"...tengo una alfombra de jornadas y el tiempo hecho pelusa, de tanto enredarse en esa sensación pegajosa de la nada."
Comentario poemado de Noviembre 2008, escrito por J. de la Vega Z+-----[Poemas bajo tu balcón]


Aquí esgrime el Zorro+-----[SoneZtosII]+[PoetiZandoFeisbuk]+[LaSima de los Vuersos]+[DiarioÐLolita]+[Balcones]+[ZVisión+-]+[MemoriasLiteratura]+[Ilusiones]

*

puertas abiertas

[1] Era un vestíbulo vetusto con portón forjado en hierro y cristaleras plomadas que filtraban luz añeja, aquella que procede de estrellas primigenias atravesando el tiempo.

Se aseguraba el portal con llave por la noche, pero empujé y se demostró entornado, abriéndose y rechinando como rodillo que necesita oliva. Desde el tercer peldaño me fijé en ese mecanismo sobre el batiente que retiene lo inevitable cuando algo se cierra, fue un sonido armónico e impactante al encajar en el marco, como el final de un concierto sinfónico que termina en allegro maestoso affrettando prestissimo.

Subí sin dudarlo, invitado a abrir la puerta de su piso, aunque al llegar al descansillo la luz del recibidor se filtraba al estar ya entornada; antes de entrar, observé la escalera oscura que había encubierto mi paso decidido, recordé mi mirar al frente, mi no pensar en nada y crucé el umbral sin saber donde iba, quién me esperaba o si lo hacía.

[2] El resplandor era un amarillo tenue de pocos vatios, apenas una bombilla con hilo de volframio que iluminaba una pintura entre simbólica y abstracta de colores vivos, marcados a puro oleo directo de su tubo al canvas.

Al final una puerta, medio abierta o cerrada, reflejaba un brillar de vela que bailaba al ritmo de la corriente. Noté el silencio de la casa y escuché mi respiración agitada, decidí descansarla antes de cruzar al dormitorio entre salida y entrada.

No amplié el espacio de la puerta, me deslicé por el dejado, con la idea de no cambiar nada del entorno, de hacer invisible mi llegada a los ojos de un intuitivo detective novelado o un pesado inspector Colombo.

La habitación era grande, la cama elegante, una fina colcha la cubría con diseños modernos; la silueta de un cuerpo era marcado con detalle por las sombras de la candela según relieves obvios.
Piernas largas abiertas y encogidas, en un recoger que recorría la curva de la espalda, talle y caderas femeninas que me parecieron entornadas, después, en un convexo contorno la espalda se arqueaba manteniendo muy atrás la columna que terminaba en la insinuación de un rostro cubierto por un brazo. La figura apenas respiraba, no emitía sonido, aunque sé, que confiaba en mi llegada y yo en su palabra.

Sentí el fresco en mi piel desnuda, después de haber ordenado con rigor mi ropa en la butaca.

Me arrodillé a la altura de la cama y busqué los dedos de uno de los pies que se mostró juguetón al sentir cosquillas, pero tuve cuidado en confortarlo, lo saqué de la colcha a mi mirada, tomé una cinta que había preparado y até el tobillo a pie de cama, tomé el otro, y abriendo sus piernas en más de cien grados bajo el tejido, lo fijé igualmente con destreza. Me moví a la cabecera y fui al encuentro de su mano oculta en el lecho, rocé sin querer su vientre, su pecho, su cumbre, su cintura, encontré la mano escurridiza y la sujeté mirando uno a uno sus dedos, luego anudé su fina circunferencia con delicadeza y repitiendo movimientos con la muñeca izquierda esta vez lo conseguí sin un roce extra de su piel desnuda, tersa, erizada, tibia, suya a punto de ser mía.

Desaté el pañuelo de raso de mi máscara y cubriendo los ojales le dí dos vueltas para hacerlo opaco, lo pasé por encima de su rostro y lo anudé seguro completando un lazo. Hecho ésto,
con sus ojos tapados y mi cara al descubierto, retiré suavemente la colcha que aún la cubría completa y observé su cuerpo extendido abierto, aunque ella no podía ver nada y yo a ella todo y de ese modo la contemplé al detalle encendiendo las luces, rozando con mis pestañas sus entrañas con mi paladar sus gustos con mi pincel su lienzo.

