"...tengo una alfombra de jornadas y el tiempo hecho pelusa, de tanto enredarse en esa sensación pegajosa de la nada."
Comentario poemado de Noviembre 2008, escrito por J. de la Vega Z+-----[Poemas bajo tu balcón]


Aquí esgrime el Zorro+-----[SoneZtosII]+[PoetiZandoFeisbuk]+[LaSima de los Vuersos]+[DiarioÐLolita]+[Balcones]+[ZVisión+-]+[MemoriasLiteratura]+[Ilusiones]

*

Pedicabo ego vos et irrumabo Carmen 16 según Soneto de la Vega

Pedicabo ego vos et irrumabo
Catullus et Lesbia

Aureli pathice et cinaede Furi
qui me ex versiculis meis putastis
quod sunt molliculi, parum pudicum
Nam castum esse decet pium poetam
ipsum, versiculos nihil necesse est
qui tum denique habent salem ac leporem
si sunt molliculi ac parum pudici
et quod pruriat incitare possunt
non dico pueris, sed his pilosis
qui duros nequeunt movere lumbos
Vos, quod milia multa basiorum
legistis, male me marem putatis?
Pedicabo ego vos et irrumabo


Me llamó la atención sobremanera el descuido histórico con este excepcional poema de Catulo, y no lo fue tanto que no fuese traducido completamente por más de veinte siglos, (por lo explícitamente sexual del latín usado), sino por lo mal traducido cuando finalmente lo ha sido, en las lenguas que hoy entiendo. http://rudy.negenborn.net/catullus/text2/sp16.htm (Link a los 116 poemas de Catullo traducidos a múltiples lenguas)
Pero si lo traduje personalmente con ahínco, no fue porque sea único, sino porque necesitaba de un soneto más en mi recuento, y Carmen 16, tiene catorce versos en perfecto endecasílabo para ser mamados por un Zorro.

Gaius Valerius Catullus, como se llamaba el autor, fue contemporáneo de Cicerón y Julio César, y al primero no le gustaba Catulo y a Catulo no le gustaba César.
Dicen que la importancia de la poesía del veronés reside en ser el primero en imprimir un enfoque lírico moderno, es decir, Catulo no está componiendo sobre los dioses o héroes, ni batallitas, ni para generales o políticos..., sino versando su amor y desamor, su intimidad, sus experiencias más mundanas; lo que luego por 20 siglos más y sobre todo hoy, mueve a la mayoría de los que componemos buenos o malos poemas.
Para ello le inspiró fundamentalmente una historia sentimental tormentosa y recurrente con “Lesbia” (Clodia Metelli) mujer aún más moderna, erótica, sugerente y sofisticada que la poesía de Catulo, aunque igual que ella, Catulo no despreciaba género ni oportunidad alguna.

Pero por no extenderme en lo que es fácil de encontrar en wikipedias y enciclopedias varias, volveré al soneto, al mío y al escondido en los versos de Catulo.
Pocos poemas latinos, han dado tanto por culo, como el de Catullo; a sus lectores en latín, a los traductores y a sus intérpretes, y muy pocos en la historia de la poesía y la literatura han dejado de una manera tan explícita la diferencia entre la libertad creadora del artista y la persona.
Los endecasílabos de Carmen 16, son la respuesta con erecto sarcasmo, a Marcus Furius Bibaculus y Marcus Aurelius Cotta Maximus Messalinus, poetas ellos que practicaban igualmente un estilo similar a Catulo, y eran seguidores de la poesía griega del anti-aristotélico Calímaco, autor que gustó de poesía poco épica y más lírica, imperfecta y recatada en el número de versos.
Sin embargo, Aurelius y Furius, criticaban la hombría de Catulo por lo voluptuoso, sensual y delicado de sus poemas, en latín la palabra de enrevesada traducción sería “molliculus”. Diminutivo de mollis (“blando”) + -culus.

