"...tengo una alfombra de jornadas y el tiempo hecho pelusa, de tanto enredarse en esa sensación pegajosa de la nada."
Comentario poemado de Noviembre 2008, escrito por J. de la Vega Z+-----[Poemas bajo tu balcón]


Aquí esgrime el Zorro+-----[SoneZtosII]+[PoetiZandoFeisbuk]+[LaSima de los Vuersos]+[DiarioÐLolita]+[Balcones]+[ZVisión+-]+[MemoriasLiteratura]+[Ilusiones]

*

Soy también Sirio: ¡Mírame!

Estos días escribía, que justamente, por no estar absolutamente seguro de la verdad, que se vive por ejemplo en Libia, o en el resto del Magreb y países Árabes, mi posición es, "defender la verdad que me mejore, no la que me embrutezca" y afirmaba que "la guerra no mejora a nadie, ni siquiera a los que con ella se defienden". Aunque no estando yo bajo bombas ni amenazado por las balas, no me permitiré juzgar al agredido que las usa, si las considera su legítima alternativa de defensa.
Pero sí pienso estar en el derecho de juzgar a los míos, y pedirles (a España, junto a los países occidentales, empezando por la OTAN y siguiendo por USA), que no la usen (la guerra), que no la abusen, que no la cronifiquen, es decir, que la paren, ¡YA!, en todos los frentes que la tengan abierta: Afganistán, Iraq, Libia, etc.


También opinaba y opino, en relación a tomar una postura que "Quizás la libertad vale entregar nuestra vida, pero no el quitarla."

Nunca, en mis años vividos con conciencia global, he sido testigo de un ejemplo más aplastante frente al poder, que el que se está produciendo desde principios de año, en Túnez, Egipto, Yemen, Baréin,... donde ahora se han sumado, empujados por el catalizador del crimen e injusticia, las acogedoras gentes sirias, de una forma ejemplarmente pacífica y masiva, a pesar de sus pesares.

-Vale la pena informarse [leer artículo] aunque sea parcialmente de lo que está sucediendo allí y así en nuestra particular medida que presionemos y visibilicemos las masacres, para pedir la implicación de nuestros gobiernos y organizaciones internacionales: rotundamente, con fuerza, pero sin F18 ni misiles ni armas.-

Añadía a cuenta de estas manifestaciones sociales de presión al dictador (en cualquier dictadura o plutocracia), que el verdadero contrapoder a la guerra (violencia enfrentada y declarada), es la paz, y solo pienso que exista ese.
El equilibrio de poderes violentos, tanto en la guerra como en enfrentamientos continuados, se llama tregua, y eso no es paz, porque en esas treguas anidan los temores, las miserias del miedo, la represión y la falta de libertad.

Y comentando estas ideas y posiciones, en el espacio de un estimado bloguero, también dejé el avance de mi poema, inspirado después de confrontar mis dudas con las ajenas, y mirando al Mediterráneo y al Índico, como si el verso (con más fuerza que con prosa) explicase el por qué creo la conjunción más poderosa, la suma de las siguientes actitudes para evitar cualquier guerra, ganando con ello, la paz y la victoria.

-Dignidad liberada del miedo,
la no violencia como arma
y unión de las palabras (es decir, de los hombres)-

Escenario: Túnez, Egipto, Yemen, Baréin, Siria, Argelia, Libia…resto del Magreb, resto de Países Árabes, quizás un día, escenario del resto del mundo que siga encadenado.

¡Mírame, estoy ardiendo!
escribiendo en cualquier muro,

maldiciendo mi suerte ante todos,

¡mírame, te estoy mirando!

Mírame, dispárame por nada si tu quieres

¡dispárame por decirte que me disparas!

lo hiciste, disparaste...


¡ahora dispara! soy su padre, ¡dispara!, soy su abuelo, ¡dispara!, soy su madre

¡ahora dispara!, soy su primo, dispara, soy su hermano, dispara, soy su amigo

aquí me tienes: soy su hijo su hija ¡dispara!


Mírame, no apartes los ojos y dispara

yo, no les conocía,

pero sí su tierra

sí sus cenizas,

sí su muro escrito con verdades

ahora, ¡dispárame por decir que los asesinaste a todos!

ahora, ¡dispárame, porque tendrás que dispararme!

ahora, intenta disparar a la dignidad de su cadáver

¡dispárame a mí que le acompaño en su entierro y te conozco!

dispara a tu credo a tus dudas a tu conciencia a tu pasado a tu futuro

ahora, antes de cargar tu arma nuevamente, escucha los gritos que se acercan

ahora tartamudea, busca mentiras sordas

ahora retírate, aún puedes,

sé que todavía podrás robarme, violarme, torturarme…

pero mira: ¡no puedes evitar que muera si yo quiero¡

¡frente a ti, enfrentándote!


