"...tengo una alfombra de jornadas y el tiempo hecho pelusa, de tanto enredarse en esa sensación pegajosa de la nada."
Comentario poemado de Noviembre 2008, escrito por J. de la Vega Z+-----[Poemas bajo tu balcón]


Aquí esgrime el Zorro+-----[SoneZtosII]+[PoetiZandoFeisbuk]+[LaSima de los Vuersos]+[DiarioÐLolita]+[Balcones]+[ZVisión+-]+[MemoriasLiteratura]+[Ilusiones]

*

Estado del Mundo en Guerra- Abril 2009

Hace unas semanas, decidí [pasar lista, al mundo en guerra], mi intención era ser consciente de la extensión y profundidad de los conflictos armados y crisis que golpean la tierra, siendo capaz primero de [situarlos en el mapa] y seguir a golpe de noticia, las acciones violentas organizadas, que los asolan, porque excepto en casos excepcionales no se hacen visibles en el mass media, son un parpadeo de las agencias y solo quedan incluidos como noticiables dentro de la media regional donde el hecho afecta (dependiendo de la libertad de prensa que gocen) y hay que recurrir al análisis de las organizaciones de defensa o contrainformación alternativa, incluidas las crónicas de organizaciones humanitarias que trabajan sobre conflictos o emergencia en el terreno.

Cometí un error, porque desde esa entrada, me ha influido este seguimiento negativamente. Pensaba encontrar la inspiración para la escritura, sobre las guerras que asolan el mundo y de este modo denunciarlas con más fuerza, y la inspiración ha sido eliminada por la metralla de los hechos.
El mecanismo que nos hace un día empáticos con la tragedia ajena, tiene resortes químicos emocionales muy concretos.
Aun así, persisto en mi empeño y buscaré el modo, de catalizar la reacción en un futuro.

Me gustaría escribir sobre el crimen atroz que está sucediendo en Sri-Lanka, han sido cientos de miles las personas secuestradas en un cruce de fuegos, y que sufren indiscriminadamente, por bombardeos, por heridas, hambre... el gobierno solo busca la derrota total de la guerrilla Tamil y se ha deshumanizado hasta un extremo incomprensible, como si el fin justificase todo, incluso el fin del fin que se alcanza. Conozco gente allí, y no entienden lo perverso de lo que ocurre, pero lo peor es lo invisible y no tengo ojos ni palabras para ello. Y sin embargo, esos cientos de miles de huidos, desplazados, al contrario de lo que pueda parecer, no son único ejemplo masivo del horror, en este mismo instante que escribo, sucede igual en el Congo y por casualidad de una ley de males, las cantidades coinciden; y necesitaría hablar de ello, pero cómo no escribir entonces también, de Afganistán y Pakistán, ambos uña y carne, donde territorios frontera como el de Baluchistán y otros, se convierten en bunker donde solo habla la guerra y no la prensa, siendo el único acercamiento de la OTAN y USA, las razias y las bombas.
Y así mi lista se hace intragable y no escribo de ninguna, solo las sigo, las sitúo en mi mente y en mi lista, como un zombi, para que no se escape ni un intento de atentado en Lesoto al Presidente o dos militares muertos en Chechenia, o la última masacre de la guerra de drogas en México, o los conflictos de Moldavia o la toma de cuarteles en Bangladés, o los enfrentamientos en Irian Jaya...
Ya sigo a [63 estados con violencia o guerra armada] dentro de sus territorios (un tercio de los que existen en el mundo) y al menos 96 conflictos dentro de ellos de orden territorial o político diferenciados, que necesitan la comprensión del hecho específico y sus actores. Si además sumamos países terceros implicados en la guerra como agresores o cómplices, más atentados de grupos terroristas y mafias armadas etc., seguramente llegaríamos a más de la mitad del planeta tocado por violencia organizada, y eso es lo que reconoce mi minúsculo y miope ojo observador, con mirada sesgada.