Valerius Catullus no tardaría en esgrimir su pluma y empezando y acabando con verbos latinos (pedicabo et irrumabo) que todavía ni el mundo gay del siglo XXI ha generado (se necesitan expresiones compuestas), inserta su miembro poético por las cavidades masculinas, para dejar claro que si zafio es lo que entienden sus colegas, se la clavará en el verso primero por arriba y en el último por abajo. Los otros doce versos, son un despliegue de elocuencia, para retratar la libertad del lenguaje poético, su disociación entre el poema y el poeta, y que lo húmedo puede ser ardiente o lo suave dulcemente endurecernos. Todo esa capacidad expresiva, que sugiere Catulo, fluirá sin reglas ni moral estética sólo en la mano del auténtico poeta, más allá del poeta sexuado. Sin duda un jaque mate, años antes de que naciese Cristo y con él más moralina.

Pues dicho lo dicho, dejo el poema de Catulo convertido en mi soneto, y que les den a todas y todos Ustedes por donde más les guste y así lo disfruten:

Os encularé y joderé en la boca,
puto Aurelio y sodomita Furioso,
de mi verso hacéis juicio que provoca,
pero por tierno no es menos virtuoso.

Es la ética al poeta a quien le toca
el verso no es en eso escrupuloso;
de hecho, es más salado y más evoca,
si delicado y a la vez morboso,

también puede excitar y ser picante,
ya no digo al imberbe y sí a un barbado
incluso a ese al que no se le levante.

Mil besos habéis leído y contado
¿por eso juzgáis, mi hombría faltante?
Os encularé y chuparéis mi nabo.

J. de la Vega Z+

22 esgrimieron la palabra +-----:

Gizela dijo...

Buenos días Don De La Vega!!!
jajajaja!!!
Su regreso veraneado a la cueva...es de lo más…¡pasión- visceral!!!
Mucho agradezco haber estado muy asoleada y cansada anoche; y lo leo hoy, bajo el efecto de mucha cafeína y solazo que apunta directo a mi hamaca, así que me obliga a leer muy "sentadita" frente a la mesa del comedor… y su soneto, "sólo me puede dar", en los ojos y la comprensión !!!!! Uffff!!!!! Jajajajajajajaja!!!!!!

Le digo, que su versión, es mucho mejor que el original...más movido y musicalmente eyaculado.
Desde el más allá de aquellos siglos, le estará muy agradecido Catulo, que usted sacara a flote su Gran Arrechera, con este soneto nuevo, en su colección.

No es seguro que Lesbia-Clodia, existiese...pero qué importa si era de carne y pasión, o si tomó forma en la imaginación de Catulo
Lo que importa es el resultado...y sólo con leer el precioso poema que enlaza en su soneto, encadenando los besos que inspiran sin fin, mucha envidia de una Lesbia, que en el fondo todas queremos ser, ( por lo inspiradora y apasionada, no por los chismes sobre envenenamientos e incesto jajaja)lo menos que se puede decir, es: BRAVO, Catulo y BRAVO usted, Don De La Vega, por saber tan justamente, honrarlo, en esta entrada!!

Besosssss salados.

Gelu dijo...

Señor De la Vega

No quise pasarme de lista, cuando le dije que iba a dejarle otros bellos poemas del escritor de Verona. No había visto su enlace colosal de la izquierda, con los carmenes de Catulo traducidos a tantos idiomas.
Merecían una reprimenda Aurelio y Furio, tal vez no hasta el límite que se dice en la quizá sólo metáfora del carmen 16, pero es que a veces hay que entender que uno se harta de que malentiendan lo que se escribe, y tiene que explotar con sus armas, los poemas, como en estos escritos en siglos diferentes, el suyo y el de él:

“Ustedes, porque leyeron mis “muchos miles de besos”,
¿me creen menos hombre?”

Por cierto, veo que en francés están los 116
En castellano, sólo 7 ; nº 2, 3, 5, 8, 51, 70, 85
En spanish...56
Preciosos los 6 en catalán nº 3-5-8-9-70-85
En italiano los 116
En inglés los 116.

Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

¡Genial mi admirado Catulo/Señor de la Vega! Aparte de aprender algo más de su erudita explicación, me he divertido muchísimo :)) Siempre a sus pies, M.

Señor De la Vega dijo...

[Gizela] Mi Señora,
Que Lesbia existió lo confirman los versos del poeta, estaremos además de acuerdo, que lo que ofrece y recibe en sus besos Catulo es amor, resulta incuestionable. Alguien me podría responder: “amor poético” y claro, de tanto obviedad podríamos llegar a la nada.

No sin cierta ironía, animé en mi entrada a buscar en wikipedias y enciclopedias, porque siendo yo un lego en todo, estaría gracioso que llegase con teorías históricas o historicistas a poner la pica en Flandes para rebatir a Apuleyo por lo de Clodia, o a reputados historiadores y eruditos del latín de los últimos veinte siglos que ahondaron en lo mismo. O a quitar valor a la implacable Suzanne Dixon, que cuestionó sobrada de razones, la falta de pruebas históricas de todo lo escrito anteriormente para relacionar la persona de Clodia Metelli (entre las otras Clodias hermanas) con el personaje poético de Lesbia, e incluso la realidad física de la propia Lesbia motivo y fin de esos inspirados veinticinco poemas de Catullus, por cifrar su influencia en donde se la menciona y nos queda.

Tampoco soy del todo necio, y después, solo después de escribir mi soneto, decidí formarme durante las horas necesarias sobre lo que dicen que rodeó a mi colega clásico, a ver si la inspiración divina que me guía cuando verso, me había acercado al veronés o había cargado mis endecasílabos italianos con demasiado castellano.

Eso me llevó a leer sus otros poemas, que desconocía, a leer a sus colegas, a leer a Cicerón en Pro Caelio, a leer la apología 10 de Apuleyo y como llega a mencionar Clodia según T.P. Wiseman, y como se lo cree Garrison o Judith Hallet entre otros cientos de latinistas, o a leer a la viciosa y trágica matrona ficcionada por Schwob y cambiar de tercio con la mirada de Dixon, dentro del contexto histórico de la 'Mujer Romana' con el cerebro de una mujer erudita y feminista; o a marearme con Dan Selden y su compleja disección de los carmenes de Catulo, lo que me llevó a revisar conceptos de los años cincuenta antes de Cristo en cuanto a retórica y oratoria, y como no, a buscar en los annales de la familia Claudia hasta su Aqua y Via Appia, para juzgar sarcasmos y acabar gozando las intrigas político-socio-sexuales de la época entre Cicero et Clodius Pulcher et Rufus et Milo et Caesar...y tantos otros, porque como decía el grandioso Obélix: "Están locos estos romanos" o en italiano SPQR: "Sono Pazzi Questi Romani".

Y sin sorpresa observar como se ha destripado palabra por palabra, cada verso, cada poema de Catulo, por filólogos, historiadores, y estudiantes de todos los sexos y colores, a lo largo de los siglos.

Mención a la traducción del carmina de Catulo por el poeta J.A. González Iglesias y al trabajo sobre el mundo amoroso de Roma en la época de Catulo por J.M. Blázquez Martínez, pero hay mucho más, muchísimo más, sobre Lesbia y su autor y sobre el Carmen 16 de Catullus, que sería imposible resumir, aunque a veces se repitan, con citas de citas que se repiten aportando solo citas.

Señor De la Vega dijo...

Y volviendo a mi entrada, asumo mi buen resumen en lo que escribí, y mi estado de gracia en mi soneto y que no se ofendan los cientos de traductores/as que lo intentaron en castellano y otras lenguas vivas o tendré que decirles Pedicabo ego vos et irrumabo

Digo estado de gracia, cuando en realidad, las razones para que le traduzca justamente son mucho más prosaicas, veamos:

El Zorro es quien le traduce, que ha contado con una, No, sino con suficientes Lesbias en su cueva para saber de ello, reales o no, a nadie le importa o solo a ellas/ellos.
El Zorro es quien usa el verbo como sustento para existir, el ocio no es la causa de escribir rimando, ni poemando, es la calidad necesaria para su existencia y nunca medio.
El Zorro usa la poesía como herramienta comunicativa, escribano del mundo, transcribe pasando por si mismo y filtrando con lenguaje poético, pero sin reglas; así no versa solo lo que siente, sino que lo dialoga con otros mundos y entes, que a veces responden y en la oratoria debe esgrimir su palabra como estoque, como beso, como agua o como vino... para hacerse vivo y dar vida a sus palabras, cada cual en su nombre.

