"...tengo una alfombra de jornadas y el tiempo hecho pelusa, de tanto enredarse en esa sensación pegajosa de la nada."
Comentario poemado de Noviembre 2008, escrito por J. de la Vega Z+-----[Poemas bajo tu balcón]


Aquí esgrime el Zorro+-----[SoneZtosII]+[PoetiZandoFeisbuk]+[LaSima de los Vuersos]+[DiarioÐLolita]+[Balcones]+[ZVisión+-]+[MemoriasLiteratura]+[Ilusiones]

*

estadística: una de menos uno de más

él
sin más
se cae
y rueda de
su rol rodando
girando la cuerna
revoleando el gesto
como traicionado toro
en la taurina redondela
mientras ella abanica subiendo
viéndole sin pena vencido
enajenado en la plaza
macho que sin su sierva
para ser cuidado
amamantado
consolado
ansiado
dado
es
[_]
y
gira
embiste
necio torpe
sube la grada
ciego sordo airado
bufando muge brama
terror grita su abanico
que caerá de su mano roto
bestia loco clava empuja mata
vomitando arena y grana
cobarde a su inmenso miedo
de acorralado macho
sin nombre ni alma
enajenado
miserable
perdido
solo
es
[_]

J. de la Vega Z+

Nota sobre la lustración: Fotografía tomada de Internet del grabado original en aguafuerte aguatinta y buril sobre papel especial para la carpeta "Mujer y Toro. Tauromaquía III" del fallecido autor jienense: Andrés Barajas (1941-2006)

Safe Creative #1103258810328

23 esgrimieron la palabra +-----:

Merche Pallarés dijo...

¡Pobre toro! Me ha encantado la forma que le ha dado a su poema como una... (ay, ahora no me acuerdo como se llama pero que jugaba con ella de pequeña...) ¡peonza! ¡Me acordé! (gracias a los dioses...). A sus pies, M.

Gizela dijo...

Es su poema tan velozmente crudo como el trompo que lo contiene
Pero la violencia es así de veloz también...y gira y marea
Pareciera que nadie la pudiese detener ni cortar la cuerda que la impulsa...
¡Es impactante el grabado!!!!!
Un beso y lindo fin de semana

Anónimo dijo...

Recuerdo siendo niña que a mi padre le gustaban las corridas de toros,y cuando emitían una en tv, me llamaba para hacerme partícipe de algo que él consideraba bello.

Yo sólo deseaba que el toro embistiera al torero, me sentía culpable al desearlo, pero era una forma de buscar un cierto equilibrio en aquel acto que me parecía y me sigue pareciendo injusto, asesino y cobarde.

Qué curiosa capacidad la del ser humano (¿le podríamos llamar así?),
la de disfrutar causando sufrimiento a seres indefensos...

Tengo que decir que mi padre era incapaz de hacer daño a un animalito. Era algo culturalmente aprendido para él y asimilado, no se lo planteaba como el acto cruento y despiadado que yo sólo podía ver.

Yo luchaba contra mis lágrimas para qué él no se sintiera decepcionado, pero finalmente tenía que salir corriendo ante semejante salvajismo.

Así fuí aprendiendo que hay veces en la vida que es mucho mejor decir que no.

Besos Señor de La Vega...

Clara de Luna

Gelu dijo...

Buenos días, Señor De la Vega:

He dudado para entrar a leer su caligrama al ver los dos rombos; pero gracias al anonimato que da la navegación internaútica, me he dicho ¡venga!, que a ti te va eso de las prohibiciones y lo difícil. Y heme aquí.

Escribo un haiku, sacado de sus versos:

Solo es.Sin más.
Acorralado. Gira.
Él. Brama. Macho.

Le dedico un enlace musical, hoy sábado, para quitarle crudeza al poema:

Es alto y bien parecido

Saludos.

P.D.: Estupendos los dibujos de Andrés Barajas, y su idea de que la mujer es la única dominadora del animal y me encanta la serie de la Tauromaquia, en la que Europa rapta a Zeus.