-
Aquí estoy sin máscara, y me tiene suyo- le dije con tono dulce y tórrido.
Con voz silbante, me respondió juntando primero los labios por dos veces y después mordiendo la lengua lentamente a pares -
pervertido- y con el eco en sus cuerdas, entornó su boca húmeda para que la besase.
[3]Volví a por el látigo que había dejado en el pasillo y regresé al dormitorio, concluí el beso que esperaba ella, olvidando mi saliva en su garganta y su mordisco en mi lengua, luego la amordacé completamente hasta transmutar su silencio en gemido.

No creí que pudiera resistirlo sin llamar la atención del vecindario, terminé ya entrad
a la mañana, ella quedó solamente herida de mi ausencia, así lo había decidido, pero estoy seguro que recuerda mi marca y existencia cada vez que se cierra el portón pasada medianoche, como yo revivo cada vez que la pienso aquel allegro maestoso affrettando prestissimo.
J. de la Vega Z+



Safe Creative #1009077270599

34 esgrimieron la palabra +-----:

ElFlaco dijo...

"....concluí el beso que esperaba ella, olvidando mi saliva en su garganta y su mordisco en mi lengua, luego la amordacé completamente hasta trasnmutar su silencio en gemido."

Una imagen perfecta de un momento unico entre dos amantes y cuatro paredes como testigo.

Magestuoso como el Presstissimo.

Mis respetos señor de la Vega

Gizela dijo...

Bueno!!! Don De La Vega!!!!
Este relato tan ...no encuentro la palabra justa, y entrelazado con esa música...le diré que es como un perfecto Home Run con las bases llenas...y el estadio a reventar de gritos y aplausos!!!!
Su relato es exquisito, pero leído con su selección de Beethoven...
vuelan las neuronas en imaginación jajajajaja!!!!!
Lo felicito!!!!!
Es usted...¡una vaina!! (al estilo criollo) jajajajaja!!!!
Se lo he leído y escuchado varias veces...es una delicia en esta noche silenciosa y con esta brisita fría entrando por mi balcón, para mitigar el fogonazo de su sensual historia...aunque sensual, como que suena muy suave
Mi admiración señor escritor!!!!
Mis zz a sus pies...o mejor dicho..mejor a sus letras y su creatividad!!! jajaja
Un beso fresco madrileño.

Steki dijo...

Ay, caramba, no pude menos que dejarme llevar por su relato y situarme en posición de tan agraciada dama. Pero ustede se imaginará que estoy en mi lugar de trabajo así que trato de disimular mis sensaciones.
Sus letras son una maravilla.
Su forma de darles forma es otra maravilla.
Es usted una maravilla, don De la Vega.
Suya mi mano,
STEKI.

PS: le cuento un secreto. Recordé que en otro post podía yo escuchar la música tocando la imagen. Hoy no hay imagen. Toqué en el título y nada. Toqué en la etiqueta: Música de acompañamiento y nada. Toque por todos lados, y nada. Me parece que mejor, me dejo tocar yo! Jaja.
Beso para usted.

Señor De la Vega dijo...

[Steki] Mi encantadora Señora, antes de comentar su comentario, le contaré un secreto, pulse en los números, que componen las tres partes, que no son tales: [1] [2] [3] para obtener una pantalla con la música.
Lo siento, a veces me da por estas cosas.
Suyo, Z+-----

Steki dijo...

Jaja, usted me vuelve loca. ;)

Steki dijo...

Gracias por su paciencia! Preciosa la música!

BIPOLAR dijo...

¡Cuánto exceso de aceituna molturada! Ardo en deseos de llegar a término de esta Historia: si el Zorro fue atendido en Urgencias con tanto desgaste dejando a su amada atada a la cama y roque.

Anónimo dijo...