Estos días, leía un post en [el blog de Merche], que reclamaba atención sobre las palabras derramadas por una Iraquí amiga suya, que escribe en el blog "Arabwomanblues", esta vez su entrada en inglés se llama ["Saturation"], esta iraquí que se hace llamar Layla, explica con innegable belleza en la palabra y desesperanza de fondo, que está saturada de muertes, bombas, secuestros, detenciones, asesinatos, angustia, números... que la palabra 'bastante' ha perdido su valor, de hecho que la misma palabra 'suficiente' ('enough') se ha extraviado en su tierra, por su significado insuficiente.
No olvidemos, que durante estas últimas semanas, ante el cambio de escenario militar por parte del invasor EEUU, las facciones violentas de su país, están demostrando su poder más miserable (en la capacidad de generar masacres) para ganar fuerza política y cada día, ofrecen un atentado más sangriento y más asesino, ante la impotencia del ciudadano, del desgobierno y del indiferente mundo. Cuando la muerte se nos antoja demasiado, parece que para los criminales, nunca es suficiente, y también a eso los inocentes nos acostumbramos mudos.

Al leer la entrada, me vino a la mente, un [texto mío del 12 de Marzo 2004], cuando estando muy distante de Madrid intentaba expresar en una reflexión escrita y por email, el día después al [11-M], lo que sentía, a mis amigos y familia. Esta mujer iraquí, vive una similar matanza cada día en su ciudad, por lo que no me puedo extrañar de sus palabras.

Y me hago una pregunta: ¿cómo me sentiría yo en su piel? Y mi respuesta es, qué no quiero sentirme en su piel. No quiero ser ella. No quiero que nadie lo sea.
Siendo lo que yo deseo, lo que Layla pide, porque ella repite que le gustaría imaginarse otra, no pensar en lo que piensa, no sentir como siente, no vivir como vive, no soñar como sueña, no escribir como escribe.
Y esto lleva a un razonamiento que parece obvio: de las guerras nadie que las haya vivido, mereció esa escuela, nadie merece esa falsa enseñanza en sus carnes, esa tortura, ese destino.
No hay proceso de maduración personal en una guerra y sí de aniquilación profunda, de anímico escombro, de continua perdida, de involución personal, de agonía por todo.

Lo aprendido en las guerras y violencias armadas, fue siempre un contar de perdidas en: vidas, cultura, patrimonio, naturaleza... pero sobre todo un retroceso, un desaprender social y humano, si comparamos a los hombres y mujeres de antes del conflicto, con los despojos que nos deja, personas que en parte habrán dejado algo o todo de su salud, corazón, amor, felicidad, confianza, dignidad, ilusiones, fuerzas, futuro. Y muchos de ellos, lastrados con un recuerdo pasado que les acompañará como una losa hasta la suya.

En un [comentario poemado, dedicado a Layla], le auguraba con optimismo, que un día, el amor crecería enorme en su persona y la paz ganaría su tierra.
Y eso, lo dije de corazón, creyéndolo, pero también es cierto, que yo lo tengo todo bien aprendido porque, no estoy viviendo una guerra, ni la he pasado, ni quiero que me pase.
Y a veces deseo, no saber que la está pasando nadie, porque no sé que hacer y me siento nada, ni siquiera la buena palabra que pretendo.

J. de la Vega Z+-----
Foto: [Guernica] pintura de Pablo Picasso, el título se refiere al [bombardeo sobre la población de Guernica], un mísmo día como hoy 26 de Abril, del año 1937.


Comentarios de J. de la Vega Z, relacionados con [GUERRA EN SOMALIA Y PIRATERÍA]

.

Safe Creative #1005226359054

19 esgrimieron la palabra +-----:

REIKIJAI dijo...

Mi Querido Señor de la Vega,"La Paz reinara en el Mundo..."Muchos pensamos como uds.Buena Semana.Besitos.Silvi.

Silvia_D dijo...

Has definido tan bien la sensación que siento ante tales atrocidades que podría haberlo escrito yo (no tan bien, claro). La impotencia, lo pequeña que me siento, el no entender nada y pienso que no hay justificación alguna para siquiera una sola gota de sangre derramada.

Yo quisiera ser optimista, pensar en un futuro mundo feliz y equitativo, pero, me cuesta siquiera soñar con tal utopía y ... no, no quiero ser ellos, no quiero que mis hijos, mueran de hambre o por pisar una mina... no quiero que a nadie le pase eso.

Triste, tu entrada Zorrito, aunque necesaria, esconder la cabeza, tipo avestruz, también es ser un poco cómplice.