BIPOLAR dijo...

para ciertas fórmulas sólo es posible sumar 1+1, no cabe nada más aunque el amor tienda a infinito y el interés tenga un valor igual a cero.

Señor De la Vega dijo...

[Merche Pallarés] Mi querida Señora,
Pobre toro, que sirve a su desgracia para ser usado como símbolo en la tauromaquia visual y sangrienta de la muerte. Elevada a arte y elevado a icono, porque el arte no entiende de pasiones o placebos; y solo representa lo que vemos, lo que quisimos ver y hacia dónde miramos.

En realidad, son muchas las cosas que intenté transcribir con el poema visual trazado, primero una impresión del ritmo silábico que representa gráficamente esas pulsiones de 1 a 10 y de 10 a 1, con la causa y su espasmo, ese que sienten los machos que viven a golpe de nervio y bravura, cuando les sacan el trapo rojo o se notan rodeados por las tablas de una hembra que se hartó de toro. Aunque luego después del fogonazo, ellos sean nada, una asesina nada.

Por otro lado, simbólicamente surgen muchos objetos coincidentes:
No era malo yo a la peonza (también brassiere, el poema es de mi serie dedicado al día de las mujeres sin voz), yo con más cuerda quise ver el juego del 'diabolo', y ¿cómo no? un antifaz, pero también advertir con esos dos clásicos rombos (de la dictadura) que mi poema era para adultos, aunque no quiera parecerlo.

Extrañas las formas que imaginamos, y que a veces como en un reloj de arena, dejan pasar el tiempo poco a poco, con los granos justos (quizás contados e ignorados) que desde el nacimiento nos entierren.
¿Cuántos relojes rotos? ¿cuántos granos derramados por la maldad de otros?

Un beso, Suyo Z+-----

mujer asilvestrada dijo...

....Y en otras ocasiones el amor zoofílico de "las Pasífaes" acaba perpetuando la estirpe de Asterión, el minotauro.

http://www.literatura.us/borges/lacasa.html

Señor De la Vega dijo...

[Gizela]
Desde que el macho se da cuenta de que es [nada] hasta que lo demuestra, transcurre un brisa, y para ello basta la de un abanico con movimientos libres...
Al impulso irracional de una bestia que se siente traicionada por la vida y por su vida, no la corta nada que no sea más violencia, o tan solo, prevenir atarse a ella o evitar que existan bestias, educando a los becerros.
Sí, emotiva serie de grabados,
besos y Suyo, Z+-----

María dijo...

Nunca he visto, ni jamás veré, porque nunca me han gustado, las corridas de toros, me aburren, no encuentro ningún significado el que una persona se ponga delante de un toro para que le aplaudan cuando le mata.

Pero me ha gustado mucho tu imaginativo y decorativo poema, te felicito, amigo.

Un beso.

Gizela dijo...

De acuerdo en eso...a veces nosotras no nos percatamos, de lo importante que es "abanicar" al ritmo y la dirección correcta, para prevenir que los becerros terminen en toros amarrados a la cuerda de la violencia y siga así girando el trompo en la misma arena de crueldad o frustración.
Besossss y linda semana

Señor De la Vega dijo...

[Anónimo] Mi Señora Clara de Luna,
Siento su malestar en esas experiencias de la infancia, por otro lado, tan comunes (imagino) en una España donde la ‘fiesta’ era ampliamente programada en la pantalla y solo había un canal que nos guiaba, mucho más, si su padre era aficionado de la misma.

El lenguaje simbólico que utilizo en el texto, no cae casualmente en lo taurino, nos han educado en la España piel de toro, con simbología Osborne en carreteras y desde San Fermines al más cruel festejo de embolados o pica, persecuciones al astado o encierros con corridas, son reclamados sobre todo por los mozos (también mozas) con fuerza en el siglo XXI, como parte de la orgía de la emoción y riesgo, que junto a alcohol y afán carnavalesco domina las fiestas a lo ancho y largo de la patria ibérica.

Son más los hombres, abrumadora mayoría también estadística, que gustan de los encierros y ruedo, ya desde antaño, la hombría del varón se veía reflejada en el espectáculo, y se funde terminología para describir actitudes, como casta o bravura.