Catulo, usará libremente la mascarada poética como el Zorro, 116 carmenes tenemos, pero escribió muchísimo más, tenía que demostrar ser poeta de su tiempo, para dejar de serlo y servir a los futuros poetas de carambola (ya se sabía de la inmortalidad del verbo y la palabra escrita y que el buen hombre nunca muere); y mejor sabía él donde vivía, de la importancia de la palabra en un periodo donde 'la romana' legaría un imperio y cargó sus cortos poemas con la complejidad y simplicidad de la poesía, impactante y rítmica por fuera; grandiosa por dentro, como el amor o como la vida, si te adentras.

Se supo de Catulo hasta los 30-33 años y luego nada, se le dio por muerto, pero quizás huyó con Lesbia/Clodia después de ser ésta difamada con éxito, pero sin ninguna prueba por Cicero y Rufus, o tras la muerte de su hermano en la Vía Apia; quizás eso desencadenase el reencuentro histórico de los amantes y un exilio voluntario a Hispania donde vivieron felices y comieron perdices a la sombra de un olivo y con gorrioncillos del terruño fastidiando..., pudo ser (como todo lo dicho por todos lo que algo dijeron) si fuese todo como un cuento, pero el cuento es distinto a la poesía. Catulo y el Zorro lo saben, porque no hay moraleja en sus versillos.

Decía Calímaco en uno de sus epigramas: “Saber demasiado es funesto para quien no sepa dominar su lengua. Es como un niño que tuviera un cuchillo."
E igualmente funesto, imagino, es saber muy poco para el que posee una lengua viperina, es como un asesino armado con un plumero, solo resulta un fastidio cosquilloso y pesado.

En un poeta todo es la misma cosa, porque saber es dominar la lengua y al contrario.

Besos y Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Gelu] Mi distinguida Señora,
Se le ha pasado mencionar de mi enlace que menciona, las excelentes 18 traducciones en "Rioplatense".

Carmen 16 es una hipérbole irónica, que usa la paradoja y la retórica para argumentando lo que dice, decir justo lo contrario y con ello acabar diciendo lo que realmente le apetece a Catulo.

Justo por eso, la poesía se usa para lo que se usa y no para otras cosas de más uso ;)

Un abrazo,
Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Merche Pallarés] Mi querida Señora,

La poesía es divertir, pero cuando no lo consigue, también.

Si mi erudición la vendiese al peso, por Júpiter que ni allí pesaría un gramo.

Besos y Suyo, Z+-----

Gizela dijo...

Dios mío!!!!Don De La Vega!!!
Ante esta lección, no se si quitarme el sombrero o las zz!!!!!!
Le diré que si yo estudiase tanto, para escribir alguno de mis intentos...ya fuese poeta y buena!!!!
A la primera lectura dada, a orilla del mar y bajo los efectos de un mojito helado, pensé que estaba en clase de literatura en el Liceo Paéz y a la segunda lectura, sin aromas de ron ya en casa; me sentí en clase de literatura en la Universidad y con un profesor que me aterrorizaba jajaja!!!!!

Pero estoy segura, que me quedaré con esta explicación...demasiado bruta, para adentrarme en todas esas lecturas que nombra jajaja!!!

