a que los otros tengan un sitio donde recordar y llorar a sus muertos. Leo el debate que su post ha generado.

Ya se ha dicho casi todo. Pero voy a añadir algo.

No necesito tener un familiar en los que perdieron o en los que ganaron para reconocer la injusticia, la ignominia que unos quieren olvidar. No hay que olvidar, hay que recordar para no cometer de nuevo la infamia.

Me asquea esa hipocresía de lo políticamente correcto, de no sé, no opino, de no tomo partido, de son iguales los muertos. Unos tuvieron cruces en las iglesias, monumentos, otros el olvido y la cuneta.

Que se abra de una vez la tierra y que salgan todos los gritos sofocados durante tanto tiempo.

La reconciliación vendrá después de la catarsis. Que se haga de una vez, sin miedo.

No deje la poesía, señor zorro. Es usted un bardo maravilloso.

Le beso en la frente.