"...tengo una alfombra de jornadas y el tiempo hecho pelusa, de tanto enredarse en esa sensación pegajosa de la nada."
Comentario poemado de Noviembre 2008, escrito por J. de la Vega Z+-----[Poemas bajo tu balcón]


Aquí esgrime el Zorro+-----[SoneZtosII]+[PoetiZandoFeisbuk]+[LaSima de los Vuersos]+[DiarioÐLolita]+[Balcones]+[ZVisión+-]+[MemoriasLiteratura]+[Ilusiones]

*

El sueño del Unicornio

Hoy por cualquier medio, nos ofrecen un crédito instantáneo de miles de euros; para tapar huecos o financiar vacaciones enfolletadas, con pulsera de todo incluido.
En realidad, con pleno descaro, nos gritan, ¡hagan realidad sus sueños, androides!: su coche, su viaje, su regalo, su decoración, sus deudas y eso de modo instantáneo. Con esfuerzo, (el nuestro) nos venden un predecible futuro compulsivo.

Mi señora, creo que todos saben a lo que me refiero, ¿pero conocerán del Órix?.

El sueño pasado, en el desierto de Namibia, delante de mis ojos, inesperadamente surgió una nube de polvo; el paisaje por muchas horas y kilómetros había sido un decorado entre colores fluorescentes de rojos, verdes y amarillos, todo ello cubierto por un azul intenso de un cielo recortado entre montañas rosadas como crestas de gallos cacareando.
Parecía un bello cartel inventado de un planeta fantasioso de película serie “b” en technicolor de los 70, pero no lo era, no lo es.
Aquella nube surgida entre el rojo del polvo del desierto, me descubrió al acercarme, un imponente Órix, es decir, lo más parecido a un unicornio en nuestro mundo, que me disculpen el “narval" o el "rinoceronte", pero ese antílope del desierto africano (Oryx gazella, Pasán), es tan parecido a las ilustraciones de cuento, que su galope orgulloso delante de mí, aparentemente sin miedo, me parecía tan irreal como su presencia, y sus cuernos en espiral tan afilados como imposibles, provocaron en esos minutos la evocación de mágicos sueños de infancia y adolescencia.

Hoy delante del televisor omnipresente, en cada rincón antenado del mundo, nos venden sueños de cartón piedra, comparándolos, sin vergüenza, con sillerías de la ciudad de Cuzco, y debemos pagarlos a precios de petróleo o lava hirviente, jurando además, servidumbre por meses o años; todas esas mentiras y abusos, se consienten, sin rechazo personal, con permiso social y sin límite institucional, porque existe una ley invisible de mercado; así por 800 euros al mes, más 30 años de alma robada, nos venden sesenta metros cuadrados de espacio enladrillado, en una capital malhumorada. Los italianos dirían "Il gioco non vale la candela".

No sé, cuándo se empezaron a vender los sueños, quizás empezó comprando el diablo, como lo hizo con aquel Fausto imaginario o aquella Eva soñadora del manzano; pero hoy se comercializan los sueños a través de un consumismo endiablado, no literario ni bíblico.
Los sueños, solo décadas atrás, eran la esperanza motivadora del ser humano; desde que las mujeres y hombres existen, se soñó con lo posible, pero mucho más con lo imposible, y como parte del rito social se hacía soñar a la pareja enamorada y luego a los hijos, porque los sueños se podían compartir o disfrutar en soledad.
Los sueños eran el germen del inconformismo, de la rebeldía, del idealismo, del amor, del esfuerzo, del éxito, del futuro, de la perdición y hasta de la locura, pero sobre todo, del cambio.

Antes en los sueños, uno podía imaginar que un unicornio apareciese delante de nuestros ojos, y si milagrosamente se cumplía, el siguiente sueño también sin precio, pasaba a ser tan fantástico como el primero.
Yo me niego, Señora mía, a renunciar a ti, a mi isla del pacífico, mi aventura de Simbad o de El Zorro, mi vuelo a la Luna o las estrellas... y a un planeta decente para todos, incluso para el Órix.
Pero me parece, a mi pesar, que una sociedad con sueños vendidos no tiene derecho a un mundo mejor; solo merecerá un préstamo con altos intereses, que nunca terminaremos de pagar, porque nunca sabremos el verdadero valor, del viaje, de la tierra, de un ser vivo, tampoco de cerrar los ojos y soñar con nuestro cambio.

J. de la Vega Z+-----

Texto original propiedad del autor de Jesús de la Vega Z, publicado por primera vez el 19 de Enero del 2006

Música: Banda Sonora de Blade Runner: Temas "Deckard´s Dream" o "El sueño del Unicornio" y "Blues". Autor, Vangelis. Album: El Unicornio, Tema "Unicornio Azul" de Silvio Rodriguez


Fotografía: Órix en el sur de Namibia, de J. de la Vega Z+



Safe Creative #0904223110013

14 esgrimieron la palabra +-----:

Señor De la Vega dijo...