Pero voy a lo sencillo y como me gustan las historias románticas con finales felices (demasiadas películas sobre Sisi en la infancia)
espero que Lesbia, efectivamente haya sido de carne y alma y haya podido huir con Catulo, a espantar gorriones, y usar la punta de sus dedos en algo menos alado, mientras se fundían a besos y demás...
De que el Zorro a contado con sus Lesbias...¿quien mejor testigo que esta aprendiz?.. vieja visitante de la cueva y buena observadora!
Y de que transmite y comunica, siempre con calidad, igual soy testigo, lectora y admiradora!

Lo que si haré será leerme con detenimiento y ganas a Catulo, en honor a su arte (el suyo) y su trabajo en esta entrada.

Besosssss y linda noche!

Señor De la Vega dijo...

[Gizela] Mi querida Señora,

Pues ya vio, yo con estudiar tanto (algo que no uso para versar) ni seré nunca conocido ni poeta, ni lo que verso será publicado ni catalogado por latinista alguno ni erudito, ni como bueno ni como malo, y mi palabra morirá conmigo y yo con mi palabra.
Y ni siquiera tendré un Suetónio que me diga "Alea iacta est" Zorro o de la Vega.

Disfrutará leyendo a Cátulo mi Señora Gizz, es sin duda el primer romántico cursi que no se hace pesado; y no me cuesta imaginarlo alicorado escribiendo poemas tan intensos como éste, su Carmen 7:

"Preguntas, Lesbia, cuántos besos tuyos
me bastarían y me sobrarían.
Tantos como la cifra de la arena de Libia,
en la aromática Cirene,
entre el oráculo solar de Júpiter
y la tumba sagrada del legendario Bato,
o como las estrellas numerosas
que en la noche callada
contemplan los amores
furtivos de los hombres.
Tantos, tantos besos habrás de dar
cuando lo beses al loco de Catulo,
que diré que me bastan y me sobran
si no pueden contarlos los curiosos
ni maldecirlos con su mala lengua.


Suyo, Z+-----

Gizela dijo...

Buenos días Don De La Vega
Romántico, cursi y puede que a veces alicorado?
Ya me latía a mi la intuición, que debía “juntarme” con él , por eso de :Dios los crea y el Diablo, los junta jajajaja!
Mi querido Don x 3…
Entre las. causa- efectos, de los poemas, la menos, es ser reconocido y publicado
Y las más, son volar el piso de la realidad, recibiendo de la existencia, mejores reconocimientos como causa-efecto…
y no sigo explayáncome en explicaciones…
porque es muy temprano, para ponerme: cursi, romántica apasionada ….

Besos arenosos con aliento a café

elisa lichazul dijo...

pues a mío no me sorprende que en esos tiempos existiera este tipo de poemas, pues la naturaleza humana sigue siendo la misma, somos cuerpo y espíritu natural y damos rienda suelta al instinto y al goce, por qué habría de ser distinto lo de antes a lo de ahora?

el ser humano en su esencia sigue siendo animal y razón, y en ello no hay contraposiciones

mil gracias por su verso en mi rincón, me ha sorprendido
ojalá las palabras fueran palpables, pero son solo ilusión de un momento, quimeras al viento que cabalga atemporal

besitos

Señor De la Vega dijo...

[elisa lichazul] Mi Señora Elisa,

Intensos versos como los suyos
merecen ardiente eco.
Palpar palabras lo consiguen los ciegos,
perdemos un sentido y a veces ganamos otros.
Su sentido es el poético, nunca lo pierda, porque no es quimera, ni cuando el viento sople.

Tiene razón, poco ha cambiado el humano en cuarenta mil años, incluso en la forma de expresar sus emociones; ríe y llora, gime y grita, se enfurece, sufre y cuando ama se estremece.
Los cambios en la poesía son menores porque está unida a nuestras constantes básicas, nuestro deseo de razonar lo instintivo y nuestro instinto para razonar lo deseable.

Escribía Catulo en su Carmen 85 hace 2070 años:

Odi et amo. Quare id faciam, fortasse requiris.
nescio, sed fieri sentio et excrucior.”

“Odio y amo. Quizás preguntes por qué razón lo hago.
No lo sé, pero siento que es así y que me atormento.