Buenos días, Señor De la Vega y Cía.:

¡Pues vaya!. Perdone que le diga, pero no ha acertado para nada en el acompañamiento musical de su fantasioso relato.

Sí, por los personajes intervinientes, ha estado acertadísima Bipolar, con la banda sonora que ha colocado. (Por cierto, no puedo entrar en su Blog).

Analicemos. A ver, a su relato literariamente le califico con un dos. Ni una décima más. Al comenzar, pensaba que iba a ser tipo Hannibal Lecter, pero se ha reducido a una sesión que parecía estaba con una muñeca hinchable, con voz de cassette, por lo de: "pervertido".

Vamos, que "lo suyo" me parece que, en esta ocasión, se ha demostrado que es pura leyenda, y autobombo.

Lo mejor, de esta entrada, ha sido el detalle de la fotografía -de Halsman- con la mano enguantada de Linda Stirling, en el papel de Bárbara Meredith, de la película "El látigo negro del Zorro", de 1944.
(¡Qué parecido Stirling-Starling!).

Dejaré para mañana el comentario, que quiero escribir de la bellísima Audrey Hepburn y de la película "Desayuno con diamantes".

Saludos. Gelu

P.D.: No he querido escuchar la maravilla de Beethoven, en este contexto. Lo siento.

Señor De la Vega dijo...

[ElFlaco] Mi Señor,
El deseo es un fuego que lo devora todo y no hay límites que se conozcan cuando los amantes son libres y se queman juntos.

Hay que desaprender mucho para dejarse arrastrar por los impulsos y nadar en libertad, desnudarse de la cultura de lastre que vestimos no es fácil, pero tendríamos que ordenar con rigor esa ropa pesada en la butaca frente al que nos ama, como principio.

Presstissimo es puro vicio, solo hay que imaginarse un látigo en lugar de la batuta que aquí enarbola Leonard Bernstein y visualizar la escena en los más presstissimos compases de los últimos segundos.
Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Gizela] Mi Señora Gizz,
Seguro que no sufre usted de imaginación claustrofóbica con estadios de béisbol llenos y forofos gritando.

Y Sí, con la música coral llenando el fondo en cuadrafonía con himno al gozo, dicha y alegría, uno puede imaginarse muchas cosas, menos estar aburrido y solo.

Es sensual tiene razón, hasta donde he escrito y quizás bestial o sexual en lo que no se narra, dependiendo del desarrollo que se aplique, porque en el otro lado pudo ser una noche de risas a dos tiempos y sin más perversión que cuatro lazos y una fiesta, la imaginación es el espacio y los límites las neuronas del cerebro y los prejuicios.

Escribí el texto sintiendo el mismo fresco cruzar por la ventana, pasan las estaciones Señora sin explicarnos cómo, aunque para estos relatos, yo lo prefiero, no hay nada como recuperar el calor perdido en otro cuerpo (vivo ;-).

Besos y Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Steki] Mi trabajadora Señora,
¡Toque usted y que nadie ni nada se lo impida! al menos en mi cueva y conmigo, ya le tocaré yo en su balcón donde pueda.

Situarse en la posición de la agraciada Dama, tiene su dificultad, primeramente en su posición bajo la colcha, aunque conociendo su flexibilidad y como reikista es pan comido, pero si se imagina atada la cosa es más difícil, conociendo al Zorro seguro que necesitaría un transportador para medir exactamente los 100 grados, ni uno más ni uno menos.

Respecto a la música, siento que tuve que esconderla y trocearla, pero a veces aunque no se entienda, en mi cabeza se explica.

Siendo una de las sinfonías más conocidas de las clásicas, el encontrar versiones es casi ilimitado, en vídeo-Internet alguna con calidad sonora puede ser este recorte youtube de los últimos 8 minutos con la Filarmónica de Berlín y Von Karajan (1983).

Gracias y besos,
Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[BIPOLAR] ¡Bendita sea Usted! mi Señora Bipolar, con huesos o sin huesos.

Semen Up’, aporta un elemento que empalma en su imaginación como una posible relleno a esta rellenable historia. Teguese du Bip podría, si ella quisiese, sin la menor duda completarla. En todo lo inimaginable me supera.