¡Mírame, no apartes tu mirada, te faltarán las balas!

mañana te faltarán ojos para mirar a miles,

pasado, todos serán ojos que te miren

luego no hallarás lugar donde ocultarte y tú cerrarlos


¡No dejes de mirarme!


¡mírame!

J. de la Vega Z+ (publicado 29-Marzo-2011)

Revueltas árabes desde TVE/ Oriente Medio-BBC/ AlJazeera Syria Unrest
Notas actualización:
4-junio-2011:
Siria corta el acceso a internet el día en el que murieron al menos otros 67 opositores





Safe Creative #1107259743685

20 esgrimieron la palabra +-----:

Merche Pallarés dijo...

Muy fuerte y conmovedor su "¡Mírame!". Qué situaciones tan extrañas en esos países pero, como dice vuesa merced, la guerra NO es la solución. A sus pies, M.

carmensabes dijo...

La verdad que no puedo estar más de acuerdo contigo.
El poema es intensísimo y visionario, emocionante sin duda, mis aplausos, ya lo dijo Miguel Hernnandez:

Tristes guerras
si no es amor la empresa.
Tristes, tristes.

Tristes armas
si no son las palabras.
Tristes, tristes.

Tristes hombres
si no mueren de amores.
Tristes, tristes.

Un abrazo gigante querido amigo, talentoso zorrito.

-

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

sensacional...me impresiona su escrito. !que la paren ya¡...ya está bien de muertos inocentes. Y lo que más me encoleriza, es que todos, sr de la Vega, nuestros queridos políticos (menos tres) dan su apoyo a esta barbarie...¿tan insensibles nos verán a los votantes?.


Salud y paz

Gelu dijo...

Buenas noches, Señor De la Vega:

Me temo que los que propician el fermento de la guerra con las situaciones de injusticia y de abuso de poder, los que no hacen todo lo posible por pararla de raíz, los que de algún modo la secundan por intereses económicos, los que trazan los planes sin sufrir las consecuencias devastadoras en su piel o en las de sus familiares,...a todas esas personas no les preocupan las miradas.

Habría que decirles ¡ALTO! que se detuvieran y pensaran; pero en sus objetivos hay cifras de dinero, no gente de carne y hueso que sufren.

Los mejores deseos para esta situación tan difícil.

Saludos.

Señor De la Vega dijo...

[Merche Pallarés] Mi Señora Merche, como usted bien sabe, cada país es un mundo o muchos y dentro de cada país, un sin fin de naciones y de pueblos, cada cual con sus creencias y esperanzas, para llegar a la persona con su particular vida que daría para un universo y medio, cada una.

Desde la guerra entre familias a las mundiales guerras, nuestra historia escrita es un batallar cansino, y eso, nos debiese llevar a una básica pregunta: ¿tan sumamente tontos somos o tan violentos? mi respuesta es una mezcla de ambas soluciones, aunque no explicaría con ello el origen de las guerras, y sí el gusto por tenerlas, porque muchos gustan.

Besos y Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[carmensabes] Mi querida Señora,

Deberían en las escuelas militares, programar cursos completos de poesía para oficiales.

Y antes de entregar cada estrella de mando o nuevas puntas, exigir la composición de un poema, versando sobre el sentido de la guerra y de las armas.

Así, el jurado examinador podría dictaminar que:

. Aquel que no llegase a dos estrofas: suspendido.
. Aquel que escribiese más de tres o un soneto heroico, sáfico o melódico: expulsado por artificioso o mentiroso.
. Aquel que culminase una maravillosa oda: llevado al hospital para tratar brotes serios de psicopatía.
. Aquel que ni siquiera lo intentase: una beca del ministerio de la guerra para estudiar en el ministerio de las artes.


Gracias, ¡qué hermosa la presencia de Miguel Hernández en las paredes de mi cueva!; me parece tan próximo y tan vivo, y a la vez, fiel testimonio de fatalismo vital que impregna la poética bajo las balas o la guerra.

Para mí, los versos de Miguel, que usted me deja, tienen ese valor incalculable de aquel que sabe sin duda a lo que versa: sin apartar mirada.

Abrazos intensos,
Suyo, Z+-----

Steki dijo...

Qué tienen que ir a incrementar muertes? Parar al demente a costa de inocentes? Acaso lo han parado? Violencia más violencia.
Su "Mírame" es un grito digno de imitar. Un grito crudo y profundo.
Adhiero a su grito. Chapeaux, amigo.

Y yo que venía a invitarlo al debate orgásmico que se armó en mi blog. He quedado descolocada. Pero bueno, así soy yo de impetuosa, amigo.