Besos y Suyo, Z+-----

Merche Pallarés dijo...

Su erudicción, mi querido SEÑOR DE LA VEGA, pesaría ¡más de un kilo!
Un gramo... ¡vamos, vamos, no sea tan modesto...! A sus pies, M.

Gelu dijo...

Buenas noches, Señor De la Vega:

Como siempre tiene razón. Me dejé los 18 poemas traducidos en español rioplatense. , de los 118 totales recogidos en algunos idiomas.
Este poema 7 que ha seleccionado es de los maravillosos que dedica a Lesbia. Es el que más me ha gustado, junto con el 5.
La versión que eligió del 7 es estupenda. ¿Es suya?, no la he encontrado en el enlace.
Desde luego Lesbia debía ser una mujer irresistible, aunque no debía ser muy fiel, o es que Catulo era un gran celoso.
Copio otras traducciones enlazadas del
Carmen 85
En Rioplatense:
“Odio y amo. Quizás preguntes por qué razón lo hago. No lo sé, pero siento que es así y me atormento”.
En Spanish:
“Odio y amo. Por qué, quizá preguntes. No lo sé,
pero siento que así es, y me consume.”
En castellano:
“Odio y amo. ¿Por qué lo hago preguntas acaso?
No lo sé. Pero lo siento y lo sufro.”

Saludos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Veo que tiene ganas de comenzar bien el curso, querido Zorro. Un abrazo de retorno.

Gelu dijo...

Buenas noches, Señor De la Vega:

Llegué de nuevo a la entrada de la película El hombre de Río,
y al volver a escuchar la música Serenada do mar (O rio e o mar) que interpretan en la playa -mientras Belmondo intenta despertar a su pareja-, me interesó quien cantaba; busqué y descubrí que el autor era Catulo de Paula .

Saludos

P.D.: Recupero también la entrada de El bazar de las sorpresas, y dejo el enlace, pues en comentarios se puede leer el poema en el que W.B.Yeats, citaba a Catulo (Cayo Valerio, de Verona) *Poema: ‘Los eruditos’, en inglés y español

Señor De la Vega dijo...

[Gelu] Mi estimada Señora,

¿Cómo podría decirse que una traducción es estupenda, o mejor que otra? sobre todo decirlo cuando la lengua original es desde hace siglos lengua muerta, y de nadie materna...; y si es tal cual digo, ¿por qué sucede así al leer las traducciones sobre Catulo? ¿qué nos permite el hacerlo, sin el menor recato, juzgando como si el autor y sus versos fueran tan cercanos?

No es casual, no somos los primeros ni los últimos que lo hagamos, son milenios que se juzgan y se transcriben sus poemas, con mayor o menor acierto, y son más de los que con cualquier otro autor latino se sienten capacitados, aunque no sean, ni mucho menos, eruditos del latín.

Alguna de las claves se encuentran sin duda en el poema de W.B. Yeats, que traje en los comentarios de aquella entrada suya, que acabó en los Cerros de Úbeda de Mongolia (por cierto, la traducción que encontró en español, en mi opinión no da la talla, y lo peor, no permite entenderlo enteramente).

"Bald heads forgetful of their sins,
Old, learned, respectable bald heads
Edit and annotate the lines
That young men, tossing on their beds,
Rhymed out in love's despair
To flatter beauty's ignorant ear.

All shuffle there; all cough in ink;
All wear the carpet with their shoes;
All think what other people think;
All know the man their neighbour knows.
Lord, what would they say
Did their Catullus walk that way?"


De lo que trata Catulo en sus versos, es fundamentalmente de los sentimientos del Ser Humano, sus emociones íntimas en relación, fundamentalmente al ser amado u odiado..., como traté en comentarios anteriores, eso es algo en lo que nuestra evolución apenas cambió, suponiendo que lo hiciese.
Así que el referente al traducir, es la propia experiencia sensitiva y esa permite al traductor gestionar las claves encontradas en la lengua de origen para llegar a la traducción en la lengua en la que él o ella sintieron algo similar, asumiendo en algún caso esa coincidencia humana.