Besos dulces, hoy y una sonrisa para contrarrestar tanta amargura

Bolero dijo...

Todos absolutamente todos somos complices de todo esto, salirse por la tangente es de cobardes, y siento como tú, y no quiero que nadie tenga q escribir sobre estas tristezas q ni tan siquiera podemos llegar a imaginar.
Hay cosas que el ser humano nunca debría experimentar una de ellas es la guerra
Pero yo q soy de caracter pesimista, creo q nunca acabarán, nunca, pq el ser humanao es capaz de hacer lo mas grande pero a su vez lo más miserable

muakkkkkkkkk

Gizela dijo...

He disfrutad de mi tardío, café y desayuno, junto a su entrada (las sabanas hoy se pegaron a mi cuerpo)
Todos algún vez nos hemos preguntado sí existe algún camino para evitar los estragos de la guerra.
Existe un bello intercambio epistolar entre Einstein y Freud,a raíz de la primera guerra mundial.
Einstein le pregunta al padre del psicoanálisis, como las manipulaciones, las maniobras de los gobernantes, la de los medios de comunicación, logran despertar en el ser humano el entusiasmo salvaje, que los lleva a matar e incluso a sacrificar su propia vida, defendiendo ideales basados en la violencia.
Se lo pregunta a Freud, intentando encontrar respuesta a su propia respuesta: el hombre tiene dentro de si un odio y un apetito de destrucción permanente, en un estado latente y emerge en circunstancias inusuales.
La respuesta de Freud es la misma que se dio a si mismo Einstien, solo que sustituye la palabra apetito por pulsiones emocionales.
Freud habla de dos tipos de pulsiones: la erótica y la pulsión de agresión.
La primera quiere conservar y unir, la segunda, destruir y matar.
Amor y odio, la atracción y repulsión de la física.
Ni una ni otra actúan aisladamente, sino que cualquier actividad humana es el resultado de sus interacciones. Hasta es posible que una idea erótica (basada en el amor), nos lleve a cometer las mayores crueldades. Matamos para sobrevivir y matamos por amor.
Las religiones,entrarían como ejemplo de esta conclusión.
Freud como respuesta para combatir la guerra habla de dos aspectos según él muy importantes: el primero, cultivar la pulsión erótica entre los hombres, afianzar los lazos entre ellos. Lazos que son de dos tipos: vínculos sin metas sexuales, es decir, el amor fraternal, el "Ama a tu prójimo como a ti mismo" y la identificación. La existencia de sentimientos comunes establece según él, la base del edificio de la sociedad humana.
Y el segundo: tener un especial cuidado en la EDUCACIÓN cuyo fin sea el formar de una generación de hombres de pensamiento autónomo y no amedrentables, defensores de la verdad para conducir a las masas.
Aquí llego yo con mis propias conclusiones nada científicas, únicamente cimentadas de mi observación y propia experiencia. Tanto sobre mi persona como sobre el ámbito de influencia que irradio.
La Estupidez humana, se repite. La gente olvida la historia con mucha rapidez.El egoísmo, la avaricia, la falta de solidaridad, el odio., la mezquindad, son características humanas que están ahí, en la historia, en el presente, y la única manera que siento, se puedan suprimir de un futuro, es a través de la educación para la Paz, para la Solidaridad
Escribir, hablar, sobre crímenes de guerra. Sobre la violencia, el hambre, la injusticia.
No permitirnos a nosotros mismos y a nuestro entorno, perder la capacidad de asombro, ante el horror que genera, la No Paz en todos sus aspectos.
Tengo en mi mente y sobre mi piel, el terror que sentí cuando el 11 M. Vivía en ese entonces en Venezuela, pero aquí ya hacían vida, afectos que tomaban ese tren todos los días. Hoy escribo este comentario y mi piel se eriza recordando, cuan torpemente, intentaba teclear los números de teléfono, rogando escuchar respuesta salva del otro lado de la línea
Me encontraba con mis hijos, en Estados Unidos, cuando el atentado de las la Torres Gemelas.
Recuerdo que en ambas situaciones, después de comprobar que los míos no habían sido victimas, lo primero que cruzó mi mente, fue proteger a los niños del horror que se estaba viviendo. Pero después reflexioné y decidí que lo vivieran en carne y sentimientos.
Cuando el 11 M, prácticamente los obligué a seguir todos los noticieros y documentales posteriores que surgieron en la televisión.
Cuando lo de las torres, salí a la calle con ellos, me senté en cafeterías, donde la gente lloraba el sufrimiento colectivo. Lloraron ellos mucho, y yo lloré por los muertos y por sus lagrimas..
Y para nada quedaron marcados negativamente, no necesitaron psiquiatra, y sí saborearon el amargo dolor de la violencia.De alguna manera,siento les inculque, en esos momentos que guardan en su inconsciente, que la violencia, únicamente deja dolor y horror, no importa donde, ni porque.
Ciertamente los medios de prensa, muchas veces solo en un pequeño parpadeo, relatan conflictos y destrucción en partes lejanas de este mundo. Por eso, en la oportunidad que tengo de recibir notificaciones de algún organismo internacional, denunciado una atrocidad, me vuelvo maniática del "copia y pego" haciendo reenvíos a cuanto amigo y conocido tengo en mi lista de mails. Hay quienes supongo ya no abren mis correos, pero también hay quienes responden asombrados y comentando.
Yo no soy escéptica sobre un futuro sin violencia. Creo que la difusión, la información de prensa y la particular que cada uno de nosotros pueda hacer, y como ejemplo pongo este Post, logra cometidos en pro de la concientización.
Siento que la humanidad camina hoy mucho más que anteriormente, hacia una “conciencia creciente” de la realidad socio cultural imperante, y esa conciencia, permitirá a la humanidad transformar la realidad que hoy vive.
Percibo despertares, donde antes no había conocimiento y estos, están generando una matriz de opinión más humanitaria, y menos mezquina
Fue bonito despertar con sus reflexiones, que siempre sacuden mi espíritu, de manera positiva
Muchos cariños y feliz semana para usted y sus lectores.

