"...tengo una alfombra de jornadas y el tiempo hecho pelusa, de tanto enredarse en esa sensación pegajosa de la nada."
Comentario poemado de Noviembre 2008, escrito por J. de la Vega Z+-----[Poemas bajo tu balcón]


Aquí esgrime el Zorro+-----[SoneZtosII]+[PoetiZandoFeisbuk]+[LaSima de los Vuersos]+[DiarioÐLolita]+[Balcones]+[ZVisión+-]+[MemoriasLiteratura]+[Ilusiones]

*

Nos están salvando...mejor nos escondemos



No me tientes, no me ayudes, no me dejes...

No me beses, no me ignores, no me dañes...

No me mires, no me ahogues, no me roces...


No me humilles, no me hables, no me agobies...


No me cantes, no me engañes, no me digas...


No me admires, no me soples, no me escupas...


No me empujes, no me folles, no me mimes...


No me lamas, no me sueñes, no me animes...


No me mates, no me salves, no me olvides...



Texto poético: J. de la Vega El Zorro+-----


Videoclip: Tema "Saving Us" del músico Serj Adam Tankian, libano-americano-armenio-neozelandés. Nació el 21 de agosto de 1967 en Beirut capital de el Líbano. Los abuelos de Serj eran armenios. A raíz del genocidio armenio (perpetrado por Turquía en 1915) su abuela fue asesinada y su abuelo tuvo que refugiarse en Líbano.


Safe Creative #0904223113281

2 esgrimieron la palabra +-----:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Doy vueltas por su cueva, querido Sr. de la Vega, en busca de un lugar en donde dejar testimonio escrito de mi paso y me encuentro con un texto tan cierto, que alienta mis decaídos ánimos de estos días: en efecto, la salvación es siempre individual. O la condenación. Que nos dejen tomar nuestros propios caminos.
Saludos admirados por su ingenio.

Señor De la Vega dijo...

Pedro Ojeda Escudero, la verdaderas cuestiones del hombre, suelen ser recurrentes, tanto pude haber escrito esta entrada en diciembre del 2007, como así fue, como esperar al 2010, para hacerlo.
El sistema artificioso que nos rodea, como lo personal e íntimo, es demasiadas veces inversamente proporcional a la necesidad en algunos y al exceso en otros.
Estamos condenados a sufrirlo encadenados o a gozarlo en libertario orgullo.
Lo único individual que poseemos y tras mucho esfuerzo en adquirirlo, es la interpretación de lo percibido, y de nuestro buen o mal ánimo mientras lo hacemos, dependerá el veredicto.
Suyo, Z+-----