Así Yeats, ofrece el derecho interpretativo en su poema, a los jóvenes amantes, [That young men, tossing on their beds,/Rhymed out in love's despair/ To flatter beauty's ignorant ear.] y comprueba que los eruditos latinistas, repiten claves poéticas en Catulo, puramente formales, citándose así mismos y olvidando sentir y revivir, traicionando con ello la esencia de la lírica.

[All think what other people think;/All know the man their neighbour knows./Lord, what would they say] sin duda lo que dicen, sin sentir como el autor, no fue el camino de Catulo y por tanto, imposible traducirlo, si se opta por ese camino.

Encontré por casualidad en el New York Books de 1967, una crítica literaria sobre una traducción de los poemas de Catulo, en esta reseña Mr. D.S. Carne-Ross analiza, en mi opinión, de igual modo al que Mr. Yeats y yo mismo pensamos (copio unos párrafos en el siguiente comentario):

Señor De la Vega dijo...

“AS A RESULT Catullus alone of classical authors still belongs to poets and literary people while the rest have been handed over to the professors. We form our own opinions about Catullus; we fashion him according to our needs and images as men did with Virgil and Horace and Sophocles in the days when Greek and Latin literature was still a living force. Critics of course continue to offer us their views on Sophocles and (rather less often) on Virgil and Horace, but these views do not usually arise from the direct literary experience which they enjoy with Marvell and Yeats.
Catullus should then be the one ancient author we can hope to translate successfully. For translation—considered as an art; translation as a service, the more or less literate trot, is another matter—can only occur when a sufficient number of readers truly possess the original. It is in the critical relation to its parent text that a translation exists; without this it can only be a trot—or a new work. It is also necessary that the original, or some important part of it, live or can be made to live within contemporary experience. The Vita Nuova (for example) is not translatable at present; possibly even the Aeneid is not. (A true translation of Virgil, perhaps the greatest single need in this field, would be a major literary event.)”
[Link a la reseña completa]

El conjugar la traducción artística y la traducción literal de los cármenes de Catulo, es sin duda la meta; pero Catulo hubiese preferido (o al menos Yeast y yo mismo) que si fuese esto imposible primase sin duda lo primero, porque poesía por poesía, siempre rendirá honesto tributo al verso del poeta. Y donde sea posible, basta con transcribirlo, porque siendo nuestra lengua hija de la suya, nos va muy poco en ello, y el original en latín se sobra para embelesarnos.

Así, si tomase los primeros tres versos del Carmen 2, por ejemplo, e hiciese un nuevo ejercicio traductorio, resultaría zorrescamente lo siguiente:
[Passer, deliciae meae puellae/ quicum ludere quem in sinu tenere/ cui primum digitum dare appetenti]

Y sin gran esfuerzo y un poco de lógica, intentaría traducirlo sin malgastar el latín comprensible que nos ofrece:
[Pássaro, delicia de mi chica/ con el que juega y que en su seno tierno tiene/ al que dará la punta de su dedo apetitoso]

[Aquí se pueden comparar con el latín del carmen 2 las traducciones de otros traductores]

Y según lo literales que seamos, más poéticos y morbosos pereceremos, al menos, en el caso concreto del amante Catullo, lo cual nos descubrirá también literalmente, la hipocresía histórica de los eruditos especializados en nuestro poeta clásico, salvo honrosas excepciones.

Saludos y Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

[Pedro Ojeda Escudero] Mi querido Señor Ojeda,

Releyendo los comentarios de esta entrada, pareciese por la crítica de la Señora Gizela y su comentario con referencia al comienzo de curso, que convertí mi cueva en un aula, y yo pretendiese lo que no soy.

Nada tengo contra los profesores, todo lo contrario, más que nunca hoy necesarios para hacer de este curso 2013-2014 un campo de batalla donde la crítica y el intelecto, recuperen su sitio en la enseñanza, y donde se anime al estudiante a ser curioso e insatisfecho, hambriento, activo y original en todos los aspectos.