Señor De la Vega dijo...

*REIKIJAI, mi Señora creo que una gran mayoría acepta esa teoría del reinado de la paz.
La cuestión se polemiza, en el cómo:
- Unos aseguran, que ocurrirá cuando el ser civilizado la conquiste.
- Y otros, que la Paz triunfará, cuando desaparezca el hombre.
Yo aún estoy entre ambas decidiendo, suyo e igualmente muchos besos, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

*Silvia_D, no deseaba poner a nadie triste con mi entrada, pues son reflexiones íntimas, en las que siempre me cuestiono, y cuestiono por momentos, la validez del pensar y esgrimir del verbo.
Y para recuperarme lo combato simplemente, escribiendo y pensando.

Usted con sus playas en Baleares, tiene motivos para disfrutar un mundo feliz cada día. Las de Ibiza me recuerdan a un filósofo, Walter Benjamín, que en los años 30 desde esas calas, escribió cuentos y seguro que se fumó ingente cantidad de petas filosofando en sus playas.

El joven Benjamín, (judío él) fue feroz crítico de Hitler y rechazó el sionismo. Y deseando ir a la Gran Guerra, cambió de idea al sufrir el suicidio de dos íntimos amigos. A él, se le atribuye alguna frase que en esta entrada especialmente ilumina "Sólo por nuestro amor a los desesperados conservamos todavía la esperanza".
A mí, que como sabe, me defino en ser palabra, me gusta también otra suya que dice: "El hombre se comunica en el lenguaje, no por el lenguaje".
Por lo tanto seamos besos dulces y sonrisas cada vez que podamos, Suyo, Z+-----

§♫*€lisa*♫§ dijo...

de la vega

guernica es el único cuadro que me gusta de picasso
siempre me ha parecido una expresión premonitoria y muy potente

un saludo de luz pa'usted
que pase un excelente lunes!!

El Titán dijo...

Yo a veces me pongo a pensar: la guerra no será necesaria? no será una treta del universo para mantenernos a raya? para que no contaminemos el resto del cosmos?

Yo, igual, Amo la paz y espero ver el dia-lo dudo, dudo de que llegue-en que las armas sean un mal recuerdo...

Suyo, El Titán...

Señor De la Vega dijo...

Bolero, comienzo por lo último, como podrá leer en mis anteriores comentarios, todavía no he definido mi postura, porque es verdad que somos lo más grande y miserable, y con esos extremos no existe un equilibrio.
Y la media en cuestión de vidas no nos vale.