Pero deberá considerar antes de nada, si el ‘látigo negro’ es macho o hembra, porque dependiendo de eso, la textura, cantidad y el sabor cambia.

La raposa acaba en la mañana en plena forma y por lo que parece, entera, y la dueña del pisito es con delicadeza desatada, pero no le digo cuando, tampoco si duerme en el entreacto, pero que se duerme es claro, hasta yo duermo cuando se hace muy muy muy tarde.

Besos y SuYo, Z+-----

Steki dijo...

Muy señor mío:
Es que imaginarme inmóvil mientras alguien me adivina bajo la colcha es algo que me puede, disculpe usted.
Gracias por el video, me ha conmovido de manera tremenda. Gracias a Dios tengo la capacidad de emocionarme tanto en el amor como en la música.
Me voy flotando por las nubes...

Señor De la Vega dijo...

[Anónimo] Mi Señora Gelu,

¡Cómo se nota que empezó el curso escolar! ya acumulo un Muy Deficiente y todavía no pisé las aulas. Lo llevaré en mi capirote escrito como he soportado siempre los deficientes en lengua, con resignación, sabiendo que es solo uno más en el curso de las letras de mi vida. (Por supuesto, sin propósito de enmienda.)

Ya me decía mi maestra, cuando regresaba con la redacción clásica de deberes en casa: “¿Qué hiciste este fin de semana?” - Jesusito, esto no hay quien se lo crea y ‘bolar’, se escribe con “V” ¡so animal!.

Me alegro que le haya gustado mi referencia gráfica al personaje de este relato, ‘el látigo negro’, gracias por corregir la fecha a 1944, error de los muchos que cometo, comprensible porque yo lo recordaba en pantalla el año siguiente 1945, de hecho empezó a proyectarse a finales de noviembre en los primeros cines durante las 12 semanas siguientes por el total de sus doce capítulos en las sesiones matinales de los sábados, para el alborozo de los niños y jóvenes de mi tiempo por 25 céntimos de dolar.

El serial de esta Zorresa, retrataba algo inusual en la época, una mujer héroe protagonista, aunque nunca descubrieron los malos que era fémina, también es destacable que en realidad y enlazando con mis últimas entradas llevaba como máscara un velo sobre la boca y basta, algo que seguro que hoy en EEUU sería censurado, por grupos pro o anti islamistas.

La dolorida actriz Bárbara Meredith acumuló durante los rodajes, moratones por las continuas caídas del caballo, paradójicamente el caballo solo en esta serie del Zorro se muestra humanamente inteligente, pero su producción fue un éxito y la productora Republic Pictures, siguió con nuevos seriales del enmascarado negro y otras historias.

Siendo rigurosos, si no fuese por el título o la referencia a McCulley en los créditos, el nombre Zorro no aparece en ninguno de los 12 episodios y el personaje ejerce de héroe en Idaho no California y es llamado en la serie como ‘Látigo Negro’, por otro lado el personaje y la Zorresa se convierten en fetiche entre los fetichistas de los dildos por tan sugerente mango de tan negro látigo, que en nada se parece a los de toro.

Como veo que le gusta la historia de mi personaje público le dejo el link a los 12 vídeos para que me disfrute en acción vestido de zorresa vencedora.

El acompañamiento musical de mi relato, es el del portón cuando cierra, eje sobre lo que surge todo. Dichoso yo que relaciono en cada esquina de mi vida un allegro maestoso affrettando prestissimo, convertido en himno a la alegría cuando ocurre y lo imagino. Beethoven ya era sordo como una tapia cuando compuso la 9ª Sinfonía, cuando termina el presstissimo en su estreno, ni siquiera escuchó los aplausos del público; sus lágrimas me permiten creer que hubiese dado los años de vida que le quedaban por ser solo capaz de escuchar el portón de la opera cerrando, mi protagonista lo oye cada noche y su goce es revivirlo.