Steki dijo...

Ops, me faltó el beso.
Mi beso para usted, en la frente.

Señor De la Vega dijo...

[Manuel de la Rosa -tuccitano-] Mi Señor de la Rosa,
No me asombró el consenso en el congreso, es evidente, que el pacifismo es un principio, que en Occidente, en nuestra Europa y por ende en España, nunca fue asumido, a pesar de las terribles guerras desde la prehistoria. Somos mayoritariamente belicistas, guerreros, colonizadores, ocupantes y asesinos de masas. Lo demostramos cada siglo que pasa con esmero.

Manejamos las palabras; coronados reyes de la retórica vacua con sofismo oportunista, también creadores de los ministros de defensa (hace más de medio siglo que no participamos en guerras), de la abolición del servicio militar para mejorar su eficiencia y haciéndolo profesional poder privatizarlo (más gasto/beneficio) usando (mercenarios), y repartiendo el botín obtenido por ofrecer nuestra global intervención humanitaria, en forma de contratas (empresas re-constructoras) y reparto de los oros (sobre todo el negro).

Ghandi, no nació pacifista, apoyó la guerra ¿justa? en un principio, cuando aún era abogado en Sudáfrica. Alcanzar una convicción personal comprometida con la paz en cualquier caso, no es una tarea fácil en lo personal y menos en nuestra sociedad, sin escuela, sin ejemplos, donde la violencia parece un videojuego o una película, incluso las imágenes que muestran de ataques ¿a enemigos?.

La noviolencia, no es nueva, pero nadie la esperaba tan solo hace unos meses como arma revolucionaria en Magreb y países Árabes, (al menos nosotros los occidentales no la esperábamos). Y mucho menos desde el 11 de Septiembre, donde desde occidente con sus medios, se había relacionado interesadamente islam y terrorismo, árabe y salvaje, musulmán y medieval, etc. Los hechos, están poniendo a cada cual en su sitio, y vuelve a imperar como siempre debió ser, el relativismo humano, ni tanto ni tan calvo, ni buenos ni malos, ni santos ni malditos, ni oriente ni occidente. Pero desde nuestros gobiernos, siguen tirando la primera piedra en forma de misiles y guerra, otra más, hasta que nos caiga en la cabeza, por ahora en la de ellos.

Sobre la noviolencia puede leer un buen artículo, de un paisano granadino, y revisar la historia de su uso en la siempre útil Wikipedia.
Suyo, Z+-----

Gizela dijo...

Don De La Vega
Su poema es impresionante, hermoso, contundente
Cómo no gustarme...¡imposible!
No soñar con la paz total, para todos los pueblos, me hes imposible también.
No aborrecer la guerra, sabiendo a consciencia que no importa el nombre o la localización geográfica, es un asesinato...imposible también.
Pero reconozco que entro en contradicciones conmigo misma, cuando observo que un derecho tan logico y humano, como el de querer tener libertad y mejor existencia, sea reprimido por un gobernarte con balas.
Lo lamento y hasta me avergüenzo de no ser pacifista total y sin "peros" cuando me pongo en las zapatos de quien esté reclamando justamente por su vida, y la respuesta sea violenta y reconozco no logro sentirme clara conmigo misma, si el mundo, voltea y deja que que cualquier ¿gobernante? masacre.
Como ve soy sumamente imperfecta y llena de contradicciones...
Pero con toda mi alma, espero que esas reformas que se están pidiendo en el mundo, vengan sin la sangre que se está derramando en Libia por citar el caso más cruento.
Se que se manejan muchas teorías políticas y económicas sobre los conflictos...
Pero a mi lo que me asombra cuando las leo, es como hay quienes piensan que tantos años de represión y sobrevivir entre zozobras a manos de dictadores, no son suficiente motivo para las manifestaciones que estamos viendo en el mundo.
Su poema como le dije, muy hermoso, su pensamiento mucho más claro que el mío, la entrada muy triste, porque para mí es muy dolor y tristeza lo que envuelve todo
Besos sin abanico...por el frío lo tengo en el alma

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Esta es una de las claves,querido Sr. de la Vega: no dejemos de mirarlos.
La segunda clave es que no los miremos desde arriba ni por encima del hombro.

Señor De la Vega dijo...

[Gelu] Mi Señora,
Me temo, que a todos esos que usted menciona, como culpables de la injusticia y la violencia, les preocupan las miradas de mi poema, de hecho creo sinceramente, que solo esas miradas les aterrorizan, por eso, intentan evitarlas, controlarlas o anularlas.
Por suerte para ellos y desgracia nuestra, muy pocos en el mundo les miran así, aunque como estamos viendo en estos meses, de vez en cuando ocurre.