Más allá de lo anterior, el fondo taurino y el fondo que yo trato, coinciden solo en lo retórico e imaginario en la escena del visual poema.
Porque, jamás se supo de un toro que matase a una vaca. De hecho, el toro embiste en la plaza, al sentirse acorralado, herido y amenazado fuera de su entorno natural: por culpa del hombre y sus engaños. (Y eso ocurre y no siempre, después de una selección por siglos de los más agresivos, durante su cría.)

No dudo, que de algún modo, y así lo escribo, el asesino humano quizás recree en su mente ese encierro una vez abandonado por su mujer, o imagine una confabulación contra él; por su esposa, pareja o ex-pareja. Pero lo siente él, solo él, porque la única corrida de locura se forja en la mente de esa bestia, que será capaz de matar con saña, premeditada o en arrebato, para después con suerte, si atina, suicidarse, aunque, no la mayoría.

Es verdad, que entre los hombres, la sociedad desde hace milenios, hizo una autoselección previa buscando con más ahínco un supermacho guerrero que un artista, y formando con esmero en la violencia, frente a valores contrarios.

Esperemos que tanto guerra como tauromaquia, en algún momento del futuro, solo se muestren en museos; y que se estudien los crímenes machistas, como expresiones de violencia del pasado, solamente en universidades.

Besos y Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Gelu] Mi Señora,
Los menores de hoy en día se reirían sin comprender el motivo de los dos rombos (de la televisión del pasado), y mucho más de que fueran causa suficiente para irse a la cama de adolescente, mientras se apagaba la televisión.

Más allá del crimen por violencia machista contra la mujer, que se enmascara en mi caligrama, es evidente, que el pasado siglo XX y éste, siguen siendo de indefinición para la mayoría de los varones y su rol activo en la pareja, la familia o lo social, o así lo entiendo.
Mientras la revolución constante del rol femenino, ha evolucionado sin cesar y sigue haciéndolo, lo masculino se va encajando como puede a esa nueva realidad social, más arrastrado por los acontecimientos y por la fuerza de lo consumado, que con un claro propósito de afrontar el futuro, partiendo en la carrera como iguales.

Sin duda, la ranchera mexicana de su vídeo musical, es un buen ejemplo, del anacronismo, que no dejaría de tener su lado cómico para mí, si pudiese imaginar que la letra cantada, es un eco del pasado y no un deseo todavía presente en algunos ellos y algunas ellas. El porcentaje en ambos no podría apostarlo, a riesgo de equivocarme, por arriba o por abajo.

Saludos y Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[BIPOLAR] Mi Señora,
La formulación matemática entre varon y hembra, donde fluyen los algoritmos amatorios, los números primos, las ecuaciones sin despejar, los irreales, las tangentes, los senos y cosenos, las secuencias, las constantes y los diferenciales... francamente me supera, incluso el 1+1=3,38 en España, sigo sin entenderlo, aunque me imagine que sea el resultado sumado de miembros por familia en la estadística de hijos por pareja.
Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[mujer asilvestrada] Mi querida Señora,
Sin duda el deseo por el toro, el latin-toro, y todas esas fanfarrias del imaginario cutre machista mediterráneo y transmitidas por lo cinematográfico, en versión italiana a lo mastroianni o en versión española cine de barrio, No son simple bulo.
¡Qué le voy contar yo! ¡latin lover de la mejor estirpe! en mi cueva laberíntica de mino-vulpes.

La estirpe y el deseo por el torito guapo, es regenerado por las pasífaes de todos los tiempos, esposas y madres, madres y esposas, no me pregunte el por qué, si usted no lo sabe, y si lo sabe me lo explica.

Caer en el laberinto zoofílico que lleva a la más deseada pasión, o al incomprensible entierro, son extremos de una misma cuerda, inherentes a la selección previa.

Desde mi óptica, de mino-vulpes, es fácil evitar al bestia y quedarse tan solo con el rabo de toro (delicioso, bien estofado). Pero, yo no soy ellas, ni ellos.