Aunque creo necesarios los sueños, creo poco en su interpretación; pero no dejan de ser inquietantes algunas de las que he encontrado, sobre soñar con el Unicornio:
1- Es un sueño que augura buena suerte en tus proyectos pero te advierte sobre tu pesimismo o sobre la falta de fe en tus propias capacidades para lograrlo. El sueño muestra también tu inquietud o desconfianza hacia tu propia felicidad cuando la sientes.
2- Si sueñas con un unicornio es el anuncio de una oferta o proposición interesante. Puede tratarse de algo relacionado con tu profesión o con tus emociones. El cuerno de la abundancia se derramará sobre tus asuntos. Puedes vivir una excitante y apasionada historia de amor. Lo que no te asegura el simbolismo del unicornio es que todo no acabe en una fábula, pero cualquier caso no olvidarás los momentos vividos, que serán imborrables y en nada parecidos a otras situaciones afectivas que hayas vivido en el pasado.

Hace demasiados años que dejé de soñar con Unicornios, que recuerde, pero quizás sigo soñándolos y olvidándome de ellos cada mañana.

beatriz dijo...

La verdadera esencia de nosotros no esta en venta, hasta que creemos que lo esta....y cuando eso ocure es que hace tiempo que la perdimos.

La publicidad consiste en convencernos de que necesitamos algo que no necesitamos, por eso aunque lo adquiramos nos encotramos vacios...pero también nos sentiriamos así si cumplieramos todos los sueños porque hay sueños para hacer realidad y otros que son solo para dejarse para soñarlos y darles mil forma dentro de nosotros.

Umma1 dijo...

No te rendas. Hasy que sostener los sueños, con la vehemencia con que se sostiene la vida.

Los sueños no se pagan con euros, ni con oro, con ningún bien material.

Los sueños, se pagan con las emociones. Pero bien vale la pena perseguirlos, y dar por ellos, parte del corazón, cuando se los alcanza.

Mientras... a seguir buscando unicornios.

Saludos

maría dijo...

De qué me sirve soñar que tengo a mi lado a personas que ya nunca podrán estarlo si podría comprarme un movil de última generación y mandar fotos y sms a todos mis conocidos.
De qué me sirve soñar que me pierdo por el mundo durante un año sabático, sin rumbo y tan sólo con una maleta y una buena compañía si podria irme de viaje a Cayo Coco y conocer a gente superdivertida sin salir del hotel
De qué me sirve soñar que él sueña conmigo si siempre hay quien insiste en invitarme a salir.
¿De qué me sirve soñar?
Hace un tiempo escuché a Rosa Montero decir "la vida siempre es mucho más pequeña que los sueños". Pues a lo mejor va a ser eso.

Señor De la Vega dijo...

beatriz, la cuestión es definir cada uno de esos conceptos, "esencia", "verdadera" "venta".
Puede que los sueños se dividan en categorías, yo solo entiendo aquellos "oníricos" del subconsciente y los que arman nuestra vigilia de ilusiones... estos últimos yo pienso que son parte del proceso de realización del hombre y mujer, y no deberían ponerse en venta, a riesgo de quedarnos sin construir.
Abrazos, Z+-----

Umma1, eso busco señora Unicornios azules, que se perdieron hace días.
Saludos, Z+-----

maría, soñar nos sirve para completar el proceso de humanidad, sin sueños, quedamos incompletos, como a medio hacer, si nos roban los sueños nos vacían, sin sueños la pasta del hombre es barro.
Gracias soñadora, no se vacíe nunca, Z+-----

Anónimo dijo...

Buenas tardes, Señor De la Vega:

Pues verá, 'pasaba por aquí...'
Bueno..., la verdad es que no, que he venido expresamente, y que hoy después de mi paseo por La acequia, no he tenido tiempo suficiente para encontrar esta entrada, que es a la que quería llegar.

Cuando la leí, en su día, pensé en decirle que a mí también me encanta todo lo relacionado con los Unicornios.

Creo que me viene desde la infancia. ¿Recuerda la 'Casa del Cordón’, de Burgos?. En la puerta principal, la que tiene el símbolo franciscano que le da nombre, en los ángulos superiores hay dos, a modo de guardianes, en piedra.
Allí, con mi hermana y las amigas, pasábamos horas jugando cuando éramos niñas.

He vuelto a mirar sus enlaces relacionados con el tema -que algún día utilizaré- después de pedirle permiso.