Leyendo un libro poético, bello en sus metáforas: El apocalipsis.
En su capítulo 6 versículo 8, nos habla de un Jinete al abrir el cuarto sello, en estas palabras "Miré, y vi un caballo amarillo. El que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades lo seguía: y les fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad y con las fieras de la tierra.".
Con este, mi señora, se completaban las plagas constantes y conocidas de los hombres: Guerra, Hambre y Peste.
Hoy sabemos del 'Hambre', no es predicción futura sino presente, de las 'Guerras', presencia constante en la historia de los pueblos, de las 'Pestes' nunca abandonaron, algunas viejas como la Malaria y otras actuales como el Sida, para demostrarnos que somo frágiles y nuestra ciencia lenta y para ricos.

¿Y sabe una cosa?, se equivocaron en los porcentajes los profetas, ocupa más que una cuarta parte la tierra expuesta a la muerte, llevada por jinetes todos evitables, todos con sellos, que hoy llaman dinero.

Como verá, ni el pesimismo apocalíptico es opción, porque resultamos siempre benévolos imaginándolo y la realidad no profética lo supera.
Y el Cordero sin balar, solo aúllan los Lobos, casi mejor así, a los cánidos los conozco, ya los he visto.
Y también la profecía es sesgada, porque entre espadas de muerte, siempre hay espacio para amores, bondad y nacimiento, entre justos e injustos, (algo que somos todos).

Besos y abrazos, desde mi cueva de profeta, yo ya le auguro ;-) Z+-----

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué gran proyecto el inicial y qué gran entrada ésta, querido Señor de la Vega. Tarea inmensa a sus espaldas, porque el mapa de la guerra invade, por víctimas y culpables, todo el globo terráqueo.
Y, además, cada uno con su guerra a cuestas.
Saludos.

IndeLeble dijo...

Huy que dificil opinar , aunque son sus opiniones y muy respetables y creo coincidir en todas ...Hay un mundo muerto de antemano sin guerra de misiles sino se hambre por las grandes potencias y eso genera mucha impotencia y hasta puede generar odio, es dificil vivir en un mundo así tan poco equitativo...Pedir paz a los mas oprimidos ? O a los siempre oprimidos mas sumisión ?
Sería muy larga la dialéctica que justifique la paz y la guerra, o la no paz y la no guerra .
Un beso grande !!

Señor De la Vega dijo...

*Gizela, mi Señora, le agradezco su comentario, que me permite utilizar sus razones con mecanismos parecidos a la teoría del psicoanálisis, es decir cualquier elemento introducido, incluso los que pudieran cuestionar mis argumentos, los incorporo para revalidar mi tesis. ;-)

No hay duda, de la capacidad del Señor Einstein en física teórica y del Señor Freud en la interpretación de sueños, ambos con una inteligencia deductiva muy superior a la media, aunque es verdad que ellos nunca desaprendieron por sufrir la guerra en su crudeza, tuvieron la suerte de esquivarla, aunque en el caso de Freud su posición durante la Gran Guerra, donde participación sus tres hijos, fue de una complicidad apasionada, escribió "Entrego mi libido a Austria-Hungría" y en ese estado saludaba las victorias como suyas.
Cambiará su posición radicalmente sobre los conflictos armados, pero ni él, ni el físico los sufrieron directamente como otros, y ya el exilio fue un pago que no creo, que ninguno de los dos terminase de saldar, a pesar, de ser afortunados como refugiados y considerados élite intelectual en los países de acogida.
Algunos historiadores aseguran que Freud, escribió más de 20.000 cartas (hoy sería un inigualable bloguero y defensor de la red), y en ellas mantuvo relación con muchos personajes y algunos tan interesantes como Romain Rolland, notable pacifista y de una admirable visión humanista para su tiempo, que seguramente tuvo sobre él, gran influencia.