Gracias, por convidar a Borges y por esa fantástica página de relatos y poesía online, de autores en español y extranjeros (traducidos).
Un beso y Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[María] Mi Señora,
En mi casa gustaban de los toros, y algunos padres de amigos míos eran verdaderos aficionados y expertos taurinos. Yo no creo haber visto por televisión ni una corrida de toros, ni encierro completo, ni jamás he pisado una plaza, donde se estuviese lidiando.
Aunque no venga al caso, tampoco he pisado un campo de fútbol donde estuviesen jugando.

Las expresiones artísticas de la tauromaquia, siempre me han fascinado, como igualmente lo hace el deseo de mis compatriotas por la roja (selección), o por los colores de un equipo de hombretones en pantalones cortos; es decir, como casos para estudio psicológico de la mente humana e histerismos sociales arraigados, diría igualmente de procesiones de Semana Santa, fervores místicos, deportes de masas y otros poltergeist del estilo casi para-normales, incluidos los de verano, como playas donde no cabe toalla.

Sobre los toros, espero que sea un bien histórico, representado en exposiciones de museos y tema cultural de nuestras artes, en el menor número de años posible, a partir de ahora.

La evolución humana ha permitido, que algunas prácticas que si bien tuvieron un sentido antropológico indiscutible en el pasado, con el pasar de los siglos hayan sido superadas para el bien común hombre-ecosistema, por lo tanto discutiré los sacrificios y su ritual, siempre que me los muestren en libros o en la ficción de documentales.

Cualquier otra representación real de sacrificio o violencia, no merece la pena ser discutida, excepto para ponerle un cartel de punto y final.

Eso sí, un cartel típico, al uso, de los de toda la vida, con el diestro en traje de luces y capote, saludando a la afición con el mundo por montera, y el animal vivaz, espléndido, negro sobre oro.

Un beso y Suyo, Z+-----

Gizela dijo...

Latín-toro?
Siempre hay excepciones que se salen de lo general
Pero los últimos estudios entre mujeres incluidas las de España, dicen que ese tipo de hombre...ya no "pinta" nada....
Esos estudios revelan que la imagen que las mujeres tenían anteriormente, sobre el tipo de hombre ideal ha cambiado y MUCHO
Nosotras ya no buscamos a un proveedor, queremos a un socio con el que podamos crecer
Buscamos mas a un compañero que sea mano derecha,y que nos deje ser su mano derecha tambien
Buscamos que no considere que se le ensucien las manos cuando hace tareas en el hogar
Buscamos a un hombre que tenga una mayor predisposición a expresar sus sentimientos. Ergo: que tenga bien desarrollado su lado femenino

Eso no significa que las cosas se hayan tornado más fáciles, ni para los ELLOS ni para las ELLAS
Pero también dicen los estudios que los hombres son los que todavía no entienden bien...como han cambiado nuestros ideales, y son ellos los que más se encasillan en el toro...porque les es más fácil, bramar y sacar pecho, a lo arrecho, que llorar sobre nuestros hombros...como nosotras sobre los de ellos....
También lo digo yo...por experiencia personal...
Me voy abanicando besossssss y lindo día para usted

Gizela dijo...

En mi "intrepitura"...olvidé señalar algo que también, me parece interesante...
Las mujeres han colocado el factor físico...es decir, el bello o feo de cuerpo o cara ..en los últimos lugares de sus importancias, en cuanto a los hombres...
No soy una experta...pero me parece que con el tiempo, nos hemos vuelto mucho más inteligentes y sabemos que tiene más valor en la vida jajajajaja
Ahora si me voy con mi abanico de besosssssssss

Señor De la Vega dijo...

[Gizela] Mi querida Señora,
'Latin-toro', es un vocablo engendro mío, por no dejar descolgada la tauromaquia totalmente fuera del tema y permitir a los mino-tauros y mino-vulpes (entre los que me encuentro), jugar su parte.

Muy convencida la leo, sobre el rechazo del hombre-tore en los estudios estadísticos que usted lee , sobre lo que buscan las mujeres, lo cual me alegra en la parte que tengan razón, y deseo que sea mucha mucha razón y muchísimas las mujeres que elijan con cabeza; evitando que así les pille el toro bravo.