Hoy, al escuchar a Silvio Rodríguez interpretando "Te perdono", se refería a su autor con estas palabras: "Noel Nicola, un ser maravilloso, una especie de Unicornio de la canción".
He pensado en usted.

http://www.youtube.com/watch?v=pP6wzzXFpjU

http://www.youtube.com/watch?v=UDbf3RFZZO0

Me gustaría ponerle el enlace con las '37 canciones, que interpretaron en 2007, en una Obra colectiva', varios artistas, pero no sé cómo hacerlo.

Saludos. Gelu

P.D.: Ah!, me olvidaba decirle que yo veo Unicornios a todas horas. Ya le explicaré el truco.

Anónimo dijo...

Buenas noches, Señor De la Vega:

He vuelto a releer despacio esta entrada.

Le dejo dos enlaces, en directo con las canciones de ayer.
Manolo Casadiego, del blog ‘Puntos de vista’ consiguió con su paciencia y su magia, que aprendiera a hacerlo. (Estos suyos serán mi tercer y cuarto ‘logros’).

Te perdono


Es más, te perdono

Vale.
Saludos. Gelu

Gelu dijo...

Buenos días, Señor De la Vega:

Mañana tengo pensado poner una entrada en la que hablaré del Unicornio.
Me gustaría utilizar todo lo que usted ha aportado en esta entrada suya. ¿Me dejará que ponga su enlace?.
En la misma, quería poner el vídeo de la canción 'Unforgettable' de su entrada de 'El paginador de almas'.

Si no dice nada, pensaré que dice que sí.

Saludos.

P.D.: En Nochebuena, hicimos un brindis, también por usted.

Señor De la Vega dijo...

[Gelu] Mi Señora,
Siéntase libre en enlazar lo que considere oportuno, hace ya años que escribí el texto en 2005-6 y en esta cueva en enero 2008 y sobre la página web asociada de UNICORNIO Y ALICORNIO, se podría añadir mucho más y mejor...

En el capítulo 75 de Don Quijote (próximo folio) se explica el intercambio de cuerno de unicornio traído del Manicongo para intercambiar por el yelmo de Mambrino y el Bálsamo de Fierabrás, está hecha la referencia a estás páginas para que se entienda.

Gracias por el brindis y espero que su manada de unicornios crezca.
También le deseo la mejor entrada posible en el 2011 en compañía de los suyos,

Saludos, Z+-----

Gelu dijo...

Buenos días, Señor De la Vega:

¡Feliz Año Nuevo 2011!

Le dejo un poco de música, en su cueva, para que la encuentre cuando llegue con Tornado. He recordado que le gusta como toca el piano Yiruma.

Dream-Yiruma

Ya puse en mi blog una entrada con la Dama y el unicornio, y le agradezco su amabilidad al permitirme usar sus enlaces. Seguiré en el futuro con los otros Sentidos.

Saludos.

P.D.: 1.- Esperamos su prometido folio tercero del capítulo 75 del Quijote.
2.- He vuelto a dar el zoom a su fotografía del Órix de Namibia, y la verdad que es preciosa.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, Señor De la Vega:

“Puede parecer acaso una obsesión, ...”como canta Silvio Rodríguez en su Unicornio Azul, pero creo que le traigo alguna información de su Órix.
Ayer, creí verlo -minuto 3,18 a 3,35- en este vídeo de ‘Los mejores años de nuestra vida’ que dejé a Gizela.
Caminaba como en un sueño, o ¿quizás también buscaba un cambio total?
¿Será el suyo?.

Saludos.

Gizela dijo...

Buenas noches desde este lado de la luna... A los dos
Un secreto para ver unicornios?Besotessss varada en un aeropuerto llanero!!!Me haria falta tener ahora uno a mano

PENELOPE-GELU dijo...

Buenos días, (ëndemën aderu), Señor De la Vega:

He leído que ha estado usted por Gondar. En algún tiempo, pensé ir.

Con su permiso, dejo para Gizela la explicación de mi vista cercana y frecuente de Unicornios.
Es un pequeño truco del que me valgo, porque “...Todas las criaturas que viven con Unicornios aprenden magia con el tiempo; sobre todo para ocultarse” ,y como nos dice uno de ellos, un poco enfadado, en El último unicornio “...El que los hombres no hayan visto unicornios durante algún tiempo no significa que todos los Unicornios hayan desaparecido!.”

Muchas gracias. (bet‘am amesegënallô).

Abrazos.

P.D.: Y de paso le pregunto: ¿Ha visto usted alguno?

Gizela dijo...

Buenas noches Gelu!!
Me adhiero al permiso!!!
Ya...estoy de acuerdo, no por no verlos, significa que no existan
Estoy de acuerdo!!
También estoy de acuerdo que con el tiempo aprenden magia, especialmente para ocultarse...aunque más bien creo, son bastante selectivos...con los humanos...además de tanto vivir entre los bosques mágicos, les aburre la humanidad, esta tan silvestre y pedestre con tanta cotidianidad
Iré a ver tu enlace!
Besotessss a los dos