Las artes y las lenguas, están siendo menospreciadas en este robo de bienestar al que nos están sometiendo los potentados y sus políticos, no lo hacen aleatoriamente, saben que en ellas reside el germen de todo inconformismo, de la locura humana por que triunfe lo humano sobre los humanos.

A pesar de mis comentarios, no tengo ni idea de lo que escribo, en el sentido amplio, es solo una entrada, cualquier vero erudito con leerme lo intuye; pero no es menos cierto por ello mi experiencia con Catulo y la suya conmigo.

A Usted si que le deseo buen comienzo de curso.
Suyo, Z+-----

Gizela dijo...

Buenas tardecitas!!
Uyyy hoy es día de hablarnos a nuestras espaldas jajaja!!!
Mutuamente, nos acordábamos uno del otro, por cosas dichas jajaja!!

Me volví a leer
Yo no hice una "critica" ¡Dios me libre! jajajaja
(Eso me pasa, por no aprender a mantener mi lengua quieta y quedarme calladita jajaja)

A ver si me remedio, sin meter más la pata jajajaja!!!

Mi metáfora del profesor de literatura, se refería sólo a todas las lecturas, que a MUY BIEN hizo, para enriquecer esta entrada, y que YO, no hago nunca, por floja y por un poco bruta!
Si sonó a critica, será que soy más que un poco bruta y no supe expresar, que esta aprendiz admira un trabajo así!

Y me voy...que a veces, en intentos de remedio...lo enredo todo más....

Besossssssss...en sacro silencio!

Señor De la Vega dijo...

Mi querida Señora Gizela,
Me sirve su último comentario para volver a Catulo, y es que la labor de traducir, no acaba jamás de ser una mirada, una entre infinitas, y quizás ninguna acierte jamás el color de los ojos del autor, ni el objeto mirado.

Nosotros Usted y yo, hablamos igual idioma, y en su último comentario se excusa que, donde yo leí una crítica (no dije que fuese mala), usted no enjuiciaba, sino que le dio pie para, usando unas metáforas, expresar su admiración.

Sea como lo explica Usted, la autora de lo dicho o yo, el traductor del mismo, cualquiera que leyese el comentario analizado, tendría las herramientas, para discernir si lo escrito se ajusta a lo que deseó decir Gizela o a lo que De la Vega interpretó del mismo. Incluso podría darse el caso, que el autor/a a veces, sin querer, errase en el uso correcto del lenguaje, y transcribiese fatalmente su propio pensamiento, nos ocurre a todos; y cuando no sucede, pocas veces consideramos lo ambigua que resulta la escritura, donde incluso una coma, lo puede cambiar todo.

En el caso de Catulo, origen de esta entrada, ni tenemos la maestría ni conocimiento de la lengua que usó, ni somos duchos en el lenguaje poético de hace más de dos mil años, y por supuesto, somos ignorantes de las verdaderas circunstancias de su vida; pero aunque fuésemos un lector contemporáneo de Carmen 16 y amigos del joven poeta, podríamos haber entendido en sus versículos una amenaza y grave ofensa; aunque luego, tal vez, el propio autor lo hubiese explicado con sonrisas, como una vulgar metáfora con soez lenguaje; para hacer metapoesía usando las risas cómplices sobre su carmina besucona; no sería descartable, considerando que las personas objeto del agravio eran leales compañeros y amigos.

Besos y Suyo, Z+-----

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, Señor De la Vega:

Gracias por la lección magistral. Creí que me apreciaba como yo a usted, y veo que quiere que se me ponga cara de libro (diccionario de inglés).
Ya le dije que sé muy poco de ese idioma, como de todas las cosas.
De los poemas nos quedamos lo que va con nuestro estado de ánimo o aquello en lo que nos sentimos reflejados.
Y los poetas, en sus escritos se dirigirán a su musa como acostumbren a hacerlo.
Le dejo una canción del Catulo de Paula, brasileño.

Saludos.