Lo excepcional, en cualquier extremo, puede ser anecdótico si el extremo es el pasional Latín-lover-toro y grave si el extremo lleva a la agresión e incluso muerte.

De lo último, trata mi poema y como tal, representa una realidad bien conocida en España, porque son muchos años que el Observatorio de Violencia de Género, nos presenta las estadísticas de muertes de mujeres por la violencia doméstica, familiar o de pareja. Y de esas muertes se hacen eco toda la mass-media nacional cuando trágicamente suceden.

Hace unos meses me leí el informe del 2010, y hay muchos datos que me siguen resultando escandalosos, incluida la edad de agresores, que incluye todos los rangos, lamentablemente.

Pocos países en el mundo, llevan un seguimiento tan minucioso sobre las muertes a mujeres y sus causas específicas, como España (algo es algo). Y es una queja de UN Women, (la falta de datos y de causas desagregadas) aunque sobre violencia a la mujer en general, tiene algún informe como el que le dejo del 2006, aunque no completo en estadísticas globales. Otro informe internacional del CE Reina Sofía, publicó datos comparativos sobre 30-40 países, de femicidios causados por la pareja (2003 y 2006).

Por último, El Observatorio de Violencia de Género, publica una noticia de servimedia a fecha 28 marzo 2011 sobre un libro publicado, donde se resume que un tercio de la población femenina mundial ha sufrido malos tratos, abusos, violaciones, golpes y otras agresiones físicas a lo largo de su vida, y es víctima de violencia sexual o física. Si así fuese, y la estadística a la que aluden desde 1999 a 2009 fuese correcta, el extremo me parece insoportablemente largo. Y mucho me temo que no será tan exagerado, cuando UN Women indica porcentajes iguales en su página.

Concluyo sobre su comentario, que existe consenso de estudios y opiniones, en que el hombre es el que está desubicado en estos emocionantes tiempos femeninos, y le faltan unas cuantas lágrimas.

Yo mi parte la he llorado y la seguiré llorando, por si redimo alguno y también le doy penita a alguna.

Besos y tenga piedad con tanto abanicado, que aquí en Madrid el frío no invita y produce escalofríos la imagen de ese acto ventilado.
Suyo, Z+-----

Steki dijo...

Bueno, amigo Don de la Vega, ya le he dicho a usted que es un genio de las letras. Tal vez si froto su envase me contagie de su imaginación y sabiduría para escribir.
Amo los animales y sufro si sufren. No soporto ver ni siquiera imaginar, semejante carnicería. No entiendo el morbo de ver sufrir hasta morir a un animal. Mire usted si nos hicieran esto! Sádicos! Cretinos! Trogloditas!
Bueno, disculpe usted. Creo que le quedó claro cuál es mi pensamiento, eh? Mejor me voy con mi españolísimo abanico pero, en mi caso, lo uso en las milongas. Nada mejor que después de un acalorado tango, un fresco aire abanicado.
Suya mi mano...
Y besos para usted.

Steki dijo...

Tenga cuidado con las palomitas de maíz. ;-)

Señor De la Vega dijo...

[Steki] Mi querida Señora,
Visto el interés de la tauromaquia, (aunque sea en su rechazo) y que generó involuntariamente mi poema, con tan oscuros símiles y metáforas; tendré que escribir uno bien lidiado, dedicado al mundo del toreo, con sus luces y sus sombras, con su crueldad mortal asumida como tributo, de la vida al filo de la vida; con su escenografía y riesgos, elevada a arte o inserida en todas.

Servirá ese poema taurino, quizás para hablar según las imágenes que utilice, como introducción del fenómeno OVNI ;-))

Besos de pop corn,
Suyo, Z+-----

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Un caligrama necesario, hasta que podamos cambiar su forma, querido Sr. de la Vega.

elisa...lichazul dijo...

el tiempo ahoga...tiraniza mejor dicho
nos subyuga despiadadamente

y como dice Pedro un caligrama para enmarcarlo

besos