"...tengo una alfombra de jornadas y el tiempo hecho pelusa, de tanto enredarse en esa sensación pegajosa de la nada."
Comentario poemado de Noviembre 2008, escrito por J. de la Vega Z+-----[Poemas bajo tu balcón]


Aquí esgrime el Zorro+-----[SoneZtosII]+[PoetiZandoFeisbuk]+[LaSima de los Vuersos]+[DiarioÐLolita]+[Balcones]+[ZVisión+-]+[MemoriasLiteratura]+[Ilusiones]

*

Dentro de un zapato ajeno y humillado

¿Te has sentido alguna vez, pisado?
Si es que sí, comprenderás como me siento.

Pero no por descuido, no magullado por error de cálculo de un pie extremadamente grande o torpe, que tropieza... y ¡plaf!
Es que, ocupo un zapato que todos quieren calzar y a nadie pertenece, ni tampoco entalla, como aquel de cristal que siempre tú quisiste, mi cenicienta triste.

Y yo estoy dentro, encogido en la punta del zapato, a veces, pero otras en el talón, que es donde más sientes la presión y el peso.

¡Sí, aquí estoy dentro de un zapato, que seguro que a mí tampoco sirve!.

Empieza a oler el espacio cuando el calor de las circunstancias sube, aunque también parece que guarece... al menos hasta que entra otro pie bruscamente y no tengo palabras para explicar el chiste, solo decir, que el que escribe a duras penas el dolor resiste.

Soy hombre, fuerte... (así me digo)
Soy un caballero, enmascarado o no, pero caballero.
Enfrento un mundo y un privado, de lucha y de justicia, ¿qué más me piden?

¡Por Dios, solo quiero unos zapatos nuevos!

J. de la Vega Z+-----

Safe Creative #0904233113370

3 esgrimieron la palabra +-----:

Pato dijo...

Afortunadamente no me he sentido asi !
Lindo !

arena dijo...

¿Me he sentido alguna vez pisado?
Sí, claro que si, y comprendo como te sientes.
Y tampoco fue por descuido, ni por error, ni por grande, ni por torpe...
Fue fruto de la casualidad, de la oferta y demanda.
Me probé unos zapatos, los cuales miré y remiré...chilena, talones, suela.
Zapatos confortables ¡sí señor!, pensé, horma perfecta como hechos a medida, como... andar descalzo.
¡Y así fue!
Estuve dentro, en la punta, como usted señor enmascarado, entre cuchillas cortantes, anduve entre cristales, clavos, zarzas, cardos, malezas, cenizas ardientes, algodones, espumas de mar... arena blanca.
¡Y sí! Empezó a oler a fragancia de rosas semanales cubriendo el hedor.
¡Y sí! También estuve en el talón, talón robusto con peso traicionero, asfixiante hasta límites insospechados, y aunque yo no me considero fuerte, de allí, con un impulso sobrecogedor salté al exterior donde pude observar un mundo diferente, con luz deslumbrante, aire limpio, brisa suave y espacio, mucho espacio.
Me llené de todo lo nuevo descubierto y anduve descalza durante mucho, mucho tiempo, huyendo de escaparates con hermosos zapatos ofreciendo confortabilidad.
Todavía tengo rozaduras, ya no duelen, todavía ando con los pies desnudos y si algo aprendí en mi despojado caminar es el no comprar zapatos hechos sino, como buen zapatero remendón, empezar por el roce de una suave y dulce plantilla hasta terminar a la lazada de los cordones, sabiendo que el camino andado dirá si se ha elaborado un buen cosido.
Un saludo

Señor De la Vega dijo...

arena, señora me alegro que ande descalza y empezando el buen calzado por la suela, para quién sabe, si lo acabará en zapatilla de andar por casa, zapato o bota.
Yo opino, que depende del suelo, así calzar quisiera, porque mis pies son harto sensibles y quejosos y nunca hicieron callo.
Si es para subir montañas de altura y suelo helado, prefiero bota de cuero engrasado y bien cosido o hasta sellado con transpirar plausible, suela que asegure el agarre y no despeñe.
Si es para caminar por la vida en caminos de polvo y sol, barro y lluvia, algo que sea ligero y confortable, resistente y práctico, secable con el viento del cariño y reciclable.
Pero para caminar en paraísos de sentidos, de mares coloridos y ausente de destino; me gusta el pie descalzo, en playas de arena de sugestivo grano, de reparador tacto, de estimulador masaje que recorra mi planta y mi corazón sin embalajes, sin límites hasta acabar tendido y caminar con mi piel, desnudo de equipaje.
Saludos y Suyo, Z+-----