También parece evidente, por como el mundo se nos muestra, que cualquier otra mirada de sufrimiento o misericordia, no les importa nada, porque no les supone una amenaza y sí al contrario, una oportunidad de imponer sus criterios de poder.

Nuestro miedo a cualquier sacrificio (con la pérdida de dignidad que supone el temor constante), nuestra desunión, nuestra ignorancia, nuestras debilidades, sin duda les refuerza.

Esperemos, que se repita más el “¡Alto y Basta ya!” a los opresores y oportunistas miserables, para que el futuro sea, gracias a ello, un futuro sin pérdidas humanas ni valores,
Saludos, Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Steki] Mi querida Señora,
Tengo mi opinión, sobre los motivos estratégicos, político-electorales y económicos que animan la intervención de las potencias occidentales (y menos potencias) en el uso de las bombas desde el aire, mar o tierra; para en teoría salvar vidas, aunque otras se pierdan, en Libia.

Pero más allá de los carta blanca refrendada desde la ONU en escrito ambiguo, el motivo de una intervención con tantos riegos, es que ninguno de los connacionales civiles de países tan civilizados, sufrirán el error de morir sin ser Gadafi por fuego civilizadísimo.
Besos y gracias, Suyo Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Gizela] Mi Señora Gizz,
Ser imperfecta y gozar de contradicciones, la convierte en casi humana; la parte que le falta, es justamente lo perfecto de reconocerse en un espejo y que la reconozcan.

Como dejé escrito, no soy yo quien juzgue a los que de la opresión intentan evitarla con los medios que a su mano disponen, y con otros que no tengan, pidan, compren, roben o fabriquen. Pero no juzgar su intento, no me convierte en cómplice de su gesto; algo que sí lo hace, es participar con más violencia que ellos mismos, e instruirles en la guerra, o cronificar el conflicto en lugar de buscar (con medios si los tengo y sí los tenemos) el camino de la paz y la palabra.

Si aniquilar al enemigo bajo metralla es el camino, que no cuenten conmigo ni los míos ni los otros (si me oyesen), porque aniquilar no es defensa, y eso sí, que lo juzgo y lo condeno.

Esperemos que todo se resuelva, imponiéndose la lógica del paso digno y sin más muertes, único camino para un futuro firme.
Besos y Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Pedro Ojeda Escudero] Mi Señor Ojeda,
Estados con memoria colonial y ciudadanos con prepotencia e ignorancia a partes iguales, influyen en que la mirada sea, en el mejor de los casos, por encima del hombro.
En el peor de los casos, desde arriba, mientras seguimos con cámara y en directo como caen las bombas de fabricación en nuestras fábricas.
Un abrazo y Suyo, Z+-----

Perlita dijo...

El hombre es un animal belicoso. "El hombre, es lobo para el hombre" (Hobbes) y mucho me temo que lobos moriremos.
Es hermoso su poema. ¿Lo peor? Aunque todas las guerras sean malas, la cantidad de guerras civiles que hay ahora: hermanos contra hermanos e inocentes que les tocó morir sin saber el porqué.
No dejo de pensar en eso, en Japón, en Haití, en los mares contaminados, en toda la naturaleza yéndose a la destrucción...,¿Qué será de nuestros hijos? Solo hay palabras y palabras...
Un abrazo, Señor de la Vega. Me apena volver sin buenas noticias, pero es que hay que pensar.

elisa...lichazul dijo...

todos llevamos algo de ellos y de los otros dentro, paradojas bípedas...eso somos

el poema es maravilloso De la Vega
Felicitaciones hoy y siempre

Gizela dijo...

¿casi humana?
Mejor no pregunto si es un insulto o un piropo jajajajaja
Besossss divinos y humanos...por si acaso jajajaja

Señor De la Vega dijo...

[Perlita] Mi querida Señora,
¿Nuestros hijos? ¿y los hijos de los hijos? ¿y los hijos de los hijos de los hijos?¿y los hijos de los hijos de los hijos de los hijos?

¿Se fijó que repitiendo las palabras de una forma indefinida, pierden el sentido e imaginamos otro? ¡qué curioso el lenguaje!

Tanto hemos repetido guerra, que ni asusta, parece el apelativo de un animal de compañía que podría fácilmente aceptar diminutivo, guerrita, vista desde un guerrón del siglo XX o convertirse en adjetivo ¡qué guerraza eres, deja de ensuciarte!

¡Qué mala memoria e imbéciles somos los humanos! y qué listos otros que dejaron de serlo de tanto repetirlos.

Besos y Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[elisa...lichazul] Mi dulce Elisa,

Cuánta razón amarga tiene ¡quiera nuestra vida, no descubrirnos monstruos en los ojos de los otros!

Siempre besos y Suyo, Z+-----