Y sí, yo creo que Freud y Einstein, hicieron justo lo que se le pide a una persona que comprueba el efecto de la guerra en los que la sufren, aprender y difundir, de la pérdida que la guerra significa para sus víctimas. Se observa esto gradualmente en la evolución de Einstein al pacifismo y los argumentos freudianos sobre la guerra.
Nosotros igual que Freud señora, pensamos que es mejor saber y mostrar los descarnados efectos de la guerra y la violencia, para evitarla. Y desde este punto de vista, entraríamos mentalmente en el relativismo de Einstein, lo que para el observador es un hecho del que aprender, puede significar lo contrario para el observado. Puesto que nada aprendemos en sufrir directamente la violencia o la guerra, nada bueno, porque aprender a deshumanizarnos, yo no lo llamo aprendizaje. Cualquier guerrero sabe, cual es la forma de sobrevivir en la guerra, matando al enemigo. O lo aprende o muere, mejor lo va aprendiendo más eficazmente mata. Se sobrevive a lo inhumano, deshumanizándose más. Los no guerreros sobreviven a base de ir despojándose de dignidad, estima y/o creciendo en odio. El victorioso es por supuesto víctima y verdugo.
La enseñanza gestada en el seno de la guerra o violencia, como comprenderá para mí, no solo es nula, sino que es negativa, recesiva y repudiable.
Desde fuera, las cosas se pueden observar diferentes, desde los órganos de visión exógena, vemos los mecanismos perversos y el dolor, las perdidas de la víctima, y manteniendo nuestra humanidad sin ser víctimas directas, somos capaces de establecer mecanismos de prevención para un futuro, y como usted menciona, esos mecanismos, consistirían en una educación contra la violencia, creando posiciones anti-belicistas y deseos de Paz.
Pero también y por contra, se puede evitar ver a las víctimas y solo ver en la guerra, la imagen de los victoriosos y envidiar sus botines, su ideales, su poder, su orgullo. Y llegar a admirarlos y/o hacerles la guerra, para conseguir sus triunfos.

En esas cartas con Einstein, Freud subrayó que el desarrollo de la cultura es siempre un modo de trabajar contra la guerra. Pero es notable su escepticismo en el uso de los avances científicos y culturales, con objetivos pacíficos. Razón tenía, en ambas posturas. No hay mejor ejemplo que Internet, desarrollada por y para los militares, durante la guerra fría, y que hoy nos permite entre civiles, extender la palabra como nunca y oponernos a las guerras y unir al hombre, si queremos.

Pero como verá, no es materia el pacifismo, ni de escuelas ni de doctrinas nacionales. Muy al contrario, vivimos en unas sociedades donde la defensa con las armas, no es cuestionada por nuestros estados, el uso de la fuerza rodea nuestro mundo mediático y visual, lo que se censura es el sexo y no la violencia, y como menciono en mi entrada, los conflictos mundiales se minimizan cuando no atraen audiencia, como si no existieran.

En la violencia que consumimos, nos tratan como 'violentos pasivos' buscando nuestra identificación con los victoriosos y con los que la usan, como defensa preventiva o para evitar males mayores que siempre acechan. Quieren que traguemos el humo de la guerra, como inevitable fumata, y en verdad la tragamos en aplastante mayoría, para acabar proclamando "habemus bellum".

El dejar que sus hijos, Gizela, fuesen conscientes de lo sucedido, durante las masacres que hemos presenciado en los últimos años, me parece muy ilustrativo sobre lo que digo, aprender de la pérdida en los que lo sufren como víctimas, es lo que debemos hacer, siempre que podamos, en lugar de ignorarla.
Y así comprender que desde nuestras posiciones debemos oponernos a permitir crear más víctimas en nuestro nombre.
Es todo lo contrario a llevar a nuestros hijos a un desfile de victoria militar, aunque represente los fundamentos sobre las que se funda nuestra nación o estado.
Como, otro ejemplo trágico, el ver esas muestras de orgullo/respeto por el soldado desconocido, que lo dio todo por la patria, ya que, no es un elogio a la víctima, sino una representación manipulada de la infamia, que sufrió entre otros, el mismo soldado desconocido. Y al que con errada conciencia se le erigió una estatua. Y luego los mismos que le matan por activa o pasiva, le llevan flores.

Por otro lado, ojalá, se matase solo por supervivencia o amor, si fuese así, se reduciría el número de muertes a un porcentaje muy bajo. Yo no lo creo, e incluso suponiendo válidas esas únicas pulsiones freudianas, para el individuo, disiento en que esos conceptos sean extrapolables a los pueblos, gobiernos, estados y sus dirigentes.
Desde un despacho, por ejemplo, no se ordena la muerte de los propios y ajenos, por supervivencia o amor. Aunque esos términos sean usados en el panfleto que leerán delante de los medios, como maquinaria propagandística.
Los juegos de guerra, intentan manipular la conciencia y subconsciencia social, pero no son dirigidos ni por lo uno ni por lo otro. El Superyó, definido por Freud, encarnado por el presidente Wilson , donde un ideal insensato somete al yo, y empuja el sujeto al sacrificio. No requería un sacrificio del Presidente, sino de la tropa y los enemigos. Y las razones, para abandonar su neutralidad en la Primera Guerra Mundial, fueron en mi opinión bien diferentes a un ideal de Paz, aunque le diesen un Nobel, que en este caso, en mi opinión, no se merecía, y sí muchas repulsas a su intervencionismo en el continente Americano y su visión elitista y moralista del mundo.

Bueno, dejo de escribir y tomaré ahora otro café, lo aguaré, para relativizarlo un poco, después que ya lo hice con personajes tan influyentes e históricos.

Besos mi pacífica Gizela, como habrá leído mi personaje, no lo es, pero lo estoy educando, letra a letra.
Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

* §♫*€lisa*♫§, a mi Señora, de la pintura de Picasso, es de lo que más me gusta, me parece extremadamente innovador el modo y todo un alarde de expresividad entre lo abstracto y el realismo.
No deja indiferente, seguro.
Ojalá tuviésemos una obra así de representativa en calidad, por cada masacre ocurrida y/o guerra, para no olvidarnos nunca.
Besos gracias mi luz, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

El Titán, usted piensa como un Titán, es decir gigantéscamente.
Estoy de acuerdo, en que todo lo que vemos, oimos y soñamos es una treta del Universo, y que todos en el cosmos no estamos apartando del resto.
Su visión armamentística, es más terrena. Pero considerando la memoria selectiva de los hombres, el día que desterremos las armas, ese mismo día, las echaremos de menos.
Pacíficos siempre, menos contra el Olimpo,
Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

Pedro Ojeda Escudero, gracias por el ánimo.
Y acertada razón la suya. En realidad se contarían con los dedos de la mano, aquellos países donde las víctimas o culpables no apareciesen. Pero yo confío en que alguno haya.
En lo personal, cada uno guerrea, aunque no todas las guerras de nuestro ovalado coco, son sangrientas.

Le confiaré un deseo, quizás un próximo reto, sea hacer una hermosa lista de los países en el mundo que se libran de la violencia sistemática y organizada. Sé que no ocupará mucho, pero la tarea de selección y búsqueda, será ardua, difícil y muy muy gozosa.
Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

IndeLeble, gracias por la coincidencia, aunque me gustaría equivocarme y que las cosas fuesen más tiernas, más buenas, más dulces.

Es cierto, los misiles y los disparos, matan a veces mucho. Pero en relación a las muertes que acompañan, por ejemplo a la guerra, refugiados, enfrentamientos étnicos, conflictos políticos, y control sobre recursos y comercio... por hambre, enfermedad y falta de seguridad... en relación a eso, el porcentaje es mínimo.
En la tabla sobre las guerras, podemos ver, por poner el ejemplo más claro, que en Congo, se estiman más de 3.500.000 de muertos. El año pasado en conflicto armado y bajas contabilizadas en razias por los grupos que intervienen, solo 2.561 y en lo que llevamos de año 400. Pero cualquier organización como MSF, le dirá que son seguramente decenas de miles los muertos a causa de la guerra en la población civil entre el 2008 y 2009.

Sobre pedir Paz a los oprimidos, entiendo sus preguntas. Y a pesar de todo, mi respuesta es sí, tenemos que pedir Paz a todos. También a los que están sufriendo flagrante injusticia.
La violencia es un círculo, y si se recompone en la venganza, cualquier esfuerzo será inútil.
Pero la resistencia pasiva, en búsqueda de la paz no es necesariamente sumisión y sí lucha.
Un beso mi señora, Z+-----

Gizela dijo...

En todo lo expuesto por usted en su respuesta,estoy de acuerdo.
En el libro ciertamente,se palpa según los estudioso del tema, la febrilidad con que Freud vive la guerra y sus victorias,pensando en que Austria-Hungría, ganará con sus tres hijos enrolados en ella.
Pero también dicen, que “entregar su libido” enmarca el dolor por abandonar su tierra y adentrarse en el exilio,lo cual para él,fue algo así como la muerte.
Pero para mí no hay contradicción negativa.
Si fue la influencia del humanista lo primordial para hacerlo cambiar de opinión,casi que siento mayor alegría.
Otorgo gran valor al arrepentimiento,al al volver sobre los pasos, admitir errores con enmienda.Siempre le he sentido como parte de la esperanza
Para Freud la guerra era centro en su vida.
La considerarla el efecto primordial de su “pulsión muerte” Para él,no hay amor sin odio,no hay hay odio sin amor.Su teoría nunca abandonada, era que el amor de hermanos,si no se se sublimiza hace que uno destruya al otro. Los dos hermanos son dobles, tienen el mismo padre y la misma madre,y se los disputan entre los dos.
Dos naciones son también dobles y se disputan la misma tierra, los mismos minerales,los intereses económicos,la misma necesidad de infligir poder y dominación, de sentir la misma victoria sobre el otro.
La cultura para él, era la forma de sublimizar esas pulsiones que viven en el hombre.
Freud estaría muy de acuerdo hoy, con su post y con los anteriores, donde usted reflexiona y expone la violencia de todo tipo.
Porque igualmente el hambre, la indolencia ante el sufrimiento de otros,es una pulsión de muerte, es también una guerra.
Sus cartas siempre tenían como objetivo escuchar y hacer hablar a los hombres que él consideraba, testigos privilegiados del acontecer, por su intelectualidad
Para Freud era siempre mejor que el hombre, estuviese enterado, que supiera.
Yo también opino, que informar de conflictos que siguen generando odio en el mundo, a espaldas de una mayoría no informada,son pasos hacia la concientización. Y aun cuando coincido perfectamente con usted, sobre el hecho de que oficialmente,nadie se ocupa de la educación para la paz,y la pulsión muerte, late fuerte.
Siento luz, en esa paradoja de que la tecnología,sirve para ambas causas,ya que en el caso de Internet, está abriendo puertas, que antes no tenían cerraduras.
Igual sucede con las televisoras y radios, comunitarias y pequeños medios de prensa, al masificarse la tecnología y abaratarse por ende los costos y la posibilidad de surgir.
Como ejemplo de mi argumento le puedo decir, según propia experiencia que en dos cortos días,usted,Sill,y Catalina,en sus respectivos blogs,han provocado, una vez más,que hable conmigo,que lea y reflexione sobre asuntos importantes.
Igual efecto se multiplica,en el resto de los lectores de los tres blogs, en este caso.
Y hablo del efecto en mi pequeño mundo.Pero sabemos que hay muchas más manifestaciones de ese tipo, que al igual que ustedes, en estos días,reproducen ondas de conciencia y reflexión,en sus respectivas aéreas de influencia.
¿Que no se acabaran las guerras ni las injusticias por ello?
Por supuesto que no, pero creo sinceramente, se van sembrando semillitas,que algún día serán árboles, extendiendo con buena sombra la verdadera justicia.
Así como paso a paso usted enseña a su personaje, como paso a paso yo aprendo, así paso a paso, siento habrá aperturas de conciencias
De ahí mi apego y admiración, a este blog. Yo he experimentado en alma propia, como se ha agudizado mi mirada en el humanismo,a través de sus post, que me regalan la oportunidad de hablar conmigo misma y con mi entorno, sobre realidades antes desconocidas.
Y esto lo digo con toda la seriedad del caso.
No estoy siendo cortés,mucho menos cariñosa.
Besos para usted también.
Y gracias por esta oportunidad de nueva reflexión,en su respuesta.

REIKIJAI dijo...

Mi Querido Señor de la Vega.No desapareceremos de este mundo...Sino para que el mundo...¿??Nosotros tratemos de vivir en Paz y Armonia...eso es fudamnetal.Pase a desearle un Feliz Día ... ¡!!Besitos.Silvi.

pato dijo...

Duele , tal vez algún dia el mundo sea un paraiso !