No tiene que sentir nada Doña Gelu, cada cual que escuche lo que quiera donde quiera, eso sugiere la sinfonía: libertad y alegría. Disfrute el Desayuno,

Saludos y Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Steki] Mi Señora,
La emoción a veces paraliza, más sabiendo que la curiosidad excesiva nos podría convertir en estatuas de cloruro sódico, esa sal que contienen las lágrimas de tristuras o de gozos.

La emoción también nos podría permitir ‘bolar’ por la nubes por ejemplo.

Suyo, Z+-----

Anónimo dijo...

Buenos días, Señor De la Vega:

Le imagino a usted de pequeño, con una gran fantasía, y a su maestra -carente de ella- hablando de ese modo, desconcertada por sus "cuentos" de niño", que parecía no entender. Hay ocasiones en las que confundir la v o la b, no tiene importancia, si se consigue llegar al mensaje del pensamiento.

En una persona que ha recibido instrucción sí que indica mucho su ortografía y su manera de usar la lengua.

Saludos. Gelu

Le dejo un comentario en el lugar de su gruta dedicado a películas.

Señor De la Vega dijo...

Gracias Señora Gelu,
Buscaré el email de mi maestra y le enviaré mi última redacción de fin de semana, para que en base a sus explicaciones me valore, seguro que me sigue imaginando como un niño; aunque con tanta leyenda autobombo y látigo, seguro no paso del uno, sin querer imaginarme ni las faltas que encuentra.

Además y una vez revisado por mi superego y como Sillón Zeta Mayúscula de la Real Academia de la Lengua sin Pelos, su 2 a secas me parece tanto. Desde el punto de vista literario, yo me autopondría un cero patatero, y me ahorro el tiempo en calificar el resto de mi obra.
Pero lo que me divierto y entretengo escribiendo no tuvo ni tiene límite, tome nota Señora Gelu.

Saludos y Suyo, Z+-----

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Querido Sr. de la Vega: Ya decía yo que su prosa bien vale sus versos.
Por otra parte, el problema de estas situaciones es que sólo pueden vivirse una vez... con la misma pareja.
Saludos.

Señor De la Vega dijo...

[Pedro Ojeda Escudero] Mi Señor Don Pedro,
El verdadero problema es la inseguridad que vivimos hoy en día, que no permite aunque queramos, dejar el portal abierto, la casa entornada y nuestro corazón en las manos del honesto.
Saludos y Suyo, Z+-----

Gizela dijo...

Arropada por el mismo fresquito que entra por el balcón junto a la luz de una nueva mañana..
¡Sí¡ nada mejor que encontrar el calor en otro cuerpo(vivo)...pero a veces se puede, otra... no jajaja
Tiene razón cambian las estaciones sin entenderlo, y cuanto más pasan, más nos sentimos enraizados en esta vida...pero es cuando menos tiempo nos queda

En su historia Don De La Vega, a mi entender la genialidad está en entrelazar sus pasos en letras sensuales a esa música maravillosa dejando "Puerta Abierta" a la imaginación...
y que cada uno practique la suya.

Le confesaré que a las primeras lecturas me costó dejar de reírme y entrar en un mood sensual...(aunque después lo logré y di riendas a mi propio juego)
Eso de imaginármelo... desnudo después de colocar "su ropa con rigor sobre la butaca"...pero con la mascara puesta...me superó jajaja
Además confieso que me supera la envidia de un ser tan ordenado jajaja
En esta casa..hace falta mucha dosis de es tipo de orden...especialmente en mis dos hijos jajajaja
No aceptará usted que se los envíe para unos seminarios de reeducación? jajajaja
Piénselo... podríamos hacer negocio jajajajaja!!!!
Le dejo un beso mañanero con sabor a café y me ratifico jajaja
¡Es usted una vaina!!!!! y lo felicito y me felicito!!!!

Señor De la Vega dijo...

[Gizela] Mi Querida Señora Gizela,

Tiene razón, los morfemas de género en nuestra sexista lengua castellana, nos pueden dar muchas sorpresas con lo que podemos encontrar en nuestra cama, y hoy con tantos nuevos, ni le cuento, nos faltarían prefijos y sufijos. ¡Pero qué importa si la puerta está abierta y suena un allegro maestoso con trompas adicionales, triángulos, platillos, coros y solistas!

Su genialidad Doña Gizela reside en ser tan pasional y desbordada, pero en cerrar la puerta para que el respeto a los que comparten condominio nunca falte. Porque su deseos de seguir aprendiendo es igual de grande a la vasta cultura que demuestra poseer sin que le pese desaprender las causas o tener necesidad de asegurarla a gritos.

Mi señora la máscara es siempre lo último que me quito cuando me desnudo. Algo tiene que ser lo último. Usted puede reírse en el penúltimo o en el último momento del striptease, la vergüenza en la intimidad nunca me invade y en público sólo cuando Tornado se aparta al saltar yo de balcones y me deja en completo ridículo por el suelo empolvado.

Intentaré ser delicado en comentar algo, que por la confianza que me profesa usted habrá olvidado o seguro ni lo piensa, porque solo ve niños que juegan en sus faldas hogareñas.

¿Enviarme a sus hijos para seminarios de reeducación sobre como llegar al desnudo, ordenando con rigor su ropa?

Bien, considerando que ambos son adultos y obviando la belleza que por sobradas imágenes conozco. ¿Usted por quien me toma? ¿Por Jesucristo ante las tentaciones del desierto?

Sobre Christian, podría imaginarme con él en la ducha después de haber ordenado todo sobre el banco, y nada pasaría mientras el jabón no caiga o no se oiga Hamam al sottofondo ;-)

Con su Steph, enseñarla con rigor a ordenar sus prendas, hoy en día sería de una facilidad insospechada, a diferencia de antaño, hogaño son pocas y livianas, pero en pocos segundos estaría yo ante la paradoja de vestirla en versos o utilizarla de figura en mi pintura, qué nadie se imagina que pinto Botticcelli el nacimiento de su Venus sin una real modelo nacarada.

Mi Señora, sé que se olvida, porque me tiene por doméstico, pero eleve la parra a lo más alto si deja entrar en su patio al Zorro.

Besos y recuerdos a sus desordenadas uvas,
Yo también me felicito de tenerla, besos y Suyo Z+-----

Gizela dijo...

jajajaja!!!!!
Esta respuesta está genial jajajaja!!!!
No mi señor no lo considero Jesucristo ante las tentaciones del desierto jajajaja!!!!
Pero lo juro jajajaja que el enviarle a mis dos locos..igual de locos que usted, pero menos ordenados,no era para enseñarles como llegar al desnudo...
"específicamente" jajajajaja
Simple cultura general sobre el orden jajajaja
Especialmente a Christian...cuando como respuesta a mí: Christian!!Cuando vas a lavar los platos?...me responde con su: eventualmente...calma mamá, calma mamá... jajajajajaja
Pero fuera de las carcajadas que me arrancó con su respuesta..
Es cierto... cuando estamos al desnudo con alguien, la mascara que todos de una manera u otra llevamos producto de nuestra existencia, es lo ultimo que nos quitamos, para una total y verdadera entrega.
Fue sólo una travesura mía, en una noche aburrida que usted salvó, con su escrito...
Además estoy segura que la vergüenza no lo invade en su intimidad...es usted demasiado inteligente, para caer en esas bolsadas
¿Lo tengo por domesticado? jajaja
Créame!!!!...es lo más lejano en mi mente jajajajaja
Le daré sus recuerdos a mis desordenadas uvas jajajajaja!!!!!
Besosssssssss con ganas!!!!! y mucha risa jajajajajaja

klepsidra7 dijo...

A sus pies, mi Sr. de la Vega, alguno de mis "yoes" habían ya sucumbido en tierras de dunas y corales a su verso, ahora se inclinan ante su prosa.

De las multitudes que contengo otro de mis "yoes" se acerca atraído hasta su cueva a saludarle.

Señor De la Vega dijo...

[klepsidra7] Mi Señora,
Poco importa el Yo identitario que nos domine en el discurso, sino la flor que cuidamos dentro, y que se abre floreciendo a poco que la mimes, si la tierra es fértil el frescor intenso y la lágrima justa.

Gracias por compartir la mía, yo tomaré la suya para solazarla,
Besos y Suyo, Z+-----

Steki dijo...

Ayyyyyyy, mi señor De la Vega, el sólo hecho de imaginármelo desnudo cayendo del balcón... un bochorno, jaja. Mire usted que ha hecho reír en su diálogo con mi amiga Gizz. Ahora, una preguntita... es usted realmente tan ordenado? A mí me pondría nerviosa que fuera usted tan prolijo a la hora de desnudarse. No sé, yo preferiría que revoleara la ropa al mejor estilo Nueve semanas y media! Ropa tendida en el piso y la cabellera despeinada. Se acuerda de mi post DESPEINADA?
Les dejo un beso de fin de semana, con sabor a uvas malbec, típicas de mi tierra.

Merche Pallarés dijo...

¿Bombilla con hilo de WOLFRAMIO? Creía que ese mineral solo servía para hacer tanques...
LLego tarde pero llego y volveré para oir todas las músicas que se entrecruzan en los comentarios. A sus pies mi querido pervertido... M.

Lisset Vázquez Meizoso dijo...

Sentirse indefensa ante el placer de ser amada sin más limitación que la vista tapada...¡Que maravilla! y por supuesto, sentirse únicamente dolida por su ausencia, por la falta de esos labios que recorrieron su paisaje a oscuras y aún así encontraron el camino a la más dulce de las locuras, la de la entrega sin límites...con la mejor música que existe, los gemidos.

Nunca suya, siempre suya,

Lisset

Señor De la Vega dijo...

[Steki] Mi Señora,
Alguna vez he caído de un balcón desnudo y casi apaleado, que en 3 años en Internet de todo ha habido, pero siempre empolvado de fantasías que si se aparta Tornado, solo sueño han sido.

Ya le comenté en su post DESPEINADA, que SÍ deseo que el resto alborote sus pelos, y lo considero tan sano como justo, yo para mi suerte o desgracia llevo mi pañuelo atado al pelo y francamente para seguir siendo yo, poder no puedo.
Soy ordenado, porque me manejo por principios y límites que me autoimpongo, eso sí, dentro de mi locura que no es poca ni menor que la del mayor de los locos.

Besos y gracias por brindar conmigo,
Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Merche Pallarés] Mi Señora, ni le cuento todas la utilidades químico físicas que tiene el Wolframio, porque la aburriría.

Pero para un poeta es un metal de utilidad basada en que es el único que tiene dos nombres, pues se le conoce también como Tungsteno, así que además de rimar con un 'andamio' que no quiero ni en pintura, rimaría sino con 'pervertido' con 'obsceno'.
Besos y suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Lisset Vázquez Meizoso] Mi Señora Lisset,
Usted ha definido en su párrafo el mejor de los escenarios posibles, la entrega a ciegas, porque en el fondo, aunque creamos que conocemos a alguien, todas las entregas totales son a ciegas.

Y a ellas nos entregaremos esperando gemir de gozo, y que solo la ausencia o el fin de los gemidos duelan.

Gracias por ser siempre mía, sin haberlo nunca sido, Suyo, Z+-----

Honey Baby dijo...

Estuve a punto de comentarle aquí, hace tiempo, cuando lo publicó. No recuerdo por qué no lo hice ¿sería mi pereza gozosa? sí, sería eso.

Prestísima y musical

chatnoir dijo...

Me ha encantado!
Beethoven, sus palabras...ufff

Rendida he caído a sus pies.

Chatnoir.

Señor De la Vega dijo...

[Honey Baby] Si llego a imaginar el avatar de su zapato cuando lo publiqué, quizás el perezoso hubiese sido yo, ocupando la cama (atado o no).
Sería justo eso.
Presto y Suyo,
Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[chatnoir] Mi Señora,
Lo de Beethoven sin duda lo entiendo, algo menos en relación a mis palabras.
Pero si se rinde ya, no caiga a mis pies y espere un poco.
Tengo para usted una chaisenoir.

Suyo